¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Múltiples actividades en El Andamio con talleres preocupacionales

“El principal objetivo que perseguimos -comentan los profesionales de El Andamio- al implementar estos nuevos talleres preocupacionales es que los concurrentes puedan desarrollar sus habilidades, se sientan más capacitados para integrarse laboralmente, adquieran experiencia y se sientan útiles con su aporte, contribuyendo de esta manera a su desarrollo personal, su inclusión social, su bienestar emocional, respetando al mismo tiempo los derechos de las personas con discapacidad. En el primer mes de trabajo los concurrentes han aprendido a fabricar bandejas y maceteros que ahora están en proceso de pintura y decoración”.

En la actualidad se ofrece un total de doce propuestas distintas en el transcurso de la semana en las que los jóvenes disfrutan y aprenden junto a los numerosos profesionales con los que cuenta la institución. Cabe destacar que el equipo de trabajo de El Andamio está conformado por talleristas idóneos en cada especialidad y por profesionales del área de la psicología, docencia, terapistas ocupacionales y trabajo social entre otros, que acompañan a los jóvenes y sus familias.

Dando pasos en pos
de la inclusión laboral

“Continuando con lo trabajado en el taller de huerta durante 2016, este año nos hemos propuesto nuevos desafíos por lo que comenzamos nuestros primeros pasos con entrenamientos prelaborales en el vivero El Nacional. Hemos pensado en este proyecto partiendo de la base del respecto por los derechos de las personas con discapacidad a la integración al ámbito laboral y contribuyendo de esta manera a su desarrollo personal, su inclusión social, su bienestar emocional. Impulsamos a aquellos concurrentes interesados en la temática de jardinería a sumarse aplicando las habilidades y destrezas adquiridas en el taller”, reflexionan los profesionales.

Y con referencia al proyecto enfatizan: “Se basa en dos líneas de trabajo específicas, la primera dirigida a colaborar con el espacio del vivero atendiendo las necesidades que requieran ordenamiento de plantas, limpieza, riego, atención al público, entre otras. Y por otro lado la producción de plantines en nuestra huerta orgánica para el abastecimiento del vivero. Con la producción generada por el taller de huerta durante el ciclo de verano se abasteció al vivero con plantas aromáticas de diferentes variedades, entre ellas: menta, orégano y caléndula.

Gente agradecida

“Un reconocimiento muy especial para la gente del vivero El Nacional por brindarnos con desinteresada generosidad esta posibilidad de desarrollo para nuestros jóvenes”, agregan.
“Quienes anduvieron por el centro de Tandil la mañana del martes 11 de abril tal vez encontraron entre sus calles a un grupo de jóvenes de El Andamio que decidieron aprovechar los tibios rayos del sol que se animó a salir luego de varios días lluviosos para llegarse hasta el café Quereme Así Piantao y compartir allí un desayuno diferente. Entre submarinos, café y té con leche con medias lunas los jóvenes compartieron junto a quienes atienden el lugar una amena charla para conocer más de cerca la experiencia de llevar adelante un emprendimiento laboral, intercambiaron receta que elaboran en el taller de cocina de ambos centros de día y también hubo tiempo de registrar la visita como se ve en la foto. Tan gratificante fue la experiencia que hemos decidido replicarla martes por medio para que todos nuestros jóvenes puedan disfrutarla. Y para hacerla aún más enriquecedora, el martes 25 fueron con el profesor de música para compartir, además de un exquisito desayuno, canciones, risas y momentos de socialización.

FOTO EPIGRAFE
Desayuno en Quereme Así Piantao.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario