¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La fogata de San Pedro y San Pablo le dio calor al barrio de Las Ranas

En esta oportunidad, los organizadores se solidarizaron con los vecinos de esa barriada y de otras tantas de Tandil que han sufrido y siguen sufriendo los embates de las copiosas y recientes lluvias. Por tal motivo, más de un presente llevó su paraguas, como habían pedido los organizadores, dado que habían expresado: “Acá lo que sobra es agua”. No obstante, el mensaje llevaba un dejo optimista: “Siempre que llovió paró”.

Los integrantes de Flor de Murga liderados por Dardo Casal estuvieron desde tempranas horas juntando ramas hasta logran una gran montaña vegetal que se convertiría en fogata en horas de la noche. En el mientras tanto, se pasó entre los presentes una lista para ser firmada entre la concurrencia a manera de reclamo por las obras que se necesitan “para que la ciudad no se inunde como pasó la última vez”, dijo Casal. Con cantos y carteles con leyendas porque “a los paraguas hay que abrirlos antes de que llueva”, expresó dejando en claro que las medidas se deben tomar antes de que sucedan eventos como el relatado.

Y en determinado momento de la noche fría los visitantes munidos de una antorcha y bailando alrededor de la fogata la encendieron al son de los tambores. Luego continuó la música, con cumbia, rancheras, cha-cha-chá y el folclore con gatos y chacareras, como “para zapatear y sacarse el frío”, arengaba Dardo con el entusiasmo que lo caracteriza y los presentes batían palmas al son de los diferentes y pegadizos ritmos.

Una vez más Flor de Murga dijo presente en este tipo de acontecimientos sociales que movilizan vecinos de todos los barrios.

Gente agradecida

Como cada año, la gente de Flor de Murga agradeció especialmente a los vecinos del barrio, a la fotógrafa Sol Bianchini y a Impresos del Sur.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario