¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Mil encuentros de lectura en el Hospital de Niños

Una emotiva mañana se vivió en el hall del Hospital de Niños “Debilio Blanco Villegas”, en el marco de la celebración de los mil encuentros del proyecto Todos Leemos, iniciativa que lleva adelante la fundación del centro pediátrico y la Sala Abierta de Lectura. Por el espacio, puesto en marcha en 2009 en la sala de espera, pasaron alrededor de 15 mil niños y sus familias, y se han leído unos 60 mil libros bajo la coordinación de los mediadores voluntarios a cargo.

El viernes estuvieron presentes el intendente Miguel Lunghi; la subsecretaria de Cultura y Educación Natalia Correa; y la directora del Hospital, Marta Brea, como así también los colaboradores, quienes hacen realidad el proyecto todos los días.

Valeria Rabal, de la Sala Abierta de Lectura; la doctora Marta Brea, junto a Leticia Saligari, presidenta de la Fundación del Hospital de Niños, celebraron los logros y compartieron su satisfacción con El Eco de Tandil.

En principio, Rabal manifestó que para ellas “es muy importante” celebrar ese gran número de encuentros que no sólo significa un orgullo para todas las que día a día los llevan adelante sino también encierra otras cifras, como por ejemplo pensar que si cada encuentro dura aproximadamente una hora, hay tres mediadores y unos 15 chicos en promedio, acompañados también por sus familias, y si cada uno lee unos cuatro o cinco libros, ya se han leído alrededor de 60 mil libros en el Hospital.

El proyecto contaba con alrededor de 220 libros y ahora con un dinero que les fue entregado por la fundación del Hospital, pudieron comprar 30 más, elegidos “muy especialmente”, según las características y los tiempos que tienen para leer. “Hay libros que tocan todos los temas y en ese sentido se hace un trabajo muy importante con las personas que capacitamos, con el concepto de qué tipo de libros les podemos acercar a los niños”, explicó.

Contó que los encuentros de lectura se realizan actualmente de lunes a viernes, en diversos horarios, están bajo la coordinación de 40 mediadores voluntarios y están por abrir una nueva capacitación los días 4, 11 y 18 de junio, en la Sala Abierta de Lectura. Los interesados en anotarse o en obtener más información pueden escribir a [email protected].

Un espacio que impacta

Por su parte, la directora del Hospital de Niños señaló que “tenemos que entender que el hecho de que el niño esté sano no quiere decir que esté libre de enfermedad solamente, sino que quiere decir que logremos en ese niño poder sacar su potencial creativo para tener un desarrollo óptimo y en esto la lectura es indispensable”.

Subrayó que es muy importante para el chico poder tener esta posibilidad, no sólo para leer y promover su potencial creativo sino además para entrar con más tranquilidad y seguridad al consultorio para ser asistido por un problema de salud.

Brea admitió que “no nos damos cuenta de la riqueza hasta que lo podemos ver acá en la sala de
lectura cuando está en pleno funcionamiento, es una maravilla”, y valoró que desde sus comienzos hasta hoy cada vez se le da más importancia a esta propuesta. “Verlo funcionar impacta, a tal punto que yo he pedido en los turnos, si algún chico está muy interesado en la lectura en ese momento, que pase otro y ése se quede leyendo en la sala de espera”, contó la doctora.

Un proyecto “único”

En tanto, Leticia Saligari contó que el proyecto surgió ya hace más de seis años con el trabajo de campo llevado adelante por la asistente social Valentina Merigone. La profesional fue consultada por la organización para que analizara qué proyectos se podían llevar adelante dentro del Hospital y así surgió.
Valentina Merigone realizó una labor de campo, concurriendo al centro asistencial pediátrico, estudiando cuánto tiempo de demora había en los turnos, cómo se comportaban los chicos y sus padres, entre otros factores que motivaron la puesta en marcha del proyecto Todos Leemos.

Saligari reconoció con mucho orgullo que “nosotros no conocemos un proyecto de estas características. El tema es así, cuando comienza la fundación en el Hospital, entiende -en el momento- que para prevenir la salud se necesitaba un proyecto sobre educación y un medioambiente adecuado”.

Por ello, contrató a dos profesionales para hacer el proyecto conjunto con la Sala Abierta de Lectura y la campaña de botellas plásticas.

“Entonces, la fundación cumple el entendimiento que tiene sobre la prevención de la salud”, explicó y aseguró que con la celebración de los mil encuentros la idea es seguir adelante porque la evaluación hasta el momento es muy satisfactoria.

Mantener
los proyectos

Por último, Marta Brea remarcó que “hay varios proyectos en el Hospital”, y reconoció que lo que más le llama la atención es que “duran en el tiempo y que no se han equivocado en ninguno de los que se han iniciado”.

Enumeró así “este proyecto con mil horas, el grupo de lactancia que va a cumplir seis años el 1 de junio, el grupo del voluntariado. Todo lo que se inicia, mantenerlo en el tiempo cuesta. Esto se está pudiendo hacer y eso es lo que más orgullo me da, hay gente que está trabajando con tanta garra que te dan ganas de seguir”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario