¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Lunghi reclamó ante el titular del Pami por el corte en la Chacabuco

En el marco de su visita a La Plata y Capital Federal, el intendente Miguel Lunghi se reunió con el director del Pami, Carlos Regazzoni, para interceder por la situación de la Nueva Clínica Chacabuco, que mantiene suspendidas las prestaciones a los afiliados de la obra social nacional. El encuentro se llevó a cabo en las últimas horas del jueves y el resultado fue positivo, ya que logró el compromiso de una reunión con las autoridades del centro privado, que se concretará la semana próxima.

“Le expliqué que Tandil está pasando un momento difícil, porque el Hospital está abierto para atender a todos los ‘pamizados’ pero no tenemos camas”, dijo, y le rogó que “encuentre la solución con la Clínica Chacabuco”.

Durante la entrevista, entraron en contacto telefónico con las autoridades del centro de internación privado. “La Clínica Chacabuco, a pedido mío y aceptado por Regazzoni, va a viajar la semana que viene para arreglar sus números, estudiar, comprobar, ver”, adelantó el jefe comunal en diálogo con “Dulce o amargo” (104.1 Tandil FM de El Eco Multimedios).

Por otra parte, el pediatra le transmitió al titular de Pami que “la Clínica Chacabuco está trabajando bien, que es una clínica sana, que no hay pedidos de cobro por afuera, como en muchos lugares pasa con los jubilados. Así que lo puse en carpeta y ahora lo tienen que definir ellos”.

Tras esas gestiones, Lunghi deseó que “me cumplan y que se reúnan la semana que viene”, teniendo en cuenta que la falta de prestaciones por parte del centro privado complica los servicios que brinda el Hospital a partir del incremento de la demanda.

“No quiero que un jubilado de Tandil tenga que ir a atenderse a otra ciudad porque aquí no hay camas”, señaló, al tiempo que describió que Regazzoni “me interpretó muy bien, se comportó muy bien, fue abierto, me pareció muy buena persona. Así que va a tratar eso”.

 

La deuda con

el Municipio

 

Por otra parte, el Intendente planteó ante el titular del Pami los retrasos en los pagos que el organismo mantiene con el Hospital Ramón Santamarina. “Tenemos una deuda de 5,5 millones de pesos. Hace cinco meses que no nos pagan. Me prometió que iba a pagar febrero y que lo de los otros meses, los cuatro restantes, lo iba a programar”, adelantó.

Sumado a esto, Miguel Lunghi le solicitó la regularización de los pagos por el servicio de ambulancias. “Tiene una deuda importante. También me dijo que lo va a programar y lo va a pagar porque lo sabe y la tenía a la vista la deuda”, manifestó.

Durante el encuentro, Carlos Regazzoni le transmitió al jefe comunal los detalles del estado de situación que descubrió al asumir al frente de Pami. “Diría que es un poco vergonzoso los 5.100 millones de pesos que faltan, el problema de los medicamentos, los 7 mil jubilados fallecidos que seguían teniendo recetas. Me mostró papelerío y está todo ya en la Justicia. Me dijo que ésa era la dificultad y que él iba a limpiar, blanquear y ordenar el Pami”, resaltó el pediatra.

 

Ricardo Saracca salió al cruce de D’Alessandro por el amparo

 

El director administrativo de la Nueva Clínica Chacabuco se comunicó ayer con la producción del programa “Tandil despierta” (Eco TV y 104.1 Tandil FM de El Eco Multimedios) para salir al cruce de las declaraciones del abogado Mauricio D’Alessandro, al tiempo que valoró que el intendente Miguel Lunghi le consiguiera una reunión con responsables del Pami.

En diálogo con El Eco de Tandil, el referente del Frente Renovador y director del Bapro había anticipado que en 48 horas presentará un recurso de amparo para pedirle a la Justicia que obligue a la clínica a atender a los afiliados a Pami, que están sin cobertura desde el 29 de febrero pasado.

“Le pediría al doctor D’Alessandro, a quien no tengo el gusto de conocer, que venga a la clínica a conversar. Me parece muy bien que defienda a los jubilados, pero creo que él desde el lugar donde está también podría venir a conocer cuál es el problema de la clínica y tratar de buscar una solución”, lanzó el director administrativo.

Cuestionó al mediático abogado porque un amparo “beneficia a los jubilados, pero a la clínica no la beneficia en nada. En la clínica trabajan 180 personas. Me parece que está por el camino equivocado. Tendría que manejarse de otra forma”.

Saracca admitió que quedaron “molestos” con el recurso anterior que D’Alessandro interpuso ante la Justicia por el primer corte de prestaciones a afiliados a Pami, cuando la jueza Silvia Monserrat convocó a una audiencia y obligó a la clínica a brindar las atenciones.

“El nunca ha venido a la clínica a ver cuál era el problema, ni sus asesores tampoco. Acá están las puertas abiertas, le muestro todos los números. No tengo ningún problema. Hasta le pediría que nos ayude a solucionar el conflicto”, disparó, y recalcó que “es una de las empresas de Tandil que más empleados tiene”.

Por último, consideró que se debería defender a la institución “entre todos” y reiteró que la actitud de D’Alessandro “creo que no es el camino correcto”.

 

La cita

 

Por otra parte, Saracca valoró que “en el viaje a Buenos Aires, el intendente Lunghi hizo gestiones para ver si podíamos restablecer los servicios de atención a los jubilados del Pami y tuvimos una comunicación telefónica en la cual nos informan de una posible reunión entre lunes y miércoles de la semana entrante”.

El director advirtió que “si bien eso no asegura nada, es una noticia, por lo menos tenemos la posibilidad de reunirnos, cosa que hasta ahora no habíamos podido”.

El contacto por teléfono lo estableció Javier Merediz, titular de la Unidad de Proyectos y Asuntos Interdisciplinarios de Pami, durante la reunión que mantuvo el Intendente con el director del organismo Carlos Regazzoni.

El titular de la Clínica Chacabuco adelantó que la semana venidera pedirán un incremento en lo que perciben por las prestaciones. “Hoy Pami está pagando prácticamente la mitad de lo que paga IOMA y las clínicas están pidiendo actualización de los valores de IOMA, es decir que estamos muy atrasados con los valores que paga Pami”, informó.

“Nosotros no exigimos deudas porque siempre cobramos lo que Pami nos dice que facturemos. El nuevo sistema prestacional no permite facturar; Pami dice lo que tenemos que facturar. Por eso no hay deuda. Pami nos dice ‘facturen tanto’ y lo paga, pero no quiere decir que es lo que nosotros hemos prestado. Por eso no reclamamos deuda, pero sí un aumento de valores”, aclaró.

Para cerrar, explicó que si acuerdan una mejora en los pagos, van a retomar las atenciones a los afiliados “de inmediato” y “se normaliza automáticamente” la atención.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario