¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La Fundación del Hospital de Niños indicó que el lugar de acopio está en condiciones

Días atrás este Diario dio cuenta de la preocupación de distintos grupos y trabajadores de la cultura que se encuentran trabajando en los galpones de la estación ferroviaria tras la puesta en marcha de un espacio de reciclaje por parte de algunas organizaciones. Es que indicaron que la cantidad de mercadería es de tal magnitud que los galpones se observan sobrepasados y eso trajo aparejado algunas complicaciones. La Fundación del Hospital de Niños, una de las ONG que ocupan el lugar, manifestó que el espacio se encuentra en buenas condiciones y negaron la existencia de roedores.

El malestar de algunos grupos culturales se visibilizó sobre todo en las redes sociales donde manifestaron que la estación no es un lugar apropiado para acopiar este tipo de materiales justamente por las consecuencias que ocasiona. Cabe recordar que en el galpón 1 y 2 están trabajando la Fundación del Hospital de Niños junto al Ciane, que utilizan el lugar como acopio de papeles y centro de reciclado y compactación de botellas de plástico para recaudar dinero.

Los trabajadores puntualizaron que el sector de reciclado y compactación de botellas de plástico está sobrepasado de materiales. Como consecuencia manifestaron que el andén de estas barracas se encuentra repleto de bolsas de botellas que llegan hasta el techo del galpón, otras botellas que muchas veces provocan mal olor debido a que la comunidad la entrega sucia y con líquido en su interior, papeles, cartones y basura en general. Eso sumado a que en los galpones aledaños advirtieron la presencia de ratas y cucarachas, además de los perros que rompen las bolsas que quedan fuera.

Sin embargo la presidenta de la Fundación Hospital de Niños, Leticia Saligari, dialogó con El Eco de Tandil y explicó su postura y el funcionamiento respecto a la disconformidad de estos grupos. En primera medida aclaró que el espacio físico fue ofrecido por Ferrosur a través de su Responsabilidad Social Empresaria y la temática de medio ambiente. Antes que eso suceda estaban abonando el alquiler de un galpón en la calle Caseros, pero el gerente de Ferrosur Tandil realizó un proyecto para amparar a la Fundación dentro de los galpones de la Estación. Además la empresa traslada gratis el producido hasta Barracas y allí Ferrosur les abona el transporte hasta reciclaje que es el lugar donde venden el plástico.

 

“Esto vale la pena”

 

Puntualmente, ante el malestar denunciado, Saligari especificó que en siete años que trabajan con PET, jamás tuvieron una rata. Eso sumado a que dentro de los galpones les brindaron un espacio al Ciane, que está trabajando con cartones y que por prevención cuentan con veneno adentro de todo el lugar y jamás encontraron un veneno comido ni tampoco ratas o cualquier otro roedor.

Por otro lado indicó que no están tan desbordados como al principio, pero es lógico que ocurra ya que en enero pasado se abrió un Punto Limpio lo que les generó más trabajo de campo y de reacomodamiento del espacio.

De todas maneras recordó que están trabajando muy bien, que está todo mucho más organizado pero es lógico que haya algún desacomodo producto de la cantidad de material. Además continúan teniendo la logística de retirar botellas en las estaciones de servicio.

“Por supuesto que vamos a tardar un tiempo en acomodarnos pero creo que el tema lo merece porque nos costó más de un año convencer al Municipio que esto valía la pena y que la comunidad estaba preparada, así que ahora le pedimos a la comunidad que trate de responder a esa iniciativa”, destacó la presidenta de la Fundación.

De todas maneras Saligari puntualizó que la comunidad en general tiene que comprender que son una ONG, que les cuesta acomodarse y organizarse porque dependen de los boy scout que colaboran o personas que están en distintas organizaciones que también los ayudan. “Hay que entender que no somos una empresa y que lo producido se vuelca todo en el Hospital”, indicó.

 

Papel del Municipio

 

En ese marco, este Diario consultó con la directora de Medio Ambiente, Verónica Fernández, quien manifestó que el Municipio colabora con este proceso de reciclaje junto a distintas organizaciones, pero son éstas quienes se encargan de mantener el lugar en condiciones y del trabajo en sí.

Recordó que en enero pasado se inauguró el primer Punto Limpio, el cual es una instalación cerrada y vigilada para la recolección selectiva en la que se reciben, previamente seleccionadas y de manera gratuita, ciertos tipos de residuos sólidos urbanos inorgánicos. Cada tipo de residuo separado y clasificado es retirado por instituciones, con las que el Municipio desarrolla diferentes programas, que le permiten generar fondos para la concreción de sus proyectos.

De esa forma la comuna llevó a cabo un acuerdo con distintas ONG por lo que cada elemento que traigan dentro de los residuos recuperables, será para una institución. En el caso del vidrio y el aceite de cocina usado, el Taller Protegido es quien lo va a poder comercializar. Lo mismo sucede con la Fundación del Hospital de Niños en el caso de los plásticos, los rezagos informáticos para la Fundación Equidad, las latas para la Asociación de Guías Argentinas de la Parroquia Santa Ana y el papel y el cartón para el Ciane. Esto le significa un ingreso de dinero a estas ONG que pueden destinar al desarrollo de sus proyectos.

No obstante, cada una de ellas se ocupará de realizar el proceso de reciclado así como también de mantener el espacio físico donde trabajen en condiciones y a los voluntarios que ayuden en las distintas tareas.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario