¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Ladrones armados golpearon salvajemente a un médico y amenazaron con cortarle el dedo a su hija

El gastroenterólogo Rubén Cosser Navarro fue víctima de un violento asalto en su casa, ubicada en Fugl 464, el domingo por la noche. Los cuatro delincuentes encañonaron al médico y a una de sus hijas cuando estaban ingresando a la vivienda. Al hombre lo golpearon salvajemente, y amenazaron con matar a sus hijas -de 17 y 14 años- y con cortarle el dedo a una de ellas.
A pesar del mal momento vivido, el doctor Rubén Cosser Navarro accedió a contar la odisea que atravesó su familia a El Eco de Tandil.
El profesional relató que alrededor de las 22.40 del domingo, cuando regresaba de buscar a su hija mayor de una cena, guardó la camioneta en el garaje al igual que siempre, lo cerró con candado, y ambos se dirigieron a la puerta de acceso a la vivienda, donde fueron abordados por cuatro hombres armados.
Los delincuentes los encañonaron y los obligaron a entrar a la casa, donde estaba también su hija menor, de 14 años.
“Cuando estaba por cerrar, dos ladrones armados empujaron la puerta para entrar y atrás de ellos había dos más. Estaban a cara descubierta, bien vestidos, parecían profesionales”, explicó el médico que pidió que no se difundiera su imagen.

“Le voy a
cortar un dedo”
Rubén Cosser Navarro describió la escena sumamente violenta que vivieron: “A mí me tiraron al piso y me pedían plata, pero yo no tenía mucho dinero, les dimos lo poco que teníamos. Se llevaron las computadoras, los celulares, las cámaras de fotos, revolvieron toda la casa. Eran muy violentos, amenazaban mucho con el arma de fuego”.
Agregó que “me pegaron muchos culatazos en la cabeza y patadas en la espalda. Actuaron todo el tiempo a cara descubierta, sabían lo que estaban haciendo. A las nenas les apuntaron varias veces con el revólver en la cabeza y me decían: ´Te la quemo´, ´te la mato´. En un momento uno le dijo al otro: ´Traé un cuchillo que la corto a esta pende… Que me dé más plata, le voy a cortar un dedo´”, relató aún conmovido por la terrible situación.
Y aclaró que se trató de un atraco sumamente agresivo, ya que “leí las notas que salieron en los medios y me parece bien, esto se tiene que difundir, pero no fue tan superficial como dijeron, que solamente me robaron la camioneta y la plata”.

“Nos dieron
vuelta la casa”
En tanto, el gastroenterólogo aseguró que “nos dieron vuelta la casa, robaron varias cosas, no de gran valor pero igual cosas que uno utiliza. No era mucha cantidad de dinero porque no tenemos mucha, pero ellos pedían todo el tiempo plata”.
La víctima afirmó que los delincuentes estuvieron dentro de su casa por más de una hora y que vio a tres de ellos con armas de fuego, aunque no sabe si el otro ladrón también portaba un arma y no logró verla. Los describió como cuatro hombres jóvenes, de entre 30 y 35 años.
Una vez que se alzaron con el botín, llevaron a las víctimas al dormitorio situado en el piso de abajo y las ataron a las tres juntas, de pies y manos.
Luego, “agarraron las mochilas de la escuela de las nenas y ahí adentro cargaron las cosas que se robaron. Después se fueron con la camioneta y nos dejaron atados”.
“El vecino de la casa de al lado dice que vio irse a dos en otro auto, un Volkswagen que podría ser un Gol, con una campera con capucha, y salían con dos bolsas. Pero dice que salían tranquilos, no corrían ni nada. Se subieron al auto como cualquier persona y se fueron”, consignó.
Una vez que los malvivientes se fueron, las víctimas lograron desatarse y como no tenían celulares, se comunicaron con amigos vía Facebook para pedir ayuda.

Conforme con
la policía
“Yo tenía el Facebook abierto, y por el chat hablé con unos amigos que estaban conectados porque no teníamos celulares, no tenemos teléfono fijo, entonces no sabía cómo avisar a la policía. Estos amigos llamaron y los patrulleros no tardaron nada en venir. La verdad es que estoy absolutamente conforme, me trataron muy bien y a mis hijas también”, resaltó.
Y agregó que “nos contuvieron, el comisario se portó bárbaro. Policía Científica vino enseguida, buscaron huellas, estoy muy agradecido por el trabajo de la policía y sé que se siguen movilizando”.
Anoche se confirmó que la camioneta sustraída apareció en Mar del Plata, por lo cual la policía investiga si los malvivientes podrían ser de esa localidad.
Rubén Cosser Navarro aseguró que es la primera vez que son víctimas de un asalto. “Por lo que nos decían en la comisaría fue al azar que nos eligieron, fue una casualidad, porque gente que actúa a cara descubierta con tanta impunidad dicen que acá en Tandil no hay. Si bien hay muchos ladrones, siempre andan con la cara cubierta y, en general, cuando saben que alguien hace alguna operación inmobiliaria o de un coche o cobra un dinero importante, cuando hay un dato, pero siempre encapuchados”.
“De acuerdo a lo que cree la policía no eran de Tandil y, de hecho, la camioneta apareció en Mar del Plata”, concluyó.

La causa
De acuerdo al informe policial, los ladrones se alzaron con unos 15 mil pesos y la camioneta de Cosser Navarro, marca Chevrolet S10, dominio JYG 396, modelo 2010, color negro doble cabina, que fue abandonada en Mar del Plata.
Además, sustrajeron dos notebook, una netbook y dos teléfonos celulares, uno marca Samsung Galaxy y el restante Blackberry.
Una vez denunciado el hecho, se presentaron en el lugar los peritos en rastros, y personal del gabinete de prevención y de la DDI Tandil. En ese marco y a través de los testimonios aportados, trascendió que los ladrones tendrían entre 30 y 35 años, tez trigueña y cabello corto.
A raíz de que huyeron con el vehículo de la familia, la policía espera poder dar con los asaltantes no sólo por la descripción de los mismos sino a través de las imágenes de las cámaras de seguridad de la ciudad.
La causa quedó caratulada como “Robo calificado por el uso de armas” e interviene la Unidad Fiscal de Instrucción 12 del Departamento Judicial de Azul con sede Tandil. u

Nota proporcionada por :

Deja un comentario