¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Recomendaciones para la tenencia responsable de mascotas

El Eco

A raíz de la situación vivida en las últimas horas por un niño de nuestra ciudad, que recibió lesiones por parte de un perro de raza San Bernardo, la Dirección de Bromatología del Municipio de Tandil recordó las recomendaciones generales al momento de adoptar y comportarse con una mascota.
Desde el área comunal recalcaron que la primera medida a tomar es analizar en familia si se posee el tiempo necesario para dedicarle al animal y las condiciones edilicias del lugar a donde se va a desenvolver, especialmente la superficie del patio, para definir la raza o tamaño del perro a la que podemos apuntar.
“Tenemos que informarnos acerca de las características de cada raza, porque existen algunas más activas que demandan mayor cantidad de horas de paseo o juego y animales más grandes que requieren más espacio”, agregó el responsable del Área, Federico Sánchez Chopa.
“El perro no es un juguete, es una responsabilidad, tiene demandas que si no las cubrís de acuerdo a su comportamiento, su comportamiento se modifica. Una vez que los tenemos en casa tenemos que ocuparnos”.
Entre las recomendaciones agregaron que los paseos son necesarios y tienen que realizarse con correa, inclusive aquellas razas denominadas como potencialmente peligrosas (PP), deben salir con bozal.
“La vereda o la calle no son el patio de una propiedad. La Federación Cinológica Argentina define cuáles son esas razas, pero la recomendación es que aquellos animales de más de 25 kilos, son potencialmente peligrosos”, explicó Sanchez Chopa.
En todos los casos, las salidas tienen que ser cotidianas para que el perro adquiriera el habito; “y ante la imposibilidad del paseo diario en compañía de un integrante de la familia se debe pensar en que alguien más pueda acompañarlo en su salida”, agregó.
El funcionario aseguró además que “los perro son animales que actúan por instinto y hay que hacer una buena educación sobre los animales, principalmente en los primeros seis meses de vida, para que comprendan que instintos pueden desarrollar y cuáles no. Que el perro conviva cotidianamente con la familia, que tenga su tiempo con todos los integrantes, que no esté aislado o atado todo el tiempo y que tenga acceso a la bebida y a la comida cotidiana”.
“Es fundamental que el animal tenga un lugar propio donde vivir y dormir y que ante el mínimo cambio de hábito o de comportamiento consultemos con nuestro veterinario de confianza”.
Finalmente recordó que es fundamental llevar adelante un plan sanitario anual, para prevenir las enfermedades, en cuyo cronograma hay vacunación obligatoria contra la rabia y los antiparasitarios.
Recomendó además que quienes alquilan una casa deben pensar que en caso de cambiar de vivienda, tienen que tener en cuenta que sea apta para la convivencia con nuestra mascota. La opción de abandonar al perro en la vía pública nunca debe ser una posibilidad.
“Convivimos en sociedad y los derechos de uno terminan donde empiezan los del otro. Los animales en general y los perros en particular, sean o no de raza, tienen necesidades diarias, contantes y durante toda la vida. Si no estamos preparados no tengamos mascotas”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario