¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los bancarios anunciaron una huelga para el 26 y 27 de mayo

La Asociación Bancaria anunció ayer un paro de 48 horas para el 26 y 27 de mayo próximos, tras el

feriado nacional del lunes, en protesta por el estancamiento en las negociaciones salariales, y pese a la conciliación obligatoria, al asegurar que «la paciencia se acabó».

Si finalmente se cumple la medida de fuerza, con esta huelga habrá cinco días sin bancos, ya que el lunes 25 de mayo será feriado.

El secretario general del gremio, Sergio Palazzo, advirtió que hoy desde las 9 los trabajadores realizarán una jornada de protesta en Sarmiento y Reconquista, del microcentro porteño, junto con asambleas en todo el país, por lo cual la atención al público en las entidades bancarias podría ser interrumpida.

Luego de que fracasara una nueva reunión con las cámaras, Palazzo advirtió que los trabajadores del sector profundizarán el plan de lucha y aseguró que no acatarán la nueva conciliación obligatoria dictada recientemente.

«Nos dijeron que dejan sin efecto la conciliación obligatoria anterior porque hubo un error administrativo. Eso quiere decir que nunca estuvimos conciliados, entonces no hay sanción prevista», señaló.

Sostuvo que «respecto de una nueva conciliación que pretenden imponernos hoy la consideramos no válida porque acá ha habido una violación de la conciliación en su artículo 4 por parte del sector patronal, al otorgar una cifra unilateral que condiciona la negociación paritaria».

Palazzo, además, responsabilizó a los empresarios por la posible falta de dinero en los cajeros automáticos durante la huelga, luego del fin de semana largo próximo.

«La respuesta la tienen que dar las autoridades. Que no nos quieran cargar la responsabilidad si no hay plata en los cajeros», fustigó el líder de los bancarios. Al mismo tiempo, subrayó que «hay que reclamarle al sector empresario. Así como no tiene la voluntad de hacer una propuesta salarial, que esgriman sus mejores artes de cajero y los rellenen».

 

Postura

más rígida

 

Así, La Bancaria endureció su postura respecto de los reclamos salariales, tras realizar un paro la semana anterior, a causa de que pretende un aumento superior al 30 por ciento y una compensación por el descuento del Impuesto a las Ganancias.

«La paciencia tiene un límite y se acabó», aseguró Palazzo, al tiempo que insistió con que «que vayan los presidentes de los bancos a cargar los cajeros automáticos».

Sostuvo que «el Ministerio de Trabajo debería estar más activo» y argumentó que no sólo «el ministro de Economía (Axel Kicillof) tiene que ser el que parece que maneja las paritarias».

«Me hace acordar a (Alvaro) Alsogaray cuando era ministro de Economía y Trabajo. En una de esas lo tienen que llamar a Kicillof para ver si nos traen una nueva propuesta», se quejó el dirigente.

Además, consideró que está «claro» que el Gobierno pone un «tope» a las negociaciones salariales. u

 

Nota proporcionada por :

Deja un comentario