¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Se entregaron los premios del concurso «Nuevos Sentidos»

Ayer a la mañana se entregaron los premios y distinciones del concurso “Nuevos Sentidos”, el certamen convocado por el Museo Municipal de Bellas Artes de Tandil y la empresa Bértoli Desarrollos Inmobiliarios, cuyo objetivo fue encontrar una escultura o instalación que conectara el arte y la arquitectura.

El acto se realizó en el MUMBAT y fue encabezado por el intendente Miguel Lunghi, la coordinadora de la institución, Indiana Gnocchini y los responsables de la empresa; Guillermo y Oscar Bértoli.

La obra ganadora estará emplazada en el edificio Urbano Plaza, ubicado en la calle Chacabuco, frente a la Plaza Independencia. “Estructuras de la memoria. Brote Boreal” es el nombre del trabajo del artista santafesino Guillermo Vezzosi, que fue seleccionado por un destacado jurado y se alzó con un importante premio.

El artista obtuvo por parte de la empresa Bértoli un premio de cien mil pesos y un reconocimiento de un importe máximo de 25 mil pesos más para los materiales necesarios para la realización.

El Jefe comunal destacó la importancia de la generación de proyectos de este tipo y felicitó a los empresarios por su compromiso con el arte y su acercamiento al gobierno comunal. “La empresa Bértoli nos tiene acostumbrados a sus edificios de categoría y muy lindos, pero esta apertura al arte contemporáneo es una gran iniciativa”, aseguró.

Al mismo tiempo celebró el trabajo conjunto entre el sector público y el privado; “Esto habla de que un nuevo país es posible y que compartir las ideas en beneficio de todos también es posible. Ese es el modelo que venimos llevando adelante desde nuestro Gobierno y estamos seguros de que es la mejor manera de alcanzar los mejores resultados”, continuó.

“Las ciudades mejoran con producción, con trabajo y educación, pero también lo hacen a través de la cultura, por eso nos gusta participar en proyectos como este. La Iniciativa de los Bertoli hace que nuestra ciudad esté más linda, que nos ponderen más, nos visiten más y a que tengamos una ciudad más amigable”, completó.

Gnocchini por su parte, señaló: “Hoy estamos compartiendo un hecho nuevo e histórico para el Museo de Bellas Artes, porque es la primera vez que podemos realizar un proyecto que reúne a emprendedores privados con el Estado comunal, reúne las fortalezas y bondades de cada una de las instituciones en un proyecto con una intensión valiosa”.

“Esa intención es hacer dialogar la arquitectura con las artes visuales, para resignificar los espacios patrimoniales, turísticos, museológicos y emblemáticos de la ciudad de Tandil, y esto nos confirma que vivimos en una ciudad diferente”, continuó la coordinadora del Museo luego de resaltar el carácter federal de la convocatoria a los artistas, que enviaron sus proyectos desde más de veinte puntos del país.

A su turno Oscar Bertoli contó los orígenes de la idea: “Somos conscientes de que con cada nuevo proyecto que encaramos como empresa provocamos un impacto en el lugar donde hacemos la obra y nuestro interés es que el resultado final sea positivo para la ciudad. En este caso estamos construyendo en un lugar excepcional, frente a la Plaza principal, y quisimos aportar algo más que el diseño, la tecnología y la arquitectura”.

“Si bien muchas veces el arte tuvo lugar en nuestra construcciones, esta vez quisimos redoblar la apuesta a través de una convocatoria nacional y eso pudo ser posible gracias al trabajo del Museo y el Municipio. El resultado fue muy positivo para nosotros y ojalá que también lo sea para la ciudad”, continuó.

Luego Guillermo contó que el certamen constituye un momento muy especial para la firma que encabeza: “Estamos muy emocionados porque consideramos que este edificio será un ícono en la ciudad y creímos que merecía un desafío mayor en su diálogo con la cultura y lo logramos mediante aunando esfuerzos”.

Finalmente Vezzosi recibió simbólicamente el premio y contó el origen del proyecto ganador que el mismo estará encargado de montar. “Cuando leí las bases pensé que no tenía que cubrir las columnas del edificio sino aprovechar el espacio para que sea alcanzado por toda la obra”.

El artista santafecino confió que fue su profesión de arquitecto lo que lo llevó poder generar una idea compleja que se adaptó al edificio y agradeció el reconocimiento: “Esta es una ciudad que amo de la que me enamoré y me emociona saber que acá va a quedar una parte mía, así que gracias por permitirme quedarme eternamente acá”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario