¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Lenta recuperación de los heridos en la explosión, cerca de Tres Mojones

Lentamente se van recuperando las tres víctimas de la explosión sucedida el domingo 9 en una vivienda situada en inmediaciones al paraje Tres Mojones. Tras las graves heridas sufridas, evolucionan en forma positiva, aunque el proceso de curación llevará tiempo por las múltiples quemaduras que sufrieron.

Cabe recordar que el dramático hecho ocurrió cuando Pablo Matías Zapata, de 33 años, llegó a su casa junto a su cuñado de 13 años y su pareja Guillermina Nazareth Torres, 18 años. Cuando la familia ingresó a la casa sintió un fuerte olor a gas, por lo cual Zapata se dirigió a la cocina con el fin de abrir la ventana y ventilar el ambiente. Ni bien entró a la cocina, encendió la luz, lo que produjo una explosión que derrumbó por completo la casa. A raíz de la misma, los tres sufrieron lesiones de gravedad y múltiples quemaduras.

En un primer momento estuvieron internados en el Hospital Ramón Santamarina y el menor en el de Niños “Doctor Debilio Blanco Villegas”.

Pablo Zapata fue derivado ese mismo día al Sanatorio Tandil, donde estuvo internado hasta ayer, cuando lo trasladaron a Mar del Plata por una cuestión de cobertura de la ART. Evoluciona favorablemente y se encuentra en una habitación común.

En tanto, Guillermina Torres fue trasladada días atrás al Instituto del Quemado de Buenos Aires, por la complejidad de su cuadro.

Noris Maite Etcheverry, la hermana de Guillermina Torres, explicó en diálogo con El Eco de Tandil, que se encuentra estable y que continúa en coma inducido, internada en el área de cuidados intensivos.

Todos los días a las 20 realizan una cadena de oración por su recuperación, así que le pidieron a la comunidad que se sume para que la joven pueda salir de esta difícil situación.

“Lleva tiempo lo que le pasó a Guillermina, no fue un accidente común. Ella está en una clínica donde los médicos están continuamente encima de ella atendiéndola, pero tenemos que seguir esperando. Está en coma inducido, no quieren despertarla por todas las quemaduras que tiene”, indicó.

En cuanto a su otro hermano, de 13 años, afirmó que evoluciona favorablemente, le retiraron el oxígeno y fue trasladado al Hospital de Mar del Plata donde al cierre de esta edición lo estaban interviniendo quirúrgicamente por las quemaduras que tiene en su cuerpo. “Está consciente, come, bebe, camina, está muy bien”, indicó su hermana.

Aclaración

Finalmente, aclaró que “en un momento se pidieron cosas por mis hermanos, pero nosotros no autorizamos en ningún momento pedir nada por ellos, porque en este momento nos podemos manejar nosotros como familia. Eso nos molestó como familia, por eso quiero aclararlo”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario