¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Tres comercios fueron blanco de una seguidilla de robos nocturnos

Entre las 2 de la madrugada y las 6 de la mañana de ayer, tres comercios del radio céntrico resultaron blanco de la delincuencia. El robo más importante se registró en el local de venta de productos regionales “Estancias integradas”, ubicado en 25 de Mayo y San Lorenzo, donde sustrajeron dinero en efectivo de la caja registradora y una gran cantidad de mercadería. Los otros dos atracos sucedieron en restaurantes, el primero en “Bautista”, ubicado en avenida España y Alem; y en “Vieja Cantera”, en avenida Monseñor de Andrea y Payró, donde robaron elementos electrónicos.

La seguidilla de robos comenzó alrededor de las 2, en el restaurante “Bautista”. Allí los delincuentes rompieron con una piedra una de las vidrieras del local y, una vez en su interior, arrancaron un televisor LCD, de 42 pulgadas, que estaba emplazado en la pared y sustrajeron una computadora de escritorio.

Cerca de las 5 de la madrugada, el blanco de la delincuencia fue “Vieja Cantera”, el restaurante ubicado al pie de El Calvario. Allí, forzaron en principio la cerradura de la primera puerta de ingreso y rompieron el vidrio de la segunda. En pocos segundos, también descolgaron a la fuerza un televisor y abrieron la caja registradora, pero no encontraron dinero.

Ya alrededor de las 6, un grupo de delincuentes forzó el candado del local de venta de productos regionales “Estancias Integradas”, en 25 de Mayo y San Lorenzo, y se alzó con casi cien kilos de mercadería y dinero en efectivo de la caja, pérdida que la dueña del local valuó “entre 40 y 50 mil pesos”.

Lo más llamativo del caso es que enfrente funciona la Fiscalía Federal que, subrayó la dueña del local, “tiene una guardia policial las 24 horas y no hizo nada”.

En los tres casos, la alarma se disparó, por lo que los delincuentes habrían agarrado “lo primero que encontraron” para darse a la fuga rápidamente.

 

En “Estancias Integradas”

 

Tras lo sucedido, la dueña del comercio “Estancias Integradas”, Juana Echezarreta, contó en dialogó con El Eco de Tandil que el hecho se registró alrededor de las 6 de ayer, cuando recibió el llamado de la empresa de alarma, avisándole que le habían entrado a robar.

“Cuando llegué, me encontré que habían robado mercadería y habían violentado la caja registradora. Y se llevaron también algunas bebidas”, detalló la comerciante.

Según relató, los delincuentes rompieron el candado de la reja y forzaron la puerta de ingreso, aunque no alcanzaron a romper la cerradura ni el vidrio. Entraron y se alzaron con “lo más que pudieron de mercadería y dinero en efectivo de la caja”.

En concreto contó que se llevaron “quesos que, por la cantidad que había, vinieron con canastos o con cosas para cargar. Todos los chacinados que tenía colgados en el local y algunas cervezas, porque había algunas rotas. Y la plata que había en la caja registradora, que era un mínimo para arrancar esta mañana”.

La comerciante calculó que los autores del robo venían con una inteligencia previa, es más, advirtió que “está la huella de que pararon por San Lorenzo porque en esa calle hay vestigios de salames rotos y cosas que cargaron ahí”.

 

El accionar

policial

 

Tras el lamentable episodio, la dueña del local remarcó que “enfrente funciona una fiscalía y tiene una guardia permanente de policías. No sé si es que el policía estaba durmiendo o no quiso salir, sólo vio que paró una moto. Ahora si vio la moto, por qué no actuó. No comprendo qué tipo de policía provincial estamos teniendo, que o no se anima a salir o no sabe manejar el arma, o qué. Se me ocurre a mí un tiro al aire…Mi perra, que vive en el fondo de la fábrica, tuvo más sentido común porque ladró. Yo la escuché desde mi casa”.

En cuanto al botín, Echezarreta calculó que los delincuentes se alzaron “con unos 40-50 mil pesos, más de eso no creo”. Aclaró que no posee seguro porque “nunca” pensó que le iba a pasar algo así, aunque admitió que le tocó “como le ha tocado a tanta gente”.

 

Resolver la

inseguridad

 

“Lo que sí –planteó- hay que ver de qué manera podemos organizarnos para ver el tema de la seguridad en Tandil y resolverlo porque le dedico muchas horas de mi vida a las instituciones porque pienso que si no intervengo en las instituciones y no intento cambiar la realidad a través de esas instituciones, que son las articuladoras entre la gente y el Estado, la realidad no va a cambiar”.

En ese sentido, admitió que le da “bronca” porque en verdad dedica muchas horas y la grave situación “no cambia”, por lo que apuntó a “aprender y buscar la forma de poder resolver estas cosas entre nosotros”.

 

“Creo que fue

un raid delictivo”

 

“Robaron lo que pudieron durante los 10 o 15 minutos que les dio de tiempo la alarma. Creo que ha sido un raid delictivo –lanzó- porque me robaron a mí, pero también a Vieja Cantera y Bautista, entre las 2 y las 5 de la madrugada y me cuesta creer que la gente que viene de afuera salga a hacer un raid delictivo por lugares, en los que se supone que un fin de semana como éste, trabajaron bien”.

Por lo tanto, deslizó que “me da más la sensación de que pudo haber sido gente de Tandil porque si no hubieran robado la despensa de acá a mitad de cuadra”.

 

Los números de

la inseguridad

 

Por último, Echezarreta contó que “cuando la alarma me avisó, la policía ya estaba acá custodiando el local. Me pidieron que fuera a hacer la denuncia, en principio lo que pensé fue en no hacerla, pero decidí que sí porque quise sentar el precedente y que salgan realmente los números de inseguridad que tenemos porque sino no vamos a resolver nunca este problema” u

 

******SEC1*****

Los otros

dos robos

 

Por su parte, la encargada de “Vieja Cantera”, Andrea –quien prefirió reservar su apellido- contó que alrededor de las 5 de la madrugada sonó la alarma del local. En este caso, los malvivientes forzaron la cerradura de la primera puerta de ingreso y rompieron el vidrio de la segunda. Una vez en el interior, advirtió que alcanzaron a abrir la caja registradora, pero no había dinero, y arrancaron un televisor LCD de la pared.

“Fue un segundo que tuvieron porque sonó la alarma, agarraron lo primero que se encontraron y se fueron”, relató la comerciante, quien informó además que el local posee seguro.

En tanto, en “Bautista”, ubicado en avenida España y Alem, el encargado del local, Matías González, afirmó que “a las 2 de la madrugada, por lo que pudieron captar las cámaras y nos contó el vecino de enfrente, vinieron tres hombres y una mujer a bordo de dos motos, rompieron el vidrio con unos cascotes grandes y entraron”.

Una vez en el interior, confirmó que “arrancaron el televisor y la computadora que estaba atrás, y no sé si se llevaron algo más”.

“Lo raro –dijo- es que no se llevaron ninguna botella de bebida alcohólica, tampoco hay nada tan a la vista”. Aclaró que es la primera vez que robaron en el restaurante y señaló que “dentro de todo somos nuevos, abrimos hace unos ocho meses”

Nota proporcionada por :

Deja un comentario