¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los turistas disfrutan de los paseos y destacan la tranquilidad de la ciudad que parece “otro país”

La apacible calma de la ciudad, sumada a los maravillosos paisajes, hace que sea una de las favoritas por parte de los turistas que buscan lugares donde pasar las vacaciones de invierno en familia.

Tal es así, que destacan principalmente el buen trato, la amabilidad, la limpieza y por sobre todo la tranquilidad que hacen parecer que se trata de “otro país”, al decir de los propios visitantes.

En una recorrida por los paseos de la ciudad, El Eco de Tandil dialogó con turistas que llegaron de distintos puntos de la provincia.

Otro país

Gabriela, de Florencio Varela, contó que “es la segunda vez que venimos a Tandil. Hace 4 años vinimos y como nos gustó y da para el invierno volvimos”.

Llegó con su marido el jueves y se quedan hasta el lunes y se hospedan en una cabaña cercana al Cristo de la Sierra.

“Caminamos por la zona del Cristo, después fuimos al Lago, el centro a la noche, hoy (por ayer) Cerro Centinela. Caminamos como 10 kilómetros”, indicó.

Entre los paseos favoritos destacó la cabalgata de El Centinela. “Me encantó la recorrida en caballo hasta arriba por unas plantaciones de lavanda, eso es impagable”, subrayó.

Explicó que “venimos de la ciudad, del ruido, las bocinas, y acá parece otro país. La gente está tranquila. Pensé que por ser vacaciones de invierno iba a estar terriblemente lleno y nada que ver. Además, es muy limpio”.

“Alrededor del lago hay unas calles que van en bajada y con unas vistas divinas, es hermoso”, remarcó.

Su marido, Adrián aseguró que “es muy limpio y ordenado, eso es para destacar. Vamos a volver, van a ser en el año unas vacaciones obligadas”.

Por su lado, Rubén, de la localidad del Tigre, contó que vinieron por primera vez en febrero y regresaron ahora para “investigar un poco más de lo que ya conocemos. Es una ciudad muy linda, muy tranquila, ahora vamos a buscar alojamiento, vamos a ver si conseguimos”.

“No nos fuimos y
queremos volver”

En tanto, Fátima, de Lanús, destacó que “es muy linda la ciudad, muy buena la atención”.

Celeste, de La Plata visitó por primera vez la ciudad, y explicó que “fuimos a la Piedra Movediza, es un lugar espectacular. Estoy asombrada porque no conocíamos y encontramos la ciudad muy linda, no nos imaginamos que tenía tantos paisajes tan bellos”.

“Hace 2 meses hicimos la reserva y ya veníamos programando el viaje. La ciudad es muy prolija, la gente muy atenta. No nos fuimos y ya queremos volver”, confió.

Un cambio
“total”

Gonzalo, de La Plata destacó que “es cerca y es un cambio total, allá lo único que sobresale son los edificios, y cuando uno está entrando a Tandil y empiezan esas curvas y sierras es otro paisaje”.

Su amigo, David, agregó que “es una energía terrible, te renovás, ya cuando entrás cambia todo al ver el paisaje serrano. La oferta que hay es hermosa, aparte se nota que todo está muy cuidado. Es como para volver muchas veces y como para recomendar”.

“La gente prefiere pasar un poco de frío y hacer
actividades al aire libre”, aseguró Bruno Cerone

Es uno de los dueños del paseo El Centinela, aseguró que “las perspectivas vienen bien, este fin de semana está completo y la segunda semana hay menos reservas pero también va a ser bueno”.

“Tenemos suerte de que acompaña el clima. Al cerro le hace bien eso porque viene mucha gente”, destacó.
Y sostuvo que la cantidad de turistas está de acuerdo a las expectativas, “como todos los años en esta época, en las vacaciones de invierno Tandil no completa al ciento por ciento pero la hotelería está entre un 75 y 80 por ciento de ocupación. La gente se vuelca más a las cabañas que a los hoteles en vacaciones de invierno y hay muchos chicos, muchas familias”.

“Yo creo que venimos como el año pasado, aunque es demasiado prematuro decir un número”, admitió.

Estimó el promedio de estadía en vacaciones de invierno en cuatro días.

“Se ven muchas familias con nenes chiquitos, lo que se vio este año es que la gente se volcó más a las cabañas con pileta climatizada, eso eleva el nivel de servicios que requiere el turista que está bueno porque eleva a la ciudad también”, enfatizó.

Actividades
al aire libre

A pesar de las gélidas jornadas que hubo la semana pasada, Cerone evaluó que “la gente hace tripa corazón, se abriga y hace cabalgata, sube aerosillas. La semana pasada con mucho frío y sensación térmica bajo cero subían igual a las aerosillas”.

“Es un tema cultural, a los chicos si no les das actividad, encerrados no pueden estar, entonces prefieren pasar un poco de frío y hacer actividades al aire libre”, remarcó.

Explicó que los turistas “se asombran de Tandil por dos o tres cosas, primero por la amabilidad de la gente. Preguntan por un paseo y enseguida la vecina o vecino le indica, porque estamos tomando conciencia de que Tandil se está transformando en una ciudad turística”.

Por otro lado, “recalcan el tema de la limpieza, a veces los tandilenses la vemos sucia pero el que viene de afuera la ve perfecta, y lo que les llama mucho la atención también es la gente que sale a correr, la cantidad de gente que hace deportes”.

“El cerro lo empezamos a llenar a partir de las 11.30 y ya para las 16.30 la gente se va, es la franja horaria más concurrida. A las 9.30 estamos los perros y nosotros solamente, porque todos están al calor del hogar”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario