¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los concejales acordaron suspender la sesión por otra ruidosa movilización de la ex CCC

La agrupación 1 de Octubre, liderada por Jorge “Mono” Lezica y Griselda Altamirano, se movilizó ayer por la mañana al Concejo Deliberante para exigir el tratamiento sobre tablas de la adhesión a la Ley de Hábitat. Ante la postura intransigente de los ruidosos manifestantes, los concejales de todos los bloques acordaron suspender la sesión. De todos modos, atendieron las demandas de la asociación civil Terapia para Niños Tandil (ver “Terapia para Niños Tandil busca que le cedan una casa”…) y decidieron firmar el lunes próximo dictámenes especiales para los expedientes que vecinos aguardan en forma urgente, como el caso de las obras por costo cubierto.
Una vez más, unas cincuenta personas -la mayoría mujeres y niños- ocuparon la planta alta de la Municipalidad e iniciaron una ensordecedora batucada, que se extendió hasta entrada la tarde. La protesta fue convocada por el movimiento 1 de Octubre -la ex Corriente Clasista Combativa- y, según expresaron los dirigentes, vecinos de Villa Cordobita.
En principio, exigían el tratamiento y la votación sobre tablas de una ordenanza para adherir a la Ley Provincial 14.449 de Acceso Justo al Hábitat y repartieron un petitorio entre los ediles, donde reiteraban las denuncias sobre los ocupas VIP en su barrio. Lo más saliente del texto fue una nueva acusación a integrantes del Poder Judicial local por la presunta apropiación de lotes que pertenecían a extinta Tandilia SRL.
Los concejales, que no se mostraron dispuestos a ceder ante las presiones del movimiento político, reiteraron que no es necesario adherir a la ley provincial que ya se está aplicando. Incluso, explicaron que algunos vecinos de Villa Cordobita comenzaron a pagar los impuestos municipales en el marco de la normativa votada por el Concejo para regularizar la tierra en ese conflictivo sector de la ciudad.
En cuanto a la sesión, los ediles acordaron convocar para el 13 de agosto, como indica el reglamento. Al mismo tiempo, el próximo lunes resolverán algunos de los expedientes que no se pudieron aprobar y que son urgentes para los vecinos.

Nueva denuncia

En el texto firmado por “Vecinos de Villa Cordobita” apuntaron contra la Secretaría de Legal y Técnica, donde “se pueden gestionar escrituras falsas, como se ofrece en el mercado negro del negocio inmobiliario, a un valor de 3 mil a 6 mil pesos utilizando la Ley Pierri”.
Además, manifestaron que sobre lotes que pertenecían a la desaparecida firma Tandilia “se están construyendo mansiones” y “la pregunta lógica que cualquier ciudadano se podría hacer es cómo se enteraron de esos lotes y los trabajadores sin viviendas no; de qué manera accedieron al tendido eléctrico, a los impuestos municipales sin mediar una ordenanza como la que nos tiene que habilitar a nosotros, cómo tienen una calle cerrada con una tranquera”.
Advirtieron que “vemos cada vez más y más mansiones de ocupas VIP que tienen los 6 mil pesos para pagar una escritura falsa a los corruptos que las gestionan enquistados en el Estado” y volvieron a reclamar la adhesión a la ley “que nos proteja”.
Por último, marcaron que “de los lotes que en el juicio sobre apremio de 2005 el titular de dominio era Tandilia SRL hoy más de 80 lotes se encuentran, según Rentas del Municipio de Tandil, a nombre de Cervino Mario, es decir como titular dominial y contribuyente” y señalaron que esta persona sería testaferro de una jueza de la ciudad, de acuerdo a lo que les habría informado Juan Pablo Frolik. u

/////////////////////////////////

Terapia para Niños busca que le
cedan una casa donada al Hospital

Un grupo de referentes de la asociación civil Terapia de Niños Tandil entregó a los concejales una carta para que se leyera en la sesión que fue suspendida. De todos modos, durante una breve reunión, les explicaron que pretenden que el Municipio les entregue una propiedad ubicada en 9 de Julio 1320, recientemente donada al Hospital por Azucena María Iluminada Panocetti de Castro, donde quieren instalar la casa hogar.
La benefactora dejó dos inmuebles al Hospital, y la asociación entiende que el de 9 de Julio al 1300 sería ideal para concretar el alojamiento temporario para los padres de los chicos internados en Terapia y Neonatología, a los pequeños que deben realizar tratamientos ambulatorios, pero viven lejos y aquellos que al ser dados de alta no cuentan con un hogar en condiciones, hasta tanto puedan refaccionar su vivienda.
Sandra Bruno explicó que la fallecida “en su testamento expresa explícitamente que la dona al Hospital Ramón Santamarina. Les dijimos a los concejales que hay que respetar la voluntad de la señora y no se puede usar, como nos ha dicho el Intendente, para la Policía Local ni para algo que no sea referido a la parte de salud”.
Recordó que hace unos meses recibieron en comodato por cinco años -con opción a renovar por otros dos lustros- la propiedad donde funcionaba Aluba. El problema es que presenta un gran deterioro y hay que derrumbarla para construir, por lo que deberían reunir 2 millones de pesos. Sumado a ello, el terreno es de 8 por 17 metros y sólo les deja lugar para un patio de luz.
La ventaja de poder utilizar la casa que pertenecía a Azucena Panocetti es que cuenta con un terreno de 10 por 40, donde los chicos podrían tener un jardín. “Es una propiedad donde no hay que hacer prácticamente inversiones porque se encuentra en muy buen estado. La inversión sería mínima, agregaríamos algunos baños y otras cosas como pintura”, describió.
“El propio Juan Pablo Frolik nos dijo que si en el testamento aclara que es para el Hospital Ramón Santamarina no se puede usar para otra área que no sea salud”, se ilusionó.
Con la carta de Terapia para Niños se conformó un expediente que ingresó a la Comisión de Interpretación y Asuntos Legales para su tratamiento.
Por otra parte, Sandra Bruno explicó que hablaron en dos ocasiones con la abogada de la vecina fallecida, quien les confirmó que “en el testamento se aclara muy bien que su voluntad era donar tanto esta propiedad como otra que está en Maipú al 200, que es mi departamento, al Hospital Ramón Santamarina”. Sumado a esto, la letrada les explicó que los muebles quedarían para la entidad si les entregaran la casa.
Las integrantes de Terapia para Niños había mantenido comunicación con el jefe de Gabinete Marcos Nicolini, a quien informaron sobre la existencia de estos inmuebles donados a través de una nota. El jueves 16 de julio fueron convocadas a una reunión con el Intendente, donde les informó que pretendía destinar la casa de 9 de Julio al 1300 a la administración de la nueva Policía Local.

La historia
de Azucena

Por su parte, José Lamacchia, uno de los amigos de Azucena, expresó que “queremos que se cumpla el deseo de ella. Si bien puso en el testamento que era para el Hospital y esto es para el Hospital de Niños, es al que le hace más falta”.
Relató que Azucena no tuvo hijos ni familiares, entonces cuando murió su esposo, hace más de una década, decidió dejar sus bienes al Hospital, donde habían atendido a su marido. “A los 10 ó 15 días de fallecer el esposo, fue e hizo el testamento en la escribanía Osa. Inclusive, en sus últimos días estuvo internada allí. El Hospital no sabía nada, yo fui a contarles para que la atendieran bien. Le hicieron una atención bárbara hasta su último momento”, explicó.
Además, Lamacchia indicó que decidieron difundir esta situación para transparentar las donaciones y para que se respete su última voluntad. Incluso, manifestó que en los últimos días de Azucena ya pensaban en que era la casa indicada para los chicos de la terapia pediátrica.
“El propósito nuestro, de los conocidos de Azucena, es que se cumpla su deseo. Si Dios quiere y se puede conseguir esta casa, le vamos a poner un buen cartel, como los que pone el Intendente”, aseguró. u

Nota proporcionada por :

Deja un comentario