¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Sepelios y participaciones

AMERICO ALBERTO REYNOSO

Q.E.P.D. Falleció el 28 de octubre de 2016

Osvaldo Etcheverría y Celia Méndez de Etcheverría participan con profundo dolor el fallecimiento de su entrañable amigo y acompañan a su familia en el dolor rogando una oración en su memoria.

AMERICO ALBERTO REYNOSO

Q.E.P.D. Falleció el 28 de octubre de 2016

El Centro de Jubilados “Gral. Belgrano” participa con hondo pesar el fallecimiento del padre político de su amigo Jorge Romero, rogando una oración en su memoria.

AMERICO ALBERTO REYNOSO

Q.E.P.D. Falleció el 28 de octubre de 2016

Los hijos y nietos de quien fuera su amigo Teodoro “Toto” Zeballos acompañan a su familia en este doloroso momento.

AMERICO ALBERTO REYNOSO

Q.E.P.D. Falleció el 28 de octubre de 2016

Elida Bianchi de Tonetta y sus hijos Graciela y familia y Marcelo y familia participan con profundo pesar su fallecimiento, acompañan a la familia en el dolor e invitan a elevar una oración por el eterno descanso de su alma.

AMERICO ALBERTO REYNOSO

Q.E.P.D. Falleció el 28 de octubre de 2016

Los concejales del bloque PRO, Claudio Ersinger y Pablo Díaz Cisneros, acompañan con hondo pesar a familias y amigos de quienes en vida fuera el primer intendente de la democracia.

Servicio de la empresa Alessi y Manna. Mitre 453. Telefax 442-3073. Adherida a FADEDSFYA. En Buenos Aires, avenida Córdoba 4902. Tel. (011) 4773-2800.

AMERICO ALBERTO REYNOSO

Q.E.P.D. Falleció el 28 de octubre de 2016

El consorcio del edificio Centinela VI participa con profundo pesar su fallecimiento y acompaña a la familia en estos momentos de dolor.

AMERICO ALBERTO REYNOSO

Q.E.P.D. Falleció el 28 de octubre de 2016

Victorino D. Pugliese y familia y Juan Carlos Pugliese y familia participan con hondo pesar su fallecimiento y acompaña a la familia en estos momentos de dolor.

VALERIANO ALFREDO CAGIGAS

Q.E.P.D. Falleció en Tandil el 29 de octubre de 2016 a los 82 años

Su esposa Noemí del Carmen Smoes de Cagigas; sus hijos Oscar Alfredo y Alicia Noemí Cagigas; sus hermanas Lucía y Quiti; sus hermanos políticos Armando Rosales, Alfredo Lombardi, Teresa Smoes y Luis Smoes; sus nietos Vanesa Cagigas, Pablo y Guillermo Funaro, y Juan Ignacio Moragas; sus nietos políticos Jonatan, Andrea, Evelin y Paula; su bisnieto Tomás Funaro; y demás familiares participan a sus relaciones y amistades su fallecimiento. Sus restos fueron trasladados a la vecina localidad de María Ignacia para ser velados en sala “B” de Casa Crespo, y previo oficio religioso celebrado en la capilla ardiente, recibieron sepultura ayer, a las 17.30, en el cementerio municipal de Vela.

Domicilio de duelo: San Martín 1423 – María Ignacia.

Traslado y servicio: Casa Crespo, Iacaruso y Santillán SRL. Avenida Avellaneda 1323. Telefax 442-5000 (rotativas) En Buenos Aires, 2da. Rivadavia 14589. Tel. (011) 4658-4361. En María Ignacia (Vela) Uriburu 1257. Tel 449-1012. Casas adheridas a FADEDSFYA.

MANUEL ISAAC CARRIZO

Q.E.P.D. Falleció el 29 de octubre de 2016

Su esposa Amalia Lucía Romero; sus hijos Gustavo Alejandro, Laura Nancy, Luis Alberto y Leonela Gisele; sus hijos políticos Verónica, Carlos y José Luis; sus nietos Verónica Andrea, David, Lautaro, Loana, Mateo y Thiago; su bisnieta Agustina Morena; hermanos, hermanos políticos, nietos políticos y demás familiares participan a sus relaciones su fallecimiento e invitan al sepelio de sus restos que, previo velatorio y oficio religioso a realizarse en las instalaciones de la empresa, serán inhumados hoy a las 9 en el cementerio municipal.

Casa velatoria: Mitre 451 – Dpto. “A”. Hogar de duelo: Venezuela 318.

Servicio de la empresa Alessi y Manna. Mitre 453. Telefax 442-3073. Adherida a FADEDSFYA. En Buenos Aires, avenida Córdoba 4902. Tel. (011) 4773-2800.

ANTONIO GAGETTI

El pasado 13 de octubre se produjo el fallecimiento de Antonio Gagetti, quien había nacido el 3 de diciembre de 1931.

El conocido empresario, que fuera presidente de Petrotandil S.A. entre 1980 y 2011, fue recordado por sus hijos con las siguientes palabras:

“Papá:

De chico eras mi ídolo, con el tiempo, además mi maestro.

En el seno de una maravillosa familia inmigrante italiana, conformada por los abuelos, el tío, mis padres y mis hermanos, nos prodigaste tu humildad, la fe y la esperanza, tu valiosa integridad, la generosidad de tu renunciamiento individual en pro de los demás, y una inagotable entrega personal.

Al participarnos los orígenes, las costumbres, tradiciones y la historia familiar, supimos que el abuelo te asignó rápidamente responsabilidades desde tu niñez, considerando que una instrucción de un tercer grado ya era suficiente para empezar a trabajar a su lado. No era fácil seguirle los pasos al abuelo.

En la madurez de tu adolescencia enfrentaste una crucial prueba de vida, que signó definitivamente tu futuro, con secuelas que sobrellevaste hasta ayer, forjando un conmovedor temple para enfrentar las otras sucesivas pruebas de la vida.

En ese derrotero, que luego fuimos compartiendo, fuiste nuestro referente y el líder familiar.

Tu personalidad se expresaba en hechos, bastaba observarte para dejarse conmover por la constancia de tu sacrificio, el espíritu de superación ante la adversidad, y nos enseñaste -además, y sobre todo- que ese camino debía recorrerse con dignidad y con integridad, en forma legítima, con respeto, ganándonos nuestro lugar, siendo artífices de nuestro destino.

La perseverancia del esfuerzo familiar nos ubica hoy en un plano de mayores responsabilidades con una base ampliada al conjunto de nuestros colaboradores.

Hoy quiero despedirme agradeciendo infinitamente el profundo orgullo que siento al haber compartido mi vida contigo, con la satisfacción de proseguir tu ejemplo y testimonio de vida.

Tu alma descansa en paz, y en nuestros corazones. Adiós, Papi.

Tus hijos Alfredo, Lidia, Alberto y Liliana”.

JULIA DE LA FUENTE Vda. DE ITHURRART

El 16 de octubre pasado dejó de existir la vecina Julia de la Fuente viuda de Ithurrart.

Dedicatoria

Después de 92 años tejiendo y dedicándole la vida a sus hijos, nietos y bisnietos se nos fue Julita.

Por el amor fiel a su querido Pedro durante 65 años, por su personalidad divertida y por su bondad de madre, esposa, hermana, abuela y bisabuela, la llevaremos en el corazón por el resto de nuestros días”.

ABEL MARIO SAINZ

El 15 de octubre pasado falleció Abel Mario Sainz, un conocido y respetado productor agropecuario.

Había nacido el 2 de enero de 1937 en Buenos Aires, en tanto que de muy joven se radicó en Tandil junto a su madre.

Abel Mario Sainz tuvo un carácter que le permitió ganarse numerosas amistades, entre las que se incluía a sus fieles amigos del club Hípico.

A nivel familiar, la siguiente dedicatoria refleja fielmente su personalidad y el amor que se supo ganar:

Dedicatoria

Y se fue nomás….

No voy a hablar de su honestidad, de su simpatía, de su cultura, de sus carcajadas,de su malhumor (a veces)…

Tampoco de sus historias exageradas, de su imaginación frondosa, de su facilidad para convertirse en el centro de atención, de su generosidad a mansalva, de su pasión por los libros…

No era perfecto, aunque él estaba convencido que sí… Era un buen tipo.

Cada uno de nosotros heredó algo de él, y más de una vez chocábamos.

Un abuelo distinto: supo ver en cada uno de sus nietos su verdadera personalidad, y se conectaba con ellos de manera especial.

Los llenó de buenos momentos compartidos y se aseguró de que lo recordaran con una sonrisa.

No voy a hablar de cosas que los que lo conocieron ya saben….

Pero no todos saben lo difícil que fue el final. Las ganas increíbles de vivir que tenía.

Fue luchador y valiente hasta el último minuto y nos dio un motivo más para estar orgullosos de él.

Lo vamos a extrañar… Y mucho.

María Teresa, hijos y nietos”.

ELENA HAYDEE SUAREZ DE DOMINGUES

El 16 de octubre pasado se produjo el fallecimiento de la vecina Elsa Haydée Suárez de Domíngues, quien contaba con 79 años de edad.

Era una persona de trabajo que junto a su esposo –José Francisco Domíngues- cumplió actividades laborales no solo en nuestro país sino también en Francia y Portugal, donde permanecieron entre 1965 y 1971.

Radicada en Quintana al 800, Elena Haydée crió a su único hijo (Alfredo José), que junto a su nuera Nilda le dieron cuatro nietos (José Manuel, Nicolás, Alfredo y Walter Gastón) y siete bisnietos (Guadalupe, Ismael, Brenda, Agustín, Rodrigo, Máximo y Nicole).

Dedicatoria

“Te recordaremos eternamente. Siempre estarás en nuestros corazones.

Tu esposo, hijo, nuera, nietos y bisnietos”.

RICARDO ALBERTO MANSILLA

El pasado 24 de octubre, a los 82 años de edad, se produjo el fallecimiento del vecino Ricardo Alberto Mansilla.

Su familia preparó la siguiente semblanza:

“Solo nos queda el consuelo de que estás junto a Dios en un lugar privilegiado, en compañía de tus padres.

Abuelo Ricardo, ´Ricar´, ´Ton´, ´Papá`, `Abu`, Viejito hermoso: junto a tu amor incondicional, el amor de tu vida, ‘tu Moni’ Nélida Lerchundi, formaron una familia de tres hijos: Stella, Adriana y Ricardo.

Emprendieron el hermoso viaje de la vida. Se radicaron en Villa Cacique donde fundaron la Cooperadora de la escuela Primaria 19 «Alfredo Fortabat». Innumerables obras de bien se reflejaron incondicionalmente para generar mejores condiciones para los niños.

Trabajó durante muchos años en la fábrica de cemento Loma Negra y comenzó como radioaficionado en el año 1970.

Tuvo la experiencia de trabajar un tiempo en Hipasam (Hierro Patagónico en el Sur Argentino) como supervisor de la empresa.

Posteriormente se radicó en Tandil, su ciudad natal. Allí fue personal civil de Fuerza Aérea y profesor de Electromecánica en la Escuela Técnica 2 Felipe Senillosa.

Tu partida fue repentina. Formabas el núcleo junto a la abuela. Creaste una familia con grandes valores: compañerismo, respeto, alegría, esperanza, sabiduría, nos hacías creer en la magia, a tener razonamiento propio. Siempre querías enseñarnos lo más noble y real de la vida.

Lágrimas de orgullo y alegría: amor incondicional, enamorado hasta el último día de su mujer.

Rebelde trasgresor, adolescente por toda la vida. No tenías edad, tu alma era joven, abuelo.

Estamos orgullosos de escuchar a cada persona colega y amigos, el enorme ser que fuiste. Siempre el estudio ante todo, la superación personal a pesar de comenzar de cero.

Abuelo de siete nietos (Marina; David; Cristian; Matías Nicolás; Camilo; Belén y Leandro) y de cinco bisnietos (Abril; Mateo; Agustín León, Lucas y Elías).

Las reuniones familiares eran tu debilidad, tu corazón se llenaba de orgullo, se podía ver en tu mirada entre lágrimas y sonrisas…

Apasionado por la música; baterista de jazz; dedicado al cuidado de su huerta y sus flores; amante de los viajes. Comidas deliciosas, canciones, paseos; un soñador, trasgresor e inteligente.

Todo pasó tan rápido, tan repentinamente que ni siquiera logramos hacernos a la idea de que te fueras para siempre….

Te sentimos con el corazón, Viejo. Se nos fue un groso, quedaron tus gatitos (rolitos), tu cajita, tu sillón, tu asiento en la punta de la mesa, perfumado impecable. Un vacío enorme. Se fue un grande. Hasta siempre…

Tu esposa, hijos, nietos, hermano Tito y Beba, yernos Gustavo y Néstor, y bisnietos”.

ROBERTO DURE

El pasado 17 de octubre falleció Roberto Duré, un vecino de Villa Aguirre que tuvo mucho que ver con el desarrollo de la barriada.

Tenía 82 años y trabajó con intensidad hasta sus últimos días en su empresa, Arenados Aconcagua, fundada hace más de medio siglo.

Fue uno de los máximos impulsores de Villa Aguirre y quien hizo abrir varias de sus calles, cuando todo era campo, y posibilitó de esa forma el crecimiento de la zona.

Hombre de gran solidaridad, era muy respetado y querido por quienes tuvieron el privilegio de conocerlo.

Además de trabajar para su empresa y para el barrio todo, Roberto Dure también dio su aporte a entidades tales como la Cámara Empresaria de Tandil y la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa.

Su núcleo familiar estaba integrado por su esposa Azucena Vallejos, su gran compañera; tres hijos (Verónica, Viviana y Gabriel), y dos nietas (Aylen y Ayelén).

Dedicatorias

“Ojos color tiempo, mirada perdida. cariñoso a su manera, amiguero, contador de historias, prometedor de hamacas y alfajores, gracioso en su sordera, trabajador eterno, silencioso pescador, su perdición el azúcar y el tango, mi hermana Chupetín, yo Chuchi.

Hasta que nos volvamos a ver abu, te amamos”.

Ayelén Mansilla (nieta, reside en Nueva Zelanda)

“El, abuelo, padre, esposo, tío, hermano, amigo. Hombre laburante, fan de la pesca, el tango y los amigos. Lo recuerdo como abuelo con su pelo gris, su panza que use tantas veces de almohada cuando era chica.

Recuerdo su saludo cuando llegaba de trabajar y estábamos de visita ‘Hola mi amor, te traje un alfajor’…

Recuerdo sus historias sobre la familia y amigos que fueron variando según su diversión…

Buen viaje abuelo, te encuentro en la próxima pesca y en cada tango que escuche…

Tu chupetín”.

Aylén Mansilla (nieta, reside en La Plata)

“Recordar a mi papá es ver al hombre en ropa de trabajo, creo que no le gustaba vestir de otra forma. Amigo de sus amigos. Contador de historias familiares, aunque siempre sospechamos que a veces se dejaba llevar por la historia y cuando le reclamábamos, se reía sin aclararnos nada. De reglas estrictas, soñador de soñadores. Lo vamos a recordar con su andar cansado de tantas luchas y sus duras enfermedades. Espero estés pescando mucho”.

Verónica (hija, reside en Villa Elisa)

“Se fue un hombre bueno y era mi padre.

Hombre generoso hacedor de ejemplos

El mejor amigo que quien quisiese podía encontrar y yo lo encontré.

Luchador incansable.

Devoto y feliz esposo de Susy hasta el final.

Protector de sus hijos.

Inagotable trabajador

En mi inmadurez no comprendía por qué enfrentabas los problemas con tanta calma. Con el tiempo entendí que así se resuelven los problemas: enfrentándolos con calma. Al fin y al cabo son solo problemas.

Hombre sabio era mi padre.

Imagino que ahora estarás con Darienzo viéndolo marcar el compás; tal vez ya le diste un abrazo a tu admirado Julio Sosa y ya andarás con tu caña al hombro, invitando a tus amigos a pescar.

Los que te conocieron van extrañar tu don de gente.

Mamá, tus hijas Verónica y Viviana ya te extrañan.

Yo no tanto, estás en mí, todo se transforma.

Gracias Pa te quiero”.

Gabriel (hijo, reside en Tandil)

MARCELINO RAUL PRESA

El 14 de octubre, a los 87 años, se produjo el deceso de Marcelino Raúl Presa.

Había nacido en el año 1928 en la ciudad de Tandil y vivió en Gardey hasta los tres años, donde su padre ejercía como peluquero.

La familia se mudó luego a Tandil, al barrio de Villa Italia, siendo los primeros pobladores de esa parte de la ciudad.

Al terminar la escuela primaria, egresado del colegio San José, comenzó a trabajar desde muy joven en diversos oficios y ayudando a su padre en la peluquería familiar.

Sus padres se llamaban Florencio Presa y Gregoria Sansot. Tuvo tres hermanos: Enrique, Rene y Oscar.

Ingresó al ferrocarril con 17 años y ocupó varios puestos. Comenzó como peón, posteriormente relevante general y luego cambista hasta jubilarse como guarda, a los 58 años.

Fue participe hasta el día de su fallecimiento de la Unión Ferroviaria.

En 1964 se casó con quien sería su compañera de toda la vida María Edith Palma, con quien tuvo tres hijos: Marcelo, Rosana y Gastón, quienes le dieron cuatro nietos que eran su luz (Natacha, Tatiana, Simón y Abril.

En lo social tuvo activa participación en la fundación de la sociedad de fomento Unión y Progreso y los clubes Doce Estrellas y Figueroa, entidades en las que jugó al fútbol. Su puesto era el de defensor. Luego, como masajista, participó en la selección de Tandil, Ferrocarril Sud y Racing de Gardey.

HUGO MARIO SUAREZ

El pasado 17 de octubre falleció a los 68 años de edad Hugo Mario Suárez. Se había casado en 1980 con Cristina del Carmen Ferrari y tenía dos hijos, Diego y Laura. Transcurrió toda su vida en esta ciudad de la cual era oriundo.

Trabajó durante 39 años en la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos y Clínica Chacabuco y seis años en la empresa Alessi y Manna. Actualmente estaba jubilado.

Fue un buen marido, excelente padre y gran amigo, su mayor entretenimiento era comunicarse con ellos a través del Facebook subiendo chistes todos los días a las 20.30, además de ser un ferviente seguidor de Santamarina.

Su partida hoy es lamentada por su familia y por los que tuvieron la oportunidad de conocerlo o de conectarse con él, quienes elevan una oración por su eterno descanso.

Dedicatorias

“Querido Hugo:

Hace unos días te fuiste a descansar. Se te veía muy cansado y dolorido, el último año todos te veíamos declinar día a día. Sin embargo seguiste presente con nosotros en todos y cada uno de los eventos que nunca faltan, gracias a Dios, en nuestra familia

En lo que a vivencias me refiero tengo el convencimiento que no querías dejar de acompañarme -a pesar de que tu cuerpo no daba más- a la entrega de medalla, a mi cumpleaños y al Día de la Madre. ¡Y si!, nos dejaste justo al otro día, el lunes 17. Te diría que tu energía estaba puesta en eso, no te permitiste abandonarnos en la víspera.

Estuvimos un montonazo de años juntos. Fuiste el compañero de mi vida, pasamos momentos lindos, no tan lindos, divertidos y no tanto.

Juntos formamos una familia hermosa. Hoy Diego y Laura son mi principal sostén. Estos últimos días la enfermedad te había ganado «no eras vos», te apagabas despacito, todos lo notábamos y vos más que nadie.

Elegiste vivir como te gustaba, disfrutando de la buena comida, y de las reuniones con familia y amigos, y así fuiste feliz.

Pudimos acompañarte hasta último momento y eso nos reconforta. Solo nos queda extrañarte y eso pesa mucho. Pero también recordarte con una sonrisa. Así te gustaba a vos, que si desde donde estás pudiste ver y escuchar el aplauso espontáneo con que todos te despedimos el último día, estoy segura que eso te ha colmado.

Bueno querido compañero, te digo ¡chau! Ahora duerme en paz, creo que lo deseabas, te llevamos con todo amor en nuestros corazones para siempre.

Cris, como me decías”.

“No sabemos cómo empezar sin que se nos caiga una lágrima.

Desde chicos nos acompañaste en todo; cumpleaños, actos de la escuela, nos llevabas a todos lados, viajes, egresos; en fin: en todo lo que necesitamos que estés, ahí estuviste.

Nos dejaste un gran vacío. Vamos a extrañarte cada instante de nuestras vida, y sabemos que se nos caerán más lagrimas recordándote. Pero estamos seguros que siempre nos acompañarás en todo lo que hagamos.

Hoy solo nos queda recordarte como el gran padre que fuiste y agradecerte por todo lo hecho. Descansa en paz.

Amarte por siempre.

Diego y Laurita”.

ALICIA ESTHER VDA. DE POLITANO

El 19 de octubre pasado, el día en el que cumplía 85 años, se produjo el deceso de Alicia Esther, viuda de Vicente Politano.

Sus hijos Hugo, Mabel y Esteban, y Cristina y Mauricio; sus nietos Sebastián, Pablo, Sol, Federico y Nicolás; sus nietos políticos, Claudia, Marcela y Javier; y bisnietos Simón y Constanza la recuerdan de la siguiente manera:

“¡Madre!

Mi reina, nuestra reina. Hasta último momento estuviste aferrada a nosotros, tu familia.

Siento aún el calor de tu mano apretando la mía, quedamos aquí, solos, asustados, en medio de un suspiro, cuando Dios decidió, que ya era el tiempo de soltarnos».

¡Madre!

Sentimos que se hizo noche aun en pleno día. Transformaste tu dolor en amor para tus hijos, proyectaste ilusiones hasta tus últimos días. Sé que nos protegerás a todos. Con tus alas cobijarás nuestro mundo.

Tu sonrisa y tu música estarán siempre en nuestros corazones, porque es imposible borrar los recuerdos. Pero aun más imposible es quitar este inmenso amor que solo vos supiste hacer crecer en nuestras almas.

Nos diste tu vida Madre mía. Por eso permanecerás aquí, eternamente, en cada cosa, en cada día.

Madre Reina, ejemplo de mujer, incondicional, la mejor mamá del mundo.

¡Juro que nunca nos habíamos sentido tan solos! ¡Te amamos!”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario