¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

«Las vueltas de la vida», un libro que va en busca del protagonismo de los chicos

En el marco de la próxima Feria, la artista plástica Roxy Freyra presentará su libro «Las vueltas de la vida – para pintar».

Se trata de una obra muy particular ya que contiene dibujos para que los niños pinten, es decir, que los concluyan, participen, sean protagonistas.

El objetivo es que sean coautores de las obras, participando de un colectivo de artistas. Posee una temática relajada, diaria y alegre, con textos breves, indicaciones, invitaciones a jugar y a participar activamente en la construcción de la obra.

Todos los dibujos pueden desprenderse, cortarse, por medio de un troquelado, permitiéndole al niño compartirla, regalarla, enmarcarla, etc. El libro posee además cuatro reproducciones a color de obras terminadas.

En diálogo con El Eco de Tandil, Freyra, explicó que «Las vueltas de la vida», nace «de cierta interpretación de los ciclos económicos, convirtiéndose en una interpretación propia de los altibajos de la vida. Las casitas significan para mí la familia, la contención emocional. Los árboles y detalles de suelos son el reconocimiento a la naturaleza, a las raíces, al estar plantado en la Tierra. Los objetos flotando o volando representan las emociones, los deseos, los anhelos. Mi característica femenina está mostrada en el concepto que yo llamo ´forza e dolcezza´ (fuerza y dulzura), siendo las flores representaciones estéticas de la dulzura y el animal print, la fuerza».

Consultada sobre sus orígenes en el arte, reconoció no tener en claro cuándo comenzó a pintar. “Pinto (o dibujo) desde chiquita. Como me gustaba mucho dibujar, pasaba horas con eso, mis viejos decidieron anotarme en unas clases de dibujo y pintura (desde los 6 años). Pasando por dos academias distintas, estudié durante 6 ó 7 años. De grande hice otros cursos (cortos) con otros artistas».

Se reconoce como «una artista sin pretensiones complicadas, busco la simplicidad que me permita ser feliz con mi obra. Las formas y los colores me modifican anímicamente y busco provocar en los demás (en el público) ese efecto. Mi estilo es de figuración simple, alegre, colorido… resaltan en mi estilo las texturas visuales».

Ahondando en sus conceptos y a la hora de las definiciones, prefiere calificarse como “artista visual», antes que artista plástica «porque no me limito a las artes plásticas. Porque utilizo herramientas del diseño, de los nuevos medios, porque amplío mi universo artístico hacia otras posibilidades visuales (objetos, diseños, elementos con intervención artística sin la exclusividad que involucran las artes plásticas). Además, según los usos y costumbres, es denominado ´artista plástico´ el egresado de Bellas Artes, mientras que es admitido como ´artista visual´ aquel que trabaja en el arte (plástico y/o visual) siendo autodidacta».

-¿A quiénes consideras tus maestros?
-La maestra que me “permitió” ser auténtica con mi estilo (me ayudó a descubrirlo) es Luisa Soto. Mi gran maestro es, sin dudas, Milo Lockett porque me identifico muchísimo con él, más que con su obra (que admiro y respeto muchísimo), con su personalidad, coincidimos en lo que pensamos del arte, qué arte queremos desarrollar nosotros, qué buscamos lograr con nuestro arte. Mis maestros detallistas, los que me molestan al hacerme pensar y reflexionar sobre mi arte y mis posibilidades son Ricky Crespo y Andy Mermet.
-¿Cuál es tu búsqueda en este momento? ¿Hacia dónde vas? ¿Qué te interesa?
-En este momento busco que reconozcan mi estilo. Crecer en un mercado que hay que crearse (no existe en Argentina un mercado del arte). Voy hacia ahí con la aplicación de mi obra en objetos accesibles (accesibles por precio y por cercanía a la gente).
-¿Con que concepto de arte te identificás?
-Me identifico con la idea de arte accesible. Mi estilo es contemporáneo, muchos lo encasillan en el estilo “naif”, no me parece que se ajuste a eso, pero no me molesta. Yo no me etiqueto. Creo que tengo algo de POP (por los colores).
-Para vos es importante vincular tu hacer en el arte con la ayuda solidaria, ¿qué relación le encontrás con lo que haces?
-Para mí el arte es motivador, es un salvavidas. Mi naturaleza me dicta que la función en la vida es «compartir”. El arte me llena de vida, de energía, de motivación. Necesito compartirlo y transmitirlo en ese sentido.
-Ahora hablemos de las redes. ¿Cómo te llevas, alguien te colabora y con qué?
-Soy fan de Instagram. Uso Facebook (porque tengo que estar ahí, pero no me gusta). Uso Twitter (me parece que no es aplicable a otra cosa que a medios de comunicación de noticias). Uso Instagram (me encanta y veo muchísimas cosas, posteo mucho ahí). Utilizo mucho Pinterest como motivador, disparador de ideas, no posteo tanto ahí.
La presentación de «Las vueltas de la vida» será el sábado 6, a las 16, en el Salón de los Espejos del Centro Cultural Universitario.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario