¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Sin familias presentes, se cumplió con la orden de desalojo de los lotes tomados en La Movediza

Finalmente ayer, y a pocos días de cumplirse el mes, se puso fin a la ocupación de la manzana delimitada por las calles Alvarado, Azucena, Paseo de los Niños y Las Amapolas, en el barrio La Movediza, que el sábado 17 de septiembre había sido ocupado por un grupo de familias.

El procedimiento comenzó a media mañana y fue realizado por efectivos policiales dependientes de la comisaría Segunda en conjunto con el Grupo de Apoyo Distrital (GAD), que sin elementos, desarmaron las precarias construcciones emplazadas en el predio.

Las estructuras de chapa y maderas, además de algunos colchones, entre otros elementos que quedaron de la toma, fueron desmontadas y retiradas posteriormente por el área de Servicios de la comuna para completar el procedimiento.

Las fuerzas de seguridad trabajaron bajo la mirada de algunos vecinos y sin la presencia de las familias que encabezaron la toma, que comenzaron a retirarse de manera voluntaria en los días posteriores a conocerse la resolución de la Justicia.

En concreto, hacia fines del mes pasado el Juzgado de Garantías ordenó el desalojo cautelar compulsivo del terreno y la restitución provisional libre de ocupantes al Sindicato de Trabajadores Municipales.

En principio los uniformados tenían una orden de servicio para cumplir con la medida este lunes. Sin embargo, al constatar la ausencia de moradores se adelantó la acción, y por la misma razón fue que tampoco convocaron a los trabajadores del Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes.

https://www.youtube.com/watch?v=NOa4IKSljsw


Una situación
“muy difícil”

El secretario de Obras y Servicios Sociales del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil, Lisandro Martínez Mendieta, contó detalles del procedimiento y señaló que recibieron notificación para que se hicieran presentes en el predio para completar el trámite que deje constancia de la desocupación del predio.

“Afortunadamente no hubo ninguna situación violenta”, dijo en momentos en que la policía cumplía con las tareas ordenadas, y reconoció que se trata de una situación “muy difícil y muy triste” al explicar que “estos lotes corresponden a familias que realmente tienen necesidades, igual que las que los tomaron”.

“Es algo chocante y para nosotros que estamos en una organización que está siempre en lo social y con la gente es triste, pero es parte de la realidad que tenemos en nuestro país”, lamentó.

En diálogo con El Eco Multimedios el dirigente ratificó el proyecto habitacional para las veinte familias del sindicato, con quienes evaluará las posibilidades para cercar el predio y evitar nuevas usurpaciones.
En ese sentido expresó que la manzana “estaba cerrada pero se fueron robando los alambrados de a poco y después sucedió lo que sucedió”.

Finalmente, y con la experiencia de la toma, “por el momento” dio por concluido el episodio pero puso reparos al señalar que “podemos tomar todas las medidas pero no podemos garantizar que no vuelva a pasar”.

Asistencia

En diálogo con El Eco de Tandil, la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, aseguró que estuvieron presentes en el lugar mientras se cumplía con la orden de desalojo pero que no realizaron ninguna intervención ya que el predio “estaba desocupado”.

En materia de asistencia a las familias que participaron de la toma ratificó que la semana pasada, cuando la Justicia comenzó con el proceso de notificación, unas tres personas se acercaron en la dependencia de Arana al 1100, a quienes se las citó para el viernes pasado. Sin embargo, nadie se presentó.

En tanto, al producirse el retiro voluntario, desconocen qué sucedió con el resto de las familias y puntualizó que algunas tenían domicilio en Capital Federal y otros en la ciudad. “Desalojaron y ninguna se presentó para solicitar ningún tipo de ayuda en Desarrollo Social”, certificó la funcionaria.

Desde su perspectiva no mostró sorpresa por esta circunstancia y se respaldó en lo que se plasmó oportunamente en el informe realizado por las trabajadoras sociales de la dependencia que dirige. “La gente que estaba ahí, no estaba por una necesidad real, no estaba en situación de calle, sino que tenía lugar donde alojarse y condiciones para poder subsistir”, puntualizó.

No obstante, Marcieri garantizó que, en caso se acercarse a las oficinas, las familias serán atendidas y se las acompañará en el proceso. “Anticipamos que respuesta en lo habitacional no les podemos dar, que tenemos un registro de demanda habitacional al cual estarán invitadas a sumarse”, ratificó.

En tanto, desde el punto de vista sanitario dijo que se coordinó con el Consulado de Paraguay para atender un caso puntual, y en cuanto a los alimentos se dará asistencia.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario