¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Para Civale, el encuentro sirvió para “saldar esta controversia” por la Usina

El presidente de la Usina Popular y Municipal de Tandil, Matías Civale, evaluó de manera positiva la reunión mantenida este miércoles con concejales de los distintos bloques, en el despacho del presidente del Cuerpo Deliberativo, Juan Pablo Frolik. Confirmó que sirvió para ratificar la información ya dada a conocer en el informe y lamentó haber tenido que llegar a esta instancia, luego de difundirse “información errónea” de la empresa.

En diálogo con El Eco de Tandil, el contador expresó en principio que el encuentro fue “bueno” y, desde la empresa, se demostró que no tenían ninguna intención de “ocultar” ningún tipo de información, al tiempo que se aclaró que “nunca” habían recibido una invitación de los concejales.

Aclaró que recién fueron notificados cuando el presidente del Concejo se comunicó con él “formalmente” para citarlo al recinto, luego de haber cursado una invitación a los ediles a una reunión en las oficinas de Nigro 575.

Más allá de estas cuestiones, que consideró “menores”, lamentó que “se haya dado información errónea de la Usina y que, obviamente, quedó demostrada con toda la documentación respaldatoria”.

Por lo tanto, recalcó Civale que lo que se planteó desde el directorio en el marco de la reunión fue que cuando uno tiene que hablar de alguna información de la Usina, es preferible “consultar”, porque de hecho garantizó que las puertas de la empresa “siempre están abiertas y hay síndicos públicos para confirmar esa información”.

Al mismo tiempo, subrayó que se demostró cuál es la “real” situación financiera de la Usina y el por qué se había llegado a generarse una deuda porque –fundamentó- “hubo concejales que pusieron en tela de juicio qué se había hecho con el dinero. Y lo que quedó demostrado es que ese dinero nunca ingresó a la Usina, que quedó en las arcas nacionales. Entonces, evidentemente escuchar a la salida al presidente del bloque del FPV decir que la decisión tomada por la empresa fue excelente y, desde el punto de vista empresario muy acertada, la verdad es que a uno lo satisface”.

Sin embargo, el contador admitió que “no deja de generar cierto resquemor de por qué se hicieron las declaraciones que se hicieron, que cuando realmente se tenía la información, esa posición dio un giro de 180 grados”.

Sobre todo -ratificó- teniendo en cuenta que la información que se dio en el marco del encuentro con los concejales fue “la lectura de los estados contables publicados, no salió de otro lugar”.

 

“La controversia queda saldada”

 

Por lo tanto, manifestó que “queda saldada esta controversia, que obviamente creo que generó una discusión con poco sentido, pero demostramos ya que no teníamos nada que ocultar y, cuando fuimos convocados por el presidente del Deliberativo, asistimos y dimos las explicaciones. La reunión fue en un tono muy cordial”.

Por otro lado, más allá de la lectura de la información que avalaba lo previamente expuesto en el informe, contó que la discusión final se dio en torno a la publicidad de los balances. En este sentido, planteó que “éstos son presentados en asambleas y publicados en la página web, se puede acceder. Obviamente, esta es una empresa que se regula por las normas de la Ley 19550 y el contrato de concesión, y quedó demostrado que cada una de esas cuestiones fueron cumplidas por la Usina”.

 

Una situación “lamentable”

 

Particularmente en cuanto a la deuda, el titular de la Usina confirmó la lamentable situación a la cual se tuvo que llegar, no sólo en el caso de la empresa que encabeza actualmente, sino en el de todas las distribuidoras de la provincia que tienen “una deuda con el Estado nacional, con Cammesa, porque el Estado nacional durante el 2014 y 2015 tiene una deuda con las distribuidoras”, que según confirmó, “se debía haber compensado”.

Por lo tanto, subrayó que “se llegó a esta situación por malas decisiones o por mala aplicación de un plan que no dio los resultados esperados a nivel nacional, que fue la convergencia tarifaria en 2014 y 2015, y con la documentación que llevamos ayer quedó demostrado que esto fue un reconocimiento de la propia administración del ex gobernador, Daniel Scioli, lamentablemente hacia finales de su mandato”.

 

“Desconocemos qué se hizo con los fondos”

 

En concreto, planteó Civale que “el Gobierno provincial le informó, puntualmente a la Usina -pero a todas las distribuidoras también-, en mayo de 2014 y en junio de 2015 cuáles eran los fondos que correspondían para transferir. De esos fondos llegó algo menos de la mitad, pero esa es una relación que tenía el gobierno de Scioli con la administración nacional y nosotros desconocemos qué se hizo con esos fondos”.

Entonces, consideró que “lo que se pretendió hacer acá por parte de algunos ediles, por desconocimiento absoluto de las cuestiones o por lo que sea, es poner en duda qué hizo la Usina con estos fondos, que nunca llegaron y quedaron en el gobierno nacional y provincial”.

Y advirtió que “llegar a esta situación de tener que dar este tipo de explicaciones, a partir de información falsa es complicado porque, cuando esto ocurre, después uno tiene que gastar tiempo en tener que rebatirla y la verdad es que el reconocimiento de esas cuestiones sale muy chiquito cuando fue tapa en los diarios todo lo demás y a uno sinceramente le genera cierto escozor. Principalmente, porque la Usina está equilibrada financieramente”

Entre el equilibrio financiero y la problemática situación del sector

 

El contador habló sobre la situación actual del sector y ratificó que es “problemática”. Recordó, en ese sentido, que “venimos de muchos años en los que, tanto la generación, como distribución y transporte de la energía, es un problema. Esto lo hemos venido diciendo hace un tiempo y de hecho el sector energético está en emergencia desde el año pasado, declarado a nivel nacional por una resolución. Por lo tanto, las situaciones son complicadas”.

Puntualmente de la Usina, informó que “hemos tenido que atender a costos que se incrementan y les acercamos a los concejales una demostración de ello. Desde 2001 a la actualidad, hubo 1215 por ciento de incremento inflacionario en los principales productos que adquiere la Usina. Y en los últimos dos años tuvimos incrementos salariales de arriba del 60 por ciento y nada de eso se atendió respecto de la tarifa”.

Por lo tanto, confirmó que la situación es “compleja” y, puntualmente, este último mes informó que “la Usina está comprando la energía, de hecho ya pagó una parte por adelantado, a valores que no son trasladados todavía a la tarifa. La situación de todo el sector es compleja, pero por suerte con una administración muy austera en la que se privilegia la inversión en prestar un servicio de calidad, hace que estemos equilibrados financieramente”.

Pese al complejo escenario, Civale afirmó que son “optimistas”, ya que el Gobierno nacional “reconoció ya que es un problema y ése es el primer paso. A partir de ello, veremos si las medidas que se empezaron a tomar llegan a buen puerto para que la matriz energética de la Argentina cambie y que empecemos a hablar seriamente de energías limpias, renovables, y la Usina también pretende ser líder en cada una de estas cuestiones, como siempre lo ha sido durante los 80 años que cumplimos en el día de ayer”

 

La propuesta de pago presentada a Cammesa

 

Por último, el contador habló sobre los detalles del plan de pago de la deuda con la compañía eléctrica Cammesa. En primer lugar remarcó que “en la Resolución 6 del ministro Aranguren (Juan José) se establece que en un plazo no menor a 30 días se debe llegar a un acuerdo”.

En tal sentido, aseguró que desde la Usina “hicimos una propuesta similar a la que hicieron todas las distribuidoras y que es la misma que la administración de Daniel Scioli había solicitado por noviembre de 2015”.

Informó que consiste en “una propuesta de pago a 10 años, con un año de gracia, a una tasa del 6 por ciento, pero lo más importante es que se le solicita la quita de las tasas de interés. Y esta situación, si se quiere, es mínima para la distribuidora. Hay que recordar que el Gobierno en la administración kichnerista le condonó la deuda que Edenor y Edesur -es decir, se la compensó por activos regulatorios-, tenían con Cammesa en el 2013 y 2012. Por ejemplo, por cada año eran 880 millones para cada una de las distribuidoras y se lo hizo por 8 años para atrás. Y, en la nota, también le pedimos el mismo trato”.

Hasta el momento, el titular de la Usina aseguró que “no hay un acuerdo firmado, pero somos muy optimistas porque hace más de cuatro meses que venimos con las conversaciones”.

En resumen, ratificó que “presentamos la propuesta, en la que le pedimos que nos reconozcan los activos regulatorios, igual que lo hicieron con Edenor y con Edesur, que nos quiten los intereses y, en el caso de que aún quedara un excedente una vez que se consolide un monto de deuda, se le dé el tratamiento que mencioné: 10 años con un año de gracia al 6 por ciento anual”.

Resaltó que “esto fue publicado en la propia resolución del ministro y, en la propia emergencia eléctrica, entonces, decir que eso no tiene publicidad o no fue público, llama bastante la atención porque toda la documentación que presentamos en esta reunión era información que estaba publicada”.

Planteó en consecuencia que “lo que ha sucedido es que, a partir del incremento de tarifas, en donde se reconocen las malas decisiones de estos últimos años por parte del Gobierno nacional y provincial, se involucraron en el tema, pero que se hayan involucrado ahora no quiere decir que la información no haya sido pública”

 

Civale consideró que la imagen de la Usina seguirá “igual o aún mejor”

 

Sobre la imagen empresarial que tiene la Usina y si considera que esta información “errónea” que se dio a conocer puede llegar a empañarla, Civale recalcó que “como empresa, lo que más nos importa es que el servicio sea de calidad y sabemos que el usuario tendrá una buena o una mala imagen si el servicio es de calidad. Nosotros tenemos niveles de cortes de la menor cantidad en la provincia y eso es motivo de orgullo”.

De todas maneras, contó que “hacemos encuestas de satisfacción al usuario porque además corresponde hacerlo, ya que así lo solicita nuestro organismo de contralor. Esta semana, en medio de todo el conflicto -si se quiere-, se terminaron y tenemos los resultados y éstos se mantuvieron”.

“Y –afirmó- soy más optimista aún, aclarada esta situación, aunque obviamente la repercusión de la reunión -en la que los mismos que habían dicho una cosa dijeron que la decisión del directorio de la Usina fue acertada y excelente-, no fue la misma que tuvo cuando se dio la información errónea de que se debían 35 millones. Aún, ante esa situación -que creo los medios tal vez no publicaron con el mismo énfasis- y que fue aclarada, creo que la imagen de la Usina seguirá siendo igual o, incluso, mejor”

Nota proporcionada por :

Deja un comentario