¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Un delincuente asaltó a una mujer en su casa mientras dormía

Ayer por la madrugada una mujer fue sorprendida por un delincuente que ingresó a su vivienda de Alberdi al 100 mientras dormía y se llevó una computadora y una consola de juego mientras la amenazaba con un arma.

El hecho ocurrió este martes alrededor de las 3.30, cuando la víctima escuchó un gran estruendo en la puerta de ingreso y al dirigirse a verificar lo ocurrido fue sorprendida por un hombre de entre 30 y 35 años, de ojos marrones, que vestía un pantalón oscuro y una campera azul y llevaba un casco colocado.

El asaltante, que mostró un arma de fuego mientras intentaba cumplir con su objetivo, sustrajo una netbook marca Bangho y una PlayStation II, y se fugó de inmediato en una moto en la que lo esperaba un cómplice.

Una vez que certificó que el intruso había escapado, la damnificada, que se encontraba con su hija de 15 años, dio aviso al sistema de emergencias 101 mejorado. En el lugar se presentó personal de la comisaría Primera, que inició actuaciones por “Robo calificado”, con la intervención de la UFI 8, a cargo del fiscal Gustavo Morey.

 

El hecho

 

Sin poder recuperarse aún del traumático episodio la damnificada se limitó a contar lo sucedido, pese a que el recuerdo reeditaba la situación por la que atravesó. “Nunca me había pasado algo así”, dijo entre lágrimas.

En primer lugar narró que se encontraba con su hija durmiendo cuando en determinado momento escuchó un fuerte golpe que provenía de otro sector de la casa, más precisamente del frente.

Al acercarse hasta ese lugar fue sorprendida por una persona que sin quitarse el casco y exhibiendo un arma comenzó a amenazarla. “Me decía ‘dale que te quemo’”, mientras le pedía elementos de valor y dinero.

En un rápido accionar el intruso tomó una netbook y una consola de juegos y dañó el televisor LED colgado en un soporte sobre la pared del living en varios intentos por bajarlo.

La mujer contó que el asaltante le pidió que se quedara en la habitación y que su hija no alcanzó a verla.

Luego de permanecer varios minutos en el interior de la propiedad, finalmente el ladrón se dio a la fuga y escapó en moto junto a un cómplice que lo esperó en la calle.

La damnificada lamentó que ningún vecino logró alertarse del episodio, pese a los gritos y al sonido de la alarma, que se disparó tras el ingreso del delincuente. “Nos podría haber pasado cualquier cosa”, expresó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario