¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los “cordobazos”, una constante en la historia

Desde hace más de treinta años, Córdoba ha sido una provincia propicia para grandes resultados conseguidos por Santamarina. Remontarse hasta el Nacional de 1985 lleva a encontrarse con que el mayor éxito aurinegro de aquel año fue justamente en ese lugar. El 1-0 a Racing, logrado el 10 de marzo de ese año, fue la única victoria lograda de visitante en esa campaña. Raúl Sommi fue autor del gol para que los dos puntos viajaran hacia Tandil, en un resultado vital para quedar en el segundo puesto en la zona cuadrangular, detrás de Estudiantes de La Plata y por encima de Platense y la propia “Academia”.
Pasaron los años y se hizo habitual que Santamarina visitara Córdoba para jugar por el Argentino A. Pero antes, en la campaña del ascenso a esa categoría, el equipo que dirigía Mario Gambini volvió a hacerse fuerte en aquella provincia. Le ganó 5-2 a Nueve de Julio de Río Tercero, con tres goles de Matías Alustiza, uno de Osvaldo Gullace y otro de Ezequiel González. Era la semifinal de ida y ese resultado prácticamente selló la serie, previa a la definición con Rivadavia de Lincoln.
En la campaña 2007/08, con Hugo Tenaglia en el banco, Santamarina sufrió su primera caída en Córdoba: 0-2 con Racing, en el cuadrangular semifinal que también incluyó a Sportivo Desamparados de San Juan y Libertad de Sunchales.
Hubo pronta revancha, porque en la 2008/09, ya dirigido por Duilio Botella, el aurinegro derrotó 1-0 a Racing en Nueva Italia, anotando Javier Elizondo. Boca Unidos de Corrientes fue el clasificado, en dura lucha con Juventud Antoniana de Salta, mientras los tandilenses quedaron terceros.
Durante el ciclo 2009/10, Luis Murúa llegó para reemplazar a Botella, y le tocó afrontar dos partidos en Córdoba, con muy buenos resultados durante el pentagonal. Empató 1-1 con Talleres, con gol de Fernando Telechea; y logró la clasificación a semifinales con un agónico 3-2 frente a Estudiantes de Río Cuarto, la tarde en que anotaron el rauchense Ariel Barth y los cordobeses Darío González y Emmanuel Giménez. Luego vinieron un triunfo por penales frente a Unión de Sunchales, dos derrotas en las finales con Patronato de Paraná y la posibilidad de ascenso perdida en la Promoción con Comisión de Actividades Infantiles de Comodoro Rivadavia.
En 2011/12, las visitas a Córdoba fueron con Andrés Rebottaro en la dirección técnica, a la que llegó tras la ida de Rubén Darío Forestello. El balance no fue malo: 2-1 a Talleres (goles de Martín Michel y Matías García), 2-2 con Racing (anotaron Iván Agudiak y Manuel García) y 0-3 con Sportivo Belgrano de San Francisco, éste ya en semifinales por un lugar en la Promoción.
Para 2012/13 llegó Gustavo Coleoni y la única visita a su provincia natal fue para definir el segundo ascenso. Fue empate 1-1 con Sportivo Belgrano de San Francisco, que logró el objetivo gracias a la ventaja deportiva. El gol tandilense fue de Román Strada.
Recién en 2014, tras el ascenso con Duilio Botella como DT, Santa volvió a jugar en Córdoba. Y consiguió allí su primera victoria en la categoría: 3-0 a Sportivo Belgrano, por dos goles de Pablo Vilchez y uno de Martín Michel.
En 2015, ya nuevamente con Coleoni y un formato de todos contra todos a dos ruedas, los partidos de Santamarina en Córdoba fueron derrotas: 2-3 con Instituto (goles de Arnaldo González y otra vez Michel) y 0-2 con el descendido Sportivo Belgrano, éste ya con la cabeza puesta en el Reducido.
El paso ganador del aurinegro en la provincia mediterránea se reanudó el pasado domingo, con el gol de Federico Castro para el 1-0 sobre Instituto. Y el calendario marca Talleres vs. Santamarina en la fecha 17. Aún lejos en el tiempo, pero como para que sea posible la ilusión de conseguir otro gran resultado.

Los números
Santamarina se presentó 14 veces en la provincia de Córdoba; obteniendo 7 victorias, con 3 empates y 4 derrotas. Los aurinegros convirtieron 22 goles y recibieron 19.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario