¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La familia de Molina clamó que es “inocente”

La pareja y la madre de Jesús Molina, uno de los condenados por el crimen de “Marito” Maciel ocurrido a la salida de Sol Disco, clamaron la inocencia de su familiar, que por el momento continúa alojado en los calabozos de la comisaría Primera y aseguran que los testigos mintieron durante el juicio. El abogado que los representa, Diego Araujo, apeló la condena de 20 años que le otorgaron los jueces y aguardan la resolución de la Cámara de Azul.

Mariana Cecilia Panarolo, pareja de Jesús Molina, explicó que “desde que empezó el juicio hasta que se terminó hubo muchas mentiras, no hay cosas claras”.

Y recordó que a las dos semanas que lo encarcelaron en 2013, imputado del homicidio, lo liberaron por falta de pruebas en su contra. “No había pelos, huellas, sangre, ni nada que lo incriminara, por eso le dieron la excarcelación hasta el momento del juicio. En todo momento él se presentó, nunca se negó. Tuvo una conducta intachable”, remarcó.

 

“Sabemos que

es inocente”

“Lo que queremos transmitir a la sociedad es la inocencia de él. Nosotros sabemos que es inocente, porque incluso nos dijo que ni siquiera tiró una piña en la pelea. Ahora el abogado apeló porque no se puede meter presa a una persona 20 años cuando no hay nada que lo incrimine, solamente por una mentira de que él estaba cerca del cuerpo y no se lo vio con un arma, con nada”, argumentó. Y explicó que en el lapso de 20 días desde que apelaron recibirán una respuesta desde Azul.

“Nosotros queremos justicia porque sabemos que dentro de la Fiscalía hay corrupción”, lanzó.

En tanto, María Isabel Iriart, la madre de Molina, admitió que no esperaban que fuera condenado, debido a que llegó al juicio en libertad por falta de pruebas.

“Sabíamos que Marcela Aranda (hermana de la víctima) le estaba pagando a los testigos para que dijeran lo que ella quería. Ella llevó a la testigo protegida y esa mujer basureó a los jueces, al fiscal, al abogado y le creyeron igual”, cuestionó.

Y agregó que “Marcela Aranda quiere encontrar culpables donde no hay. El culpable está preso, se llama Matías Concha, que fue a la comisaría Segunda estando yo, y me dijo: ‘Vieja viste la cag… que me mandé, la vengo a pagar´. El se presentó y dijo que lo había apuñalado al chico”.

A su vez, la mujer cuestionó que en un primer momento Concha no vinculó a Molina en el crimen y posteriormente sí lo hizo.

“Sólo le creen a Concha y a la testigo protegida. De todas las personas que atestiguaron no hay nadie más que diga que mi hijo lo apuñaló a Marito, y aseguro que mi hijo jamás salió a la calle con un cuchillo”, aseguró.

Por su parte, Mariana Panarolo afirmó que el día del homicidio, su pareja llegó en un auto al lugar, se bajó a mirar la pelea pero no intervino en ningún momento.

“No sabemos porqué Marcela Aranda quiere involucrar a mi hijo cuando ni lo conocía”, dijo la madre de Molina.

Y agregó que “el padre de Marito debería haber sacado a su hijo aunque sea a empujones y no le hubiera dejado estar en una pelea porque el fiscal dijo que Marito no tenía cuchillo y es mentira”.

“Mi hijo es inocente, lo aseguro porque sé lo que parí y mis hijos siempre me contaron todo. Hace más de una semana que está preso sin tener nada que ver. No hay justicia porque los jueces dijeron lo mismo que el fiscal, no escucharon al abogado de Concha ni a Araujo. Matías Concha dijo haberlo apuñalado y entregó el cuchillo, y las puñaladas fueron con el mismo cuchillo, no se le puede echar la culpa a otra persona”, sostuvo.

Y Mariana Panarolo especuló con que Concha habría cambiado la versión en pos de lograr una reducción de su condena.

La progenitora manifestó que “nos aguantamos todo, nos han insultado, nos han dejado cosas en la pared, he tenido que sacar del centro papelitos con el nombre de mi hijo, porque lo han ensuciado, y por eso no le daban trabajo”.

“Mi hijo desde el primer día que declaró hasta ahora siempre dijo lo mismo, nunca cambió la versión y le creyeron a los que cambiaron la historia. Yo voy a hacer lo que tenga que hacer por mi hijo porque sé que es inocente, somos pobres pero no voy a dejar que se lo lleven”, advirtió.

 

La sociedad

“discrimina”

La mujer de Molina lamentó que “la sociedad discrimina. Si hay un poco de humanidad de parte de los jueces que se revoque esto, que investiguen”.

“Sólo sé que dentro de la Fiscalía hay corrupción. Durante el juicio nos tratamos de contener entre nosotros como familia pero la sociedad te marca, y en definitiva el único que está pasando un mal momento es Jesús. Pido que no metan preso a una persona inocente, son 20 años por algo que no hizo, queremos que se investigue a fondo”, expresó.

Manifestaron también su conformidad con el accionar del abogado Araujo y estimaron que “la condena de Jesús tiene que ver con los prejuicios porque sólo por el hecho de que él peleaba cuando era más chico lo condenaron, pero son 20 años, una vida”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario