¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Un grupo de taxistas reclamó cambios para evitar subas en la tarifa y el Ejecutivo se comprometió en analizarlos

En medio de una puja interna entre los trabajadores de la actividad, un grupo de taxistas que responde a una cooperativa se reunió este jueves por la mañana con el secretario de Gobierno, Gastón Morando, y con representantes del Concejo Deliberante, para plantear su preocupación en torno al servicio y llevar sus propuestas de cambios.

En disidencia con la gestión de Marcelo Foschino al frente de la Asociación Patronal de Conductores de Taxis, los trabajadores salieron a buscar respaldo ante la postura contra la actualización tarifaria pretendida, que se evaluó diez días atrás en el marco de una asamblea en la Cámara Empresaria de la que participó un importante grupo de titulares de licencias.

En ese marco, el jueves por la mañana, unos seis taxistas fueron recibidos por Morando y por la presidenta de la Comisión de Transporte del Deliberativo, Mercedes Fuente. Por más de una hora debatieron las alternativas y se dejaron asentadas las posturas frente al reclamo.

Entre otros puntos, el sector sostiene que si se modifica la estructura de trabajo apuntando hacia la implementación de paradas alternativas o abiertas, las condiciones mejorarían y el ajuste no sería necesario. El Ejecutivo escuchó el planteo y se comprometió a evaluarlo, decisión que no logró colmar las expectativas de los trabajadores.

 

Resultados

“negativos”

 

A la salida del encuentro los choferes expresaron su disconformidad y aseguraron que los resultados fueron “negativos”.

Fernando Sosa, uno de los voceros del grupo, manifestó ante este Diario que durante la audiencia tuvieron oportunidad de plantear “todos los puntos que teníamos para tratar pero no fue positivo, porque nos respondieron otras cosas”.

Reconoció que sintieron molestia al recibir como contestación que el pedido por paradas alternativas o libres, para hacer “más equitativo” el trabajo, se debía “tratar más adelante” y que ante la decisión de no aumentar la tarifa la postura fue contraria. “Nos dijeron que hay que aumentar por la inflación, pero nosotros no lo vemos de esa manera”, expuso Gastón Czajka, otro de los choferes presentes.

Al respecto, justificó la idea en que “si se modifica la estructura de trabajo que tenemos, el usuario no tiene porqué pagar las consecuencias”, y marcó la necesidad de avanzar hacia un cambio en la modalidad de las paradas de taxis.

“Cuando hay una parada vacía, que el primer auto que llegue no sea echado por un titular de la parada y pueda levantar pasajeros”, graficó, y dijo que en ciudades como Mar del Plata, Capital Federal o Rosario “las paradas son libres”.

Luego expuso como caso lo que ocurre frente a un supermercado céntrico: “La gente está pidiendo que el taxi pare por San Martín y lo que estamos viendo es que a nosotros nos echan pero a los remises, no. Plantean controles, pero en ningún momento se dijo lo mismo para los remises”, se quejó.

En definitiva, aseguró que con esta postura “están avalando al remís”, que “no tiene controles y no cumple la ordenanza como debería y eso nos perjudica a nosotros”.

 

El aumento,

en el centro

 

Tras la asamblea en la entidad camarista los cerca de 30 titulares de licencias no lograron acuerdo y se dividieron en dos posturas, en contra y a favor del aumento de tarifa, situación que llevó a los miembros de la asociación a consultar a la totalidad del padrón para conocer su opinión.

Lo cierto es que es necesario contar con el aval del 55 por ciento de las firmas para que la solicitud de actualización de los valores pueda ser presentada al Concejo Deliberante para su evaluación.

No obstante, Czajka y Sosa ratificaron que seguirán con la junta de firmas para lograr mayor apoyo a su propuesta “y que no se logre el aumento que están pidiendo”.

“No queremos el aumento porque si llegamos a subir vamos a perder trabajo porque la competencia la tenemos con el remís”, evaluaron, y aprovecharon la oportunidad para asegurar que se encuentran representados por una cooperativa, Taxi Coop Tandil.

 

Analizar la

propuesta

 

El secretario de Gobierno explicó los detalles del encuentro y dijo que el grupo de trabajadores nucleados en una cooperativa realizó una serie de solicitudes para que se analicen algunos cambios en el ordenamiento del servicio público de taxis y a la ordenanza que regula la actividad.

“Nos comprometimos en que lo vamos a analizar”, garantizó el funcionario en diálogo con este Diario.  En ese marco apuntó que mantendrán conversaciones con la Dirección de Control Urbano Vehicular, con la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante, con el área de planificación de transporte, entre otros, para estudiar la viabilidad de los puntos presentados.

Por otro lado, y en relación al incremento, les informó que “nos sujetamos a lo que dice la ordenanza, que el aumento tiene que ser avalado por el 55 por ciento del padrón”.

Pese a que la postura del sector es evitar un ajuste, consideró que “mientras el resto de los bienes y servicios de la economía sufren cambios en sus precios, si no se adecúa se pierde rentabilidad”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario