¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Tres personas están graves tras quedar bajo los escombros de su casa, que explotó por una fuga de gas

Una familia sufrió graves heridas cuando explotó su vivienda situada en una zona rural, cerca del Paraje Tres Mojones. Las tres víctimas lograron salir de los escombros y pedir ayuda a un vecino, que llamó a la ambulancia.

Están internados en el área de cuidados intensivos de distintos centros asistenciales locales con quemaduras importantes en gran parte del cuerpo y compromiso de las vías respiratorias.

El trágico suceso ocurrió el domingo alrededor de las 22.30 cuando Pablo Matías Zapata, de 33 años, llegó a su vivienda junto a su hijo de 13 años y su pareja Guillermina Nazareth Torres, 18 años. La finca está ubicada en un camino vecinal a unos 7 kilómetros de distancia del kilómetro 135 de la Ruta 226, cerca del paraje Tres Mojones. Del centro de Tandil el lugar se encuentra a unos 35 kilómetros.

De acuerdo a lo que hasta el momento pudieron reconstruir los investigadores, cuando la familia ingresó a la casa sintieron un fuerte olor a gas, por lo cual Pablo Zapata se dirigió a la cocina con el fin de abrir la ventana y ventilar el ambiente. Ni bien entró a la cocina, encendió la luz, lo que produjo una explosión que derrumbó por completo la casa. Ni una sola pared quedó en pie.

Minutos después, las víctimas lograron salir de debajo de los escombros para pedir ayuda a un vecino, que llamó a la ambulancia.

Intervino en el lugar, Patrulla Rural con la colaboración del cuartel central de Bomberos. Una ambulancia trasladó al menor al Hospital de Niños “Doctor Debilio Blanco Villegas”, mientras que los dos adultos fueron derivados al Hospital Ramón Santamarina.

Asimismo, trabajaron los peritos de Policía Científica que tomaron todos los rastros necesarios para intentar reconstruir el hecho, del cual aún no se conocen muchos detalles ya que sólo pudo hacer algunas declaraciones Zapata, que era el único que estaba consciente al momento de llegar la policía.

Los heridos

Al momento de ser trasladados, Pablo Zapata se encontraba consciente pero su mujer y su hijo estaban semiconscientes.

Inmediatamente, fueron examinados y Zapata fue derivado al Sanatorio donde permanece internado en el área de cuidados intensivos.

Guillermina Torres quedó alojada en la sala de terapia intensiva del Hospital Ramón Santamarina y el menor también se encuentra en el área de cuidados intensivos del Hospital de Niños.

De acuerdo al parte médico, las tres víctimas padecen quemaduras importantes en gran parte del cuerpo con compromiso de las vías aéreas. Se encuentran estables con pronóstico reservado y los médicos no descartan trasladarlos a Mar del Plata en caso de ser necesario por la complejidad de los cuadros que presentan.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario