¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Tras varios meses, comenzaron a llegar las facturas de gas y sigue la pelea por la recategorización

Luego de meses de incertidumbre, de idas y vueltas, finalmente comenzaron a llegar las facturas de gas que se están distribuyendo en estos días. Las dos que van a llegar ahora no llegan aún con aumento y recién en diciembre el nuevo cuadro tarifario se verá reflejado en las cuentas.

La titular de la Oficina de Defensa al Consumidor en Tandil, Marcela Vairo, explicó que las facturas que ahora le están llegando a los usuarios de Tandil, al igual que al resto de los consumidores, vienen con los valores existentes hasta el 31 de marzo debido a los diferentes fallos judiciales que lograron frenar el aumento.
Por lo tanto, en estos días los usuarios tendrán dos facturas para abonar, que tendrán troqueles para pagar en dos cuotas si el consumidor así lo desea.

Mientras que a quienes hubieran pagado con el aumento les va a llegar una factura con el reintegro.

En tanto, a partir del 1 de octubre se comenzará a facturar con el nuevo cuadro tarifario que tendrá topes de 300, 350, 400 y 500 por ciento de acuerdo al tipo de usuario, su zona de residencia y el consumo. Para las empresas el tope será de 500 por ciento y para los usuarios que están en las categorías R33 y R34, que son la mayor parte de los tandilenses, el tope será entre 400 y 350 por ciento.

La tarifa social

En lo que respecta a la tarifa social, Vairo informó que el miércoles de la semana pasada salieron resoluciones nuevas referentes a la tarifa social en las cuales se incluye a los jubilados, pensionados, monotributistas inscriptos en una categoría que no supere dos veces el salario mínimo vital y móvil, los titulares de subsidios sociales, del monotributo social, servicio doméstico, quien esté percibiendo un seguro de empleo, veteranos de guerra de Malvinas y quienes cuenten con un certificado de discapacidad expedido por autoridad competente.

Asimismo, indicó que se creó un organismo de cruzamiento de datos de Anses, AFIP y distintos tipos de registro. En principio hay un listado móvil, es decir que uno puede estar en el listado de tarifa social y luego ser excluido por cruzamiento de datos pero también puede que uno no esté incluido y tenga que ir a solicitarlo.

Vehículos

También hubo modificaciones en cuanto a la resolución que establecía que quedaban afuera de la tarifa social quienes poseyeran vehículos de una antigüedad menor a 10 años.

“Algo que se planteó desde la OMIC fue qué pasaba con las personas con discapacidad que impositivamente pueden acceder a un cero kilómetro. Había una incoherencia donde por un lado el Estado está beneficiando a una persona con discapacidad que necesita modelos nuevos que están adaptados a las personas con discapacidad y por otro lado el mismo gobierno los excluía de la tarifa social”, indicó Vairo en diálogo con El Eco de Tandil.

Eso fue planteado desde la OMIC de Tandil y de otras ciudades también y se modificó la resolución para que quienes tienen alguna discapacidad no pierdan el beneficio de la tarifa social.

Además, fueron incluidas en la tarifa social las entidades de bien público sin fines de lucro.

Y continúan estando en esta categoría aquellos trabajadores en relación de dependencia cuya remuneración bruta sea menor o igual a dos salarios mínimos.

Recategorización

Si bien por el momento no se ha dado lugar al amparo presentado por la OMIC para recategorizar la ciudad como zona fría, Marcela Vairo afirmó que “veo que varios de los conceptos que se fueron volcando desde el 31 de marzo que salió el nuevo cuadro tarifario se tomaron, las de la audiencia pública también, se tuvieron en cuenta para hacer este nuevo cuadro y ampliar los beneficios de la tarifa social, lo cual es un gran avance”.

No obstante, aseguró que desde la OMIC continúan con el amparo de la recategorización “a ver si logramos algún avance ya quizás para el próximo año”.

“La realidad es que todos estos procesos son muy lentos, y por otro lado esta tarifa se va a seguir ajustando, entonces la idea es que en algún momento se pueda tomar lo que hemos planteado que sinceramente está apoyado en hechos públicos y notorios como la temperatura”, argumentó.

En cuanto a los beneficios que traería la recategorización a esta ciudad, manifestó que “no es solamente el menor valor en la tarifa, sino que tiene que ver con el umbral de consumo. Nosotros partimos de un umbral de consumo de un 500 por ciento en la primera categoría, cuando en las ciudades del sur parten de un 1500 por ciento”.

“La mayoría de los tandilenses están en la categoría R33 y R34 que son las mayores porque con el frío no se puede consumir menos, que fue lo que se planteó, menos no se puede usar”, sostuvo.

En ese sentido, enfatizó que “estamos equiparados a Capital Federal cuando las temperaturas son muy diferentes y a las provincias del norte, no tenemos nada que ver con esas ciudades. De hecho, Bahía Blanca posee su propio cuadro tarifario, que también es otra ciudad muy fría dentro de la provincia”.

“Nosotros pedimos la recategorización conforme al cuadro tarifario de Ushuaia porque nuestras temperaturas son parecidas, pero también eso está dentro de la discrecionalidad del Ejecutivo nacional de hacernos un cuadro aparte como se lo hizo a Bahía blanca o a otras ciudades”, señaló.

Recordó que “cuando en principio nos dicen que no, no fue porque no tengamos razón sino porque requería un esfuerzo de recursos económicos que el Estado nacional no podía soportar”.

En la audiencia pública “el ministro nos escuchó, porque cuando cerró hubo una devolución e hizo mención al tema de las ciudades frías. Puede que tomen la decisión desde el Ejecutivo o desde el Poder Judicial, las oportunidades están”.

Finalmente, aseguró que “quienes consuman menos que el mismo período del año anterior obtendrán distintos tipos de descuento, el 15 o el 20 por ciento aproximadamente”.

“El aumento tiene que ser
proporcionado a los sueldos”

Por último, Marcela Vairo evaluó que “antes en la tarifa social había muy poca gente que podía estar incluida y ahora hay un porcentaje muy mayor. También tenemos que ver como es la utilización de estos servicios, por el tema de la zona tenemos gente que usa solamente uno de los servicios para calefaccionar su casa, o para hacer andar sus electrodomésticos, hay que pensar en utilizar otras formas de energía”.

En tanto, manifestó que “todo el mundo estuvo de acuerdo con que estos aumentos eran necesarios porque no se reflejaba una realidad, que era el precio al que se compraba tanto el gas como otras energías”.

Sin embargo, aclaró que “todos tuvimos de acuerdo que este aumento debía ser proporcionado y gradual a los aumentos de los sueldos porque en realidad tiene que haber un equilibrio entre este incremento y las paritarias o los sueldos de las personas”.

“El aumento era necesario para realizar nuevas obras. Redes de gas hay muchas que ya no aceptan más usuarios, pero tiene que haber un equilibrio y racionalidad”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario