¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Las fotografías de Eduardo Grossman estarán expuestas durante todo julio

La muestra exhibida en las salas del museo presenta una antología de las obras más relevantes, en una curaduría coherente, cargada de significaciones y expresiones. Resulta complejo presentar una selección de trabajos sobre un artista como Grossman donde sus cuarenta años de trayectoria implican una extraordinaria carrera como profesional. Así y todo, Marcos Zimmermann emprendió la ardua tarea de dividir el recorrido del fotógrafo en trece capítulos seleccionando un total de sesenta obras.
El visitante será parte de la vida de Eduardo Grossman al comenzar el itinerario de la muestra, conociendo a los “muchos fotógrafos” que fue en su carrera. Sus distintas maneras de ser fotógrafo están atravesadas por sus múltiples recorridos: como reportero gráfico, y como fotógrafo de publicidad, cine y teatro, hasta la fotografía de arte.

La búsqueda de un sello personal

No deja de ser una inquietud del artista que pone en práctica en cada uno de los campos en los que ha incursionado, atravesado inevitablemente por el contexto. Las marcas de las persecuciones políticas de los ’70, la democracia de los ’80 y el mercado de arte de los ’90, fueron los hechos que influyeron en la visión de Grossman y, en consecuencia, en sus producciones. Esa impronta de época también la confiere a sus retratos, probablemente su serie más conocida, con personalidades de diversos ámbitos como Arturo Illia, Pappo, Charly García, Atahualpa Yupanqui, o Jorge Luis Borges, entre otros.
Empezar a pensar a la fotografía como “un hecho más conceptual y relegar la inmediatez a un segundo plano”, en palabras de Zimmermann, condujo a Grossman a realizar obras a través de las que se cuestiona sobre la capacidad de la fotografía de captar la realidad. Es el caso de su serie Concreto, que pone en evidencia esa problemática: imágenes de calles, afiches y paredes roídas, llevadas a un nivel de detalle tal que se vuelven, paradójicamente, pinturas abstractas en su más concluyente realidad.

Vida y trayectoria

Actualmente Eduardo Grossman continúa dedicándose a la fotografía, y lo hace desde 1970 desarrollando su actividad profesional en los campos del periodismo gráfico, la publicidad, el cine, el teatro y la docencia. Asimismo trabajó como reportero gráfico en el diario Noticias, en Editorial Perfil, y en las revistas Humor Registrado, El Periodista, Man y Elle, entre otras. De 1991 a 2009 fue fotógrafo y editor gráfico del diario Clarín.

Para tener en cuenta

El Mumbat junto a Fundación OSDE pretenden a través de esta antología mostrar los diversos abordajes temáticos y técnicos de Grossman, aunque siempre en la búsqueda de una sola idea: “xpresar el mundo que le ha tocado y dar su opinión al respecto”.
Hasta el 31 de julio en el Mumbat retratos, fotoperiodismo, turismo, paisajes urbanos y de Miramar, en blanco y negro y en color, se reúnen por primera vez en esta gran muestra.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario