¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Representantes de Copecos llamaron a los vecinos a denunciar los casos de violencia contra animales

En representación de Copecos, el abogado y proteccionista Santiago Romay, junto al director de Bromatología Omar Olivera, acompañados por la concejal del Frente Renovador Beatriz Fernández, repudiaron los últimos casos de maltrato animal ocurridos en la ciudad. Aseguraron, desde la comisión, que ya fueron denunciados y están siendo investigados en la Justicia.

Asimismo apelaron a la solidaridad y el compromiso de los vecinos al momento de denunciar y dar testimonio respecto de los hechos de violencia contra los animales.

En primer lugar, el abogado Romay confirmó que, a raíz de los tres nuevos casos de maltrato animal ocurridos en la ciudad, desde Copecos se ha intervenido en pos de “mejorar la denuncia y gestionar nuevas medidas de prueba”.

En uno de ellos, que actualmente es investigado en la Instrucción Penal por el fiscal Luis Piotti, una persona habría atado a un perro callejero a una camioneta y lo habría arrastrado hasta causarle la muerte. El otro, que es investigado en la Instrucción Penal por el fiscal Gustavo Morey, es el de una persona en la zona de El Centinela que le habría disparado con un arma de fuego a un perro callejero, causándole también la muerte.

Y el último hecho aberrante se dio el 24 de septiembre, cuando una persona arrojó, en la plazoleta de calle Rodríguez y 25 de Mayo, huesos envenenados, generando -al menos- el envenenamiento de un perro, caso que ese mismo día fue denunciado por Romay en la Seccional Primera.

“La idea principal de esta conferencia es dejar en claro que, desde Copecos, junto al Municipio y el Concejo Deliberante, vamos a realizar un seguimiento de las causas de maltrato animal y vamos a tomar las medidas necesarias para que los vecinos se animen a hacer estas denuncias”, subrayó el proteccionista.

La importancia
de denunciar

En ese sentido, enfatizó el trabajo que se encuentran realizando desde Copecos con el propósito de dar el marco de seguridad y tranquilidad necesario para motivar al vecino a que realice la denuncia, como así también trabajar con las fiscalías, en pos de agilizar los trámites y que se le dé la importancia que corresponde a estos casos.

Señaló la complejidad que reviste una denuncia de estas características sin tener el conocimiento de leyes y, en consecuencia, acentuó el acompañamiento de Copecos frente a los cursos legales que se deben cumplimentar.

“Estamos trabajando
en conjunto hoy”

Por su parte, el director Olivera subrayó la importancia del trabajo conjunto que se emprendió en los últimos meses con los proteccionistas, en el marco de Copecos. Y puntualmente valoró la participación del abogado Romay en la comisión, ya que al saber de leyes reconoció que “es mucho más fácil” seguir las causas en curso.

Por otro lado, advirtió sobre la gravedad de los hechos ocurridos en la ciudad en el último tiempo. Subrayó que “alguien que saca un arma a la calle y tira un tiro está cometiendo un delito porque esa bala va al perro y podría haber ido a una persona también; lo mismo ocurre con un hueso envenenado, lo tiran en una plaza, adonde uno acude con chiquitos que pueden tocarlo y envenenarse”.

La violencia
social

En consecuencia, el director planteó que “esto es nada más ni nada menos que la violencia que se está viviendo en la sociedad y que se traslada directamente hacia los animales y, por lo tanto, todo debemos ayudar a que esto mejore”.

En tanto, el abogado Romay remarcó que existen “muchos casos de maltrato” en la ciudad y es por ello que insistió en pedirle a los vecinos que presencien este tipo de actos que se comuniquen con Copecos a través del Facebook y les hagan llegar estas denuncias, ya que aclaró que desde la comisión no se pueden efectuar.

“La denuncia la tiene que hacer una persona mayor de edad, que testifique que vio el acto de maltrato o de crueldad, es decir, que lo manifieste. Nosotros necesitamos sí o sí testigos para acreditar estos casos”, subrayó.

Por último, planteó que “hay que entender que los hechos de maltrato animal no son una cuestión menor. En el mundo, cada vez se pone más ahínco en estos temas, ya que como muy bien dijo Omar, esto es parte de una violencia social que se genera”.

Por lo tanto, recalcó que es una problemática muy delicada y tiene que ser tomada con mucha seriedad.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario