¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Sixto Valdez Cueto, el cónsul de Bolivia, destacó las metas de Evo Morales y del kirchnerismo

Con una nutrida presencia de la comunidad boliviana en Tandil, el cónsul de Bolivia Sixto Valdez Cueto llegó a la ciudad para brindar una charla debate organizada por el Movimiento Evita. Con un repaso por la actualidad de Bolivia, el cónsul destacó el trabajo del presidente Evo Morales así como también el del ex presidente argentino Néstor Kirchner.
Del encuentro participaron Nicolás Carrillo junto al Movimiento Evita; el licenciado en Relaciones Internacionales de la Unicén Ezequiel Escudero; y la comunidad boliviana de Tandil. El cierre estuvo a cargo de una banda que se destacó por la música del altiplano.
En un primer momento, Ezequiel Escudero hizo referencia al contexto regional y a la reconfiguración del sistema internacional. En ese marco manifestó que la última Cumbre de la Américas marcó un cambio ya que por primera vez estuvieron 35 estados, incluido Cuba, y Estados Unidos “dejó de tener garantizado su patio trasero” y agregó que unirse es una definición y una necesidad pragmática del momento.
En representación del Movimiento Evita, Nicolás Carrillo le dio la bienvenida a Valdez Cueto repasando las líneas generales de la política que comparten hoy los países presididos por Evo Morales y Cristina Fernández de Kirchner e indicó que Bolivia está viviendo un proceso revolucionario donde hay coincidencias con el peronismo.
“Ustedes empoderaron a indígenas y campesinos y Perón lo hizo con los sectores populares. Esto es fundamental porque como dice García Linera, vicepresidente de Bolivia, desde el Estado se maneja la universalidad de los cambios”, rescató Carrillo.
Además, citó a Lenin al recordar que “no alcanza con los cambios sectoriales, hay que unificar esas luchas y actualizar la doctrina porque el capitalismo hoy tiene nuevas estrategias”.

“No hay posibilidad de
que el pueblo permita que
vuelva el neoliberalismo”

Valdez Cueto comenzó su charla recordando a Néstor Kirchner cuando las trasnacionales amenazaron que se iban y el ex presidente dijo que Argentina invertía en Bolivia. Luego señaló que “cuando la derecha chantajeó a Evo Morales, nos hicieron la guerra económica, ni gas teníamos, y ahí estuvo Cristina para apoyarnos”.
Por otro lado, describió cuánto cambió la vida en Bolivia desde el proceso de descolonización y del Estado plurinacional que hoy reconoce 36 naciones originarias diferentes; del desprecio por lo originario que se enseñaba en las escuelas y en los medios y del Ministerio de Descolonización que se ha creado; de la ley que eliminó el latifundio y las concentraciones de tierras mayores a 5 mil hectáreas.
Mencionó también la ley que garantiza que las mujeres deben ocupar el 50 por ciento de los cargos públicos y cómo ese porcentaje ha sido superado; de la jubilación de que carecía el 97 por ciento de las personas y de la “Renta Dignidad” actual que la garantiza; del salario básico que aumentó un 900 por ciento desde que está Evo; de la recuperación de recursos naturales y del petróleo que antes dejaba sólo un 15 por ciento en el país y el 85 por ciento se iba afuera, pero ahora es al revés; entre otras cosas.
Por último, remarcó que “no hay posibilidad de que haya un presidente que no sea indígena en Bolivia. Es más: la derecha está trabajando en eso. Y no hay posibilidad de que el pueblo permita que vuelva el neoliberalismo”. u

Nota proporcionada por :

Deja un comentario