¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Mediante una nota enviada al Concejo, la Usina respondió la acusación recibida

Mediante una nota enviada al presidente del Concejo Deliberante, la Usina Popular y Municipal hizo su descargo de las acusaciones sobre una deuda que fuera expuesta durante la semana por el concejal del Frente para la Victoria, Rogelio Iparraguirre.

El Eco de Tandil pudo acceder al extenso texto que lleva las firmas de Matías Civale (presidente), Sebastián Alewaerts Fiorini (secretario) y Ricardo Saracca (síndico), y en la que se responde a las acusaciones recibidas. Horas antes se había conocido una invitación por parte del Concejo para hablar sobre este tema, aunque en próxima reunión el directorio decidirá si acuden o no, dado que entienden que la respuesta emitida es por demás completa.

Textualmente la nota enviada señala que como directores de la Usina pretenden clarificar determinadas declaraciones públicas que “algún miembro del Honorable Concejo Deliberante han efectuado en los últimos días en relación a ésta empresa”.

En primer término se contextualizó la situación de la firma de capitales mixtos, detallando que “a nadie escapa que el sector de la distribución de energía eléctrica se encuentra con serias dificultades económica-financieras y de falta de inversiones desde hace más de diez años, lo cual se demuestra con los resultados negativos que se han venido acumulando en los estados contables de las distribuidoras y cooperativas eléctricas, y en particular el de nuestra Usina. Situación que ha sido reconocida por el Gobierno nacional mediante el dictado del Decreto 134 del 16 de diciembre de 2015,  el cual declara la emergencia del sector eléctrico nacional hasta el 31 de diciembre de 2017”.

Concretamente, añaden “con ingresos no ajustados a los reales costos de operación y mantenimiento y ante la necesidad de realizar obras para atender el crecimiento de la demanda resulta dificultoso poder cumplir con la totalidad de los compromisos. Nadie puede desconocer los incrementos en los costos de determinados insumos relevantes que ha tenido nuestro sector, en promedio un 1212 por ciento entre 2001 y 2015 (adjuntamos planilla comparativa) o las paritarias salariales que debimos afrontar de un promedio del 30 por ciento en los dos últimos años”.

 

Números

 

En el mismo sentido, se recordó sobre la adhesión de la provincia de Buenos Aires al Programa de Convergencia Tarifaria por los años 2014 y 2015 que comprometió el envío de fondos en compensación de mantener congelados los cuadros tarifarios al 31 de diciembre de 2013.

“Inicialmente, para el año 2014 la Usina Tandil tenía prevista recibir la suma de 18.180.811 de pesos; cuando finalmente se autorizó como monto plan de inversiones la suma de 8.991.000 de pesos, los cuales mayoritariamente fueron acreditados durante 2015, quedando por ende un remanente sin percibir de 9.189.991 de pesos”, se detalló.

Respecto a 2015, reseñaron que “nos aprobaron un plan de obras de  8.052.985 de pesos y de costo laboral de 10.572.304 de pesos. Del plan de obras (totalmente rendido) nos adeudan a la fecha la suma de  3.751.573 de pesos y de costo laboral (documentación presentada en agosto, septiembre y octubre 2015) nos adeudan  4.530.987 de pesos; lo que hace un total a cobrar Convergencia 2015 de 8.282.560 pesos”.

Continuando con las deudas a cobrar que “poseemos en materia pública, también debemos mencionar que los suministros correspondientes a las escuelas provinciales nos adeudan desde el vencimiento de facturas abril 2015 a la fecha, totalizando una suma sin recargos de 1.437.000 de pesos y facturas correspondiente al suministro a Ministerio de Seguridad (dependencias policiales) por un monto de  128.000 pesos (desde vencimiento agosto 2015 a la fecha)”.

 

Decisiones

 

Frente a la situación descripta, desde el directorio se dijo que “nos vimos obligados a tomar decisiones empresariales, las cuales se encuentran reflejadas en las memorias y estados contables publicadas por la sociedad y debidamente aprobadas por la respectiva asamblea de accionistas (ver último párrafo punto II de la Memoria Ejercicio 80 ejercicio finalizado e130 de junio de 2015)”.

En tal sentido, acotaron que sobre fines del año 2014, ya conocido el congelamiento tarifario por la mencionada Convergencia Tarifaria, los aumentos de costos en los insumos, la paritaria salarial del orden del 30 por ciento y el volumen de bonificaciones a pagar por acceder a la jubilación un total de 15 trabajadores (entre noviembre 2014 y febrero 2016) que totalizaron una erogación adicional de 10.580.128,31 pesos; nos vimos en la obligación de tomar decisiones de definir qué conceptos debíamos dejar de cumplir en tiempo y forma”.

Frente a ello, subrayan que se resolvió “priorizar el cumplimiento del Acuerdo de Accionistas (incluye el mantenimiento y reposición del AP el cual es orgullo de esta ciudad), realizar las extensiones y/o ampliaciones de redes o subestaciones necesarias para poder cumplir con el servicio sin tener la frecuencia de los cortes ni la duración de los mismos que poseen otras ciudades del país, atención rápida y eficiente ante siniestros como temporales que hemos sufrido en los últimos tiempos, el cumplimiento de las obligaciones laborales, el pago a nuestros proveedores y contratistas locales, y el cumplimiento en tiempo y forma de nuestros tributos nacionales, provinciales y municipales. En particular, haber depositado mensualmente en tiempo y forma el Agregado Tarifario al Foro Regional Eléctrico de la Provincia de Buenos Aires ha permitido concretar proyectos de obras de sub transmisión como la ampliación de la ET avenida Santamarina o la ET Parque Industrial, o dar inicio a una de las obras más importantes de ampliación de la capacidad eléctrica instalada para nuestra ciudad como es la ET Tandil Industrial II (ej: adquirimos el predio en el PIT y un transformador y otros accesorios por más de un millón de dólares)”.

Dentro de ese contexto, y “vislumbrando que otras distribuidoras y/o cooperativas eléctricas en idénticas condiciones y que en todo el sector eléctrico de distribución comenzaba un proceso de mora con Cammesa (se estima una deuda del sector con Cammesa en el orden de los quince mil millones de pesos); más allá de conversaciones informales que hemos mantenido con funcionarios de dicha compañía, con fecha 9 de enero de 2015, mediante nota UPT 0052/15 le solicitábamos prórroga para abonar factura vencimiento enero 2015.  Situación que se fue agravando y que motivó diversos intercambios epistolares con Cammesa mediante notas cuyas copias se adjuntan, todas relacionadas a solicitar se nos acrediten fondos de convergencia que nos adeudaban al pago de nuestras facturas”.

La situación descripta en el párrafo  precedente -se señala- fue “expresamente reconocida por las autoridades provinciales, cuando en noviembre 2015 la propia Secretaría de Servicios Públicos le manifestó a la Secretaría de Energía de Nación la necesidad de renegociar las acreencias con las distribuidoras a un plazo de 10 años bajo condiciones de financiación a convenir; describiendo las dificultades de ingresos que hemos tenido, los insuficientes recursos tarifarios que hicieron que debamos priorizar mantener la prestación del servicio y fundamentalmente haciendo hincapié en el activo regulatorio que las distribuidoras/cooperativas poseemos como consecuencia de los ´ingresos no percibidos´.

 

La deuda

 

Yendo a la cuestión de la deuda, se aduce que “si bien estamos consolidando con Cammesa el saldo, según nuestros registros la misma asciende a la suma de 28.618.973 pesos, la cual incluye todos los recargos por mora, lo cual se encuentra en vías de negociación para su exclusión, por lo que dicha deuda entendemos que se reduciría”.

En este sentido, considerando que la resolución 06/16 del MEyM dispuso la “regularización y normalización del sector a partir de su sanción (febrero 2016), la factura vencimiento 10 de febrero de 2016 fue abonada y lo mismo haremos con la factura vencimiento 10 de marzo de 2016, a la cual ya le adelantamos la suma de 2.000.000 pesos y hemos dispuesto la transferencia del saldo para el día de su vencimiento por un monto de 1.700.000 pesos”.

Asimismo, se expresó que “dentro de esa normalización del sector, resulta necesario presentar un plan de pagos habiendo otorgado un plazo de 30 días el cual ha sido prorrogado por Cammesa al 10 de marzo de 2016 según Nota B-105620-1”.

En tal sentido “más allá de reuniones sectoriales que mantenemos con las autoridades provinciales y nacionales y en particular con Cammesa, nos encontramos junto al resto del sector de las distribuidoras provinciales y cooperativas eléctricas deudoras confeccionando una propuesta de pago que prevé un plazo de pago a 10 años, con un período de gracia que rondará en 1 año y con un interés equivalente al 6 por ciento anual. Lo dicho significa que nuestra deuda la podremos amortizar a largo plazo, a partir del año 2017 y en tal caso afectando con el pago de la cuota un 1,6 por ciento de nuestra facturación mensual por venta de energía a tarifa cuadro Resolución 22/16”.

Se añadió que “presentada la propuesta de pago, canceladas las facturas corrientes como hemos hecho, hemos cumplimentado lo establecido en la Resolución  06/16 MEyM por lo que perfectamente Cammesa considerará los costos de abastecimiento de nuestros usuarios tarifa social y plan estímulo, y la Usina podrá aplicar los cuadros previstos por la Resolución 22/16 del Miysp a los usuarios residenciales que revistan el carácter de tarifa social o accedan al plan estímulo”.

En defensa de los intereses de la Usina

 

Con toda la información detallada en la presente nota “más allá de haber sido manifestada en nuestras asambleas de accionistas y en notas a los organismos regulatorios, queda demostrada que la decisión empresarial ha estado en línea con la defensa de los intereses de nuestra empresa habiendo podido mantener la `paz social´, sostener los puestos de trabajo, mantener el servicio a nuestros usuarios, atender el crecimiento de la demanda, realizar y proyectar importantes obras, cumplir con nuestros proveedores, con el fisco, etc.; y a nuestro criterio sumamente acertada en pos de poder seguir priorizando nuestro plan de inversiones en las redes e instalaciones”.

Por tal motivo, se manifestó  que consideraron “inoportunas las declaraciones públicas de algún miembro de ese cuerpo cuando aún en una situación de emergencia eléctrica nacional la situación financiera de nuestra empresa se encuentra debidamente equilibrada; siendo llamativo el cabal desconocimiento de la crítica situación que puso al sector eléctrico provincial a partir de la adhesión de la Provincia de Buenos Aires al Programa de Convergencia Nacional, ya que hasta fines del año 2014 a Cammesa le veníamos abonando hasta en forma anticipada”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario