¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Sentí Patrimonio se engrandece con la visita de la escritora Gloria Casañas

En el marco del programa Sentí Patrimonio, la escritora argentina Gloria Casañas llegará a la ciudad para presentar su novela “El ángel roto” donde menciona no solo el paisaje de las sierras de Tandil sino una escena particular donde aparece el Tata Dios. La autora es conocida por el gran público por su producción dedicada a la literatura romántica, género al que ha contribuido con más de cinco novelas.

En conferencia de prensa, la subsecretaria de Cultura y Educación Irina Taraborelli y la coordinadora de Patrimonio Cultural, Magdalena Conti dieron detalles de la presentación que se llevará a cabo el sábado 20 de mayo a las 19 en el Salón Blanco municipal, sito en Belgrano 485, con entrada libre y gratuita. Además, la actividad tendrá una continuación en la Casa de la Cultura la cual permanecerá abierta durante la noche para hacer las tradicionales visitas guiada con intervenciones artísticas sorpresa.

El programa tiene cinco años y continúa con la idea de intentar acercarle al público a distintos escritores para que también se pueda apreciar cómo se piensa una obra histórica, cómo se investiga y luego la forma en la que sale a la luz.

Dentro del trabajo que viene haciendo la Subsecretaría de Cultura y Educación y Patrimonio Cultural hacia el camino del Bicentenario de Tandil, se intenta rescatar y valorar la historia e identidad de Tandil “Sentí Patrimonio está siempre presente, caminando y recorriendo la ciudad”, concluyeron.

Sobre la autora y la novela

Gloria V. Casañas es licenciada en derecho por la Universidad de Buenos Aires, donde es profesora en la actualidad. La escritora ha mostrado un especial interés en la historia de los pueblos originarios, algo que ha quedado reflejado de manera muy clara a la hora de crear la ambientación y el trasfondo de algunas de sus novelas.

“El ángel roto” transcurre en el año 1876 mientras la presidencia de Nicolás Avellaneda se estremece bajo los ecos de una frustrada revolución. La crisis económica sacude al país y el encono partidario entre mitristas y alsinistas desborda los cafés y las calles de Buenos Aires.

La colonización agrícola se yergue como una promesa en los rostros de los inmigrantes que llegan en oleadas: los tanos, los turcos, los gaitas y los rusos cambian la fisonomía de una ciudad que deja atrás su pasado de Gran Aldea.

A ese escenario turbulento regresa Julián Zaldívar y Durand, y retoma los lazos que lo unían a la clase dirigente.
En la más intimista de todas sus novelas, la autora pinta un fresco de la Buenos Aires de las últimas décadas del siglo XIX, con todos los matices que la convirtieron en la Reina del Plata.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario