¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Para Ersinger, era necesario el aumento eléctrico

Las quejas frente al tarifazo anunciado en el servicio de luz ya se hacen escuchar y desde el PRO local, el concejal Claudio Ersinger, defendió la medida y fundamentó que era necesaria en pos de restablecer los niveles de inversión y mejorar la calidad del servicio. “No se puede seguir pateando la pelota para adelante”, lanzó.

En diálogo con El Eco de Tandil, afirmó que es “una cuestión que lamentablemente se tendría que haber hecho en su momento, pero por una decisión política se frenó. Y eso tiene un costo para toda la infraestructura, que se está pagando ahora”.

Señaló así que “se puede suspender en un año malo por una cuestión estratégica”, pero advirtió que “no debiera suspenderse nada más que por una cuestión política, a los efectos de caer simpático con el que consume el servicio. Entonces ¿qué pasa? Se suspende uno, dos, o cinco años y, al no haber inversión, se llega a esta situación que tenemos, con cortes programados, como si estuviéramos en la década del ’50 o el ’60. Esto es lamentable”.

Por lo tanto, advirtió que “lógicamente, cuando llega el aumento, llega todo junto. Y ahora a la industria le llega un incremento de más del ciento por ciento y sobre el consumo domiciliario también llega un aumento grande, pero no tan grande como le llega a otros domicilios del país, que tal vez tienen una facturación más atrasada que la nuestra. Pero el sector industrial ahora tiene que absorber ese costo inmenso y obviamente no le gusta nada”.

Planteó en este contexto “qué distinto hubiera sido si se hubiera aumentado un 10 por ciento por año y no un 110 por ciento en uno solo”.

 

El atraso en

la inversión

 

En respuesta a las críticas de la oposición respecto a la gradualidad del incremento y el momento en el que fue anunciado, Ersinger dijo que “si planteamos la decisión en términos de que estuvo mal, entonces, hay que aceptar que seguirán los cortes por los próximos cuatro o cinco años porque no vamos a poder hacer nada de lo que no se hizo en estos últimos diez o doce años”.

Por lo tanto, fundamentó que “uno puede plantearlo en términos de gradualidad, pero por la demanda que tiene el atraso en inversión en infraestructura, lo que es la distribución y transporte, lamentablemente la gradualidad se puede plantear en repartir en tres veces, pero todas en este año porque –insistió- no se puede seguir pateando la pelota para adelante, sino la inversión no llega nunca y los cortes van a seguir”.

“Entonces, le pregunto a quienes hoy están con el grito en el cielo por este aumento qué situación prefieren: si prefieren que sigan los cortes con o sin aviso, o si no les parece una cuestión sensata de que el no haber aumentado 10 por ciento por año te pone en la obligación de tener que aumentar un ciento por ciento en un solo año”, remarcó.

 

“Una situación calamitosa”

 

“La realidad –enfatizó- es que la red y toda la infraestructura está en una situación calamitosa y si no se hace la inversión va a ser difícil. Si se pone en funcionamiento el aparato productivo, no podemos con la infraestructura que tenemos ahora, hacer el transporte, distribución ni la generación de la energía”.

Y señaló que lo mismo ocurre con el gas y con el combustible líquido. “En nuestro país estamos importando energía de países vecinos y países no vecinos también. La inversión es multimillonaria y en general se hace con financiamiento internacional. Y acá, encima, la hemos tenido prácticamente gratis. El consumo eléctrico ha sido prácticamente gratuito en el uso domiciliario y muy bajo el costo energético en el sector industrial”

Nota proporcionada por :

Deja un comentario