¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Mientras busca rearmarse, el peronismo de Tandil conmemoró el Día de la Lealtad

En la fría tarde de ayer unos cincuenta peronistas se acercaron hasta la plazoleta donde se encuentra el busto del tres veces presidente de los argentinos, Juan Domingo Perón, para conmemorar un aniversario más de aquel histórico 17 de octubre de 1945.

En el homenaje se pudo observar a las distintas vertientes del peronismo que dieron el presente y cómo algunos actores políticos siguen estando lejos uno de otros, luego de las heridas producidas tras la derrota electoral que llevó a perder los gobiernos nacional y provincial.

Raúl Echegaray fue el único orador, quien entre otras consideraciones abogó por la unidad en beneficio del Movimiento Nacional y Popular.

La Marcha Peronista entonada por los militantes cerró la conmemoración. El gran objetivo para todo el peronismo es 2017, donde buscará volver a prevalecer en las urnas, aunque antes deberá ordenarse puertas adentro para mostrar una imagen de unión y seducir a los votantes. Por lo pronto, esto último parece estar lejos aún de concretarse.

Rubén Sentís, uno de los organizadores del acto junto a su mujer Corina Alexander, habló con El Eco de Tandil y señaló que “luego de una derrota electoral, el peronismo vuelve a estar en el llano y eso es bueno porque permite observar los errores cometidos, replantear cosas y volver mejorados. El peronismo dos veces estuvo en el llano, fue en 1955 con un golpe militar y en la derrota de 1983 ante Raúl Alfonsín. Las dos veces regresamos con más fuerzas porque se pudieron reconstruir los cuadros políticos, renovarlos y actualizar la doctrina”.

Analizando el presente, indicó que “es bueno estar en estado de asamblea, el peronismo está en proceso de recambio y renovación saludable”.

Al ser consultado sobre las elecciones del próximo año, expresó que “2017 es un tránsito, el problema que podemos llegar a tener es de conducción, de definir liderazgo. Todo esto se ordenará con el voto de la gente, que definirá el lugar que le tocará a cada uno en Tandil, Provincia y Nación”.

El experimentado dirigente aseveró que “a Cristina Fernández de Kirchner no hay que apurarla y hay que escucharla. Ella dice que no será obstáculo para conformar una nueva mayoría. Hay que dejarla que maneje sus tiempos, que colabore en todo lo que tiene que colaborar, y mientras tanto hay que trabajar y juntarse porque no es que solo está en crisis la cúpula de arriba, sino que la crisis está en toda la geografía nacional”.

“Traidor es una
palabra fuerte”

Son muchos los militantes que se han expresado en contra del presidente del PJ Tandil, Diego Bossio, luego de su ruptura con el kirchnerismo tras la derrota electoral de Daniel Scioli. “La palabra traidor es fácil decirla, pero no tiene sentido. Diego Bossio, como otros compañeros, han tomado una postura política y el tiempo dirá si están acertados o no. Traidor es una palabra muy fuerte”, manifestó Sentís.

Al recordarle que esa acusación salió desde la propia militancia peronista de la ciudad, dijo que “yo no lo hago, además el peronismo es visceral, se discute en serio, se dicen las cosas y no se esconde la mugre debajo de una alfombra. Cristina y Néstor, como en su momento Perón y Evita, brindaron mucho afecto, quienes se corren un poco pueden reaccionar duramente, pero no pasa de eso”.

Luego el dirigente político habló del ámbito local y señaló que “Tandil va a tener 16 años de un mismo intendente, y la ciudad está estancada. Se necesita una nueva camada de políticos que trasciendan lo que hoy llamaría el post lunghismo. Desde el radicalismo, el Frente Renovador y el justicialismo son las tres vertientes que están planteando el Tandil del Bicentenario, algo que se discutirá el año que viene”.

Daño

Al lado del busto de Juan Domingo Perón se colocó un cartel donde se hace una breve reseña de lo que fue la única visita del General y Evita a la ciudad. La descripción lleva la imagen de Perón y Evita, que lamentablemente antes de llevarse a cabo el acto fue dañada por manos anónimas, cosas que en esta democracia que tanto costó conseguir ya no deberían suceder.

Para Diego Bossio “es una gran
oportunidad para reflexionar”

El presidente del Partido Justicialista de Tandil, Diego Bossio, difundió un comunicado para recordar el 17 de octubre de 1945, día en que se produjo en Buenos Aires una gran movilización obrera y sindical que exigía la liberación de Juan Domingo Perón.

En el texto señaló que “este 17 de octubre es una gran oportunidad para reflexionar. Reflexiones sobre sentimientos y compromisos. Sobre renovación de ideas y de responsabilidades que se reactivan. Hoy, más que nunca, nuestro lugar es al lado de la gente, escuchando y siendo transmisores, buscando soluciones.

Estamos en la transición de dejar el pasado con memoria pero sin retrocesos, con una visión que refresque y actualice consignas tan caras a quienes abrazamos con pasión esta manera de vivir de cara a la gente, con intensidad, solidarios, procurando el bienestar para los argentinos.

Después de muchos años, el peronismo exhibe hoy una nueva generación de cuadros político-partidarios y militantes jóvenes que vuelven a plantear seriamente las ideas del movimiento y del proyecto nacional. El rol del Estado como interventor activo en la gestión pública y la idea de la reparación social son las guías de su acción política.
Dirigentes jóvenes que entienden la necesidad de construir nuevas mayorías, con lucidez y con una clara concepción de unidad, para trabajar las transformaciones esenciales que la Argentina necesita.

Una nueva generación en la que prevalece una concepción centrada en el día a día de sus actos políticos, donde la solución concreta a los problemas de la gente se impone por encima de la liturgia insustancial del relato y donde la mayor fortaleza para luchar por los derechos que reclama la sociedad es el contacto directo con los problemas cotidianos de los ciudadanos. Porque la verdadera lealtad debe establecerse con las necesidades de la gente.
Se trata de una pelea gigantesca que implica cambiar la lógica de la prepotencia por la de la unidad en la diversidad; la lógica del autoritarismo por la del diálogo horizontal.

El peronismo debe volver a abrir puertas. Y no cerrarlas más. Tenemos un gran desafío por delante: la obligación de construir un nuevo futuro para cambiar este triste presente. Y vamos a seguir siendo leales a esa idea, hoy más que nunca”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario