¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Municipales cumplieron con la primera jornada de paro en el Hospital

Mientras el Ejecutivo se dispone a mejorar la rechazada oferta que establecía un 15 por ciento de aumento en los haberes para el primer semestre del año, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil acompañó ayer la primera jornada de paro en el Hospital Municipal “Ramón Santamarina” al que se sumaron otras áreas, y advirtió que la medida podría profundizarse si no logran un acuerdo que permita cubrir las expectativas salariales para la masa de empleados comunales.

El paro de actividades se desarrolló por dos horas, de 10 a 12, en el centro asistencial público y en la Secretaría de Desarrollo Social, al igual que en las direcciones de Vialidad y Cementerio, mientras que para hoy se espera que se sume personal del Juzgado de Faltas e Inspección General.

Para la segunda jornada en ese esquema coincidirá la decisión adoptada por la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos de cortar los servicios médicos a los afiliados de PAMI (ver página 5).

 

A la espera de una mejor oferta

 

La secretaria adjunta de la organización gremial, Cecilia Soto, se refirió a la medida al señalar que “los diferentes sectores comenzaron una medida de fuerza de dos horas, por ahora, que se incrementará si no se recibe otra propuesta del Ejecutivo”, advirtió.

Puntualizó que las direcciones de Vialidad y Cementerio también se hicieron eco de la huelga bajo la misma modalidad, al igual que trabajadoras sociales, administrativos y los choferes, mientras que el Juzgado de Faltas comenzará hoy junto con Inspección General y Tránsito, en el primer piso de la Terminal de Omnibus.

A su vez garantizó que “sólo se atendieron las urgencias” y agregó que “los turnos programados fueron rechazados”.

“Son medidas que van a ir incrementándose en la medida que no tengamos una oferta más tentadora del Municipio”, advirtió y adelantó que la decisión de profundizar la protestar será acordada entre los dirigentes en forma conjunta con los empleados de las distintas áreas.

A su vez Soto defendió que el paro es la “única” metodología con que cuentan para agilizar los tiempos y alcanzar un acuerdo de actualización salarial y apuntó que “dependerá del Ejecutivo, si le importa o no Tandil y los trabajadores municipales sobre todo”.

Finalmente ratificó que el gremio se mantiene “firme” en su reclamo del 35 por ciento de incremento salarial para todo el año pero insistió en que “el juego lo tiene que abrir el Ejecutivo”.

 

Mejora en la propuesta

 

A propósito del reclamo, según pudo saber este Diario ayer por la tarde el Intendente y funcionarios de distintas áreas (Economía, Gobierno y Recursos Humanos) mantuvieron una extensa reunión en la que evaluaron una mejora en la propuesta inicial dada a conocer el miércoles pasado a los integrantes de la comisión directiva de la organización sindical.

Se trazaron los lineamientos generales y en las próximas horas avanzarán en una presentación formal ante el gremio, que podría hacerse efectiva entre hoy y mañana, cuando las partes vuelvan a juntarse en el marco de las paritarias.

 

Un paro de efectos relativos

 

Por su parte el vicepresidente del Sistema Integral de Salud Pública, Ente Descentralizado, Darío Pretti, relativizó la medida y su efecto, a la vez que calificó de “desmedida” la reacción planteada tras un primer ofrecimiento del Ejecutivo.

En cuanto a las repercusiones en la atención en el centro asistencial durante el lapso que se extendió la medida dijo que la internación se mantuvo “en forma normal” y que “todos los profesionales trabajaron sin ningún corte”, mientras que algunos trabajadores abocados a los sectores administrativos se plegaron al paro.

“Fue relativo el efecto que tuvo. El Hospital siguió trabajando en forma normal”, arremetió el funcionario. u

Nota proporcionada por :

Deja un comentario