¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Un incendio, presuntamente intencional, afectó las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social

Una situación incomprensible y repudiable se desencadenó en la madrugada de ayer con un incendio, presuntamente intencional, que se originó en el interior de la sede de la Secretaría de Desarrollo Social, situada en 4 de Abril y Arana.

Muchas son las familias de la ciudad que concurren para encontrar algún tipo de solución a sus necesidades, al igual que son numerosas las personas que se acercan a la dependencia para llenar la correspondiente documentación pidiendo elementos, por ejemplo, para terminar alguna construcción.

Aun se desconoce si quienes llevaron a cabo este acto delictivo lo hicieron sin saber qué funciona en ese lugar o los perpetraron conscientes que ese sector es por demás sensible dentro de las áreas del Gobierno municipal.

Lo concreto es que la dependencia tomó fuego y generó un gran problema, principalmente por la documentación que se vio afectada. Alejandra Marcieri, secretaria de Desarrollo Social, le dio detalles de lo sucedido a El Eco de Tandil.

En principio, informó que “lo que sabemos, por lo que nos dijeron los peritos de la Policía Científica y de Bomberos, es que fueron dos focos de fuego y que fueron intencionales. Había mucho olor a combustible y Científica se llevó piezas para analizar”.

Señaló que “se notaba que había empezado en un lugar y como no prosperó, se siguió por otro espacio. No estoy en condiciones de decir o suponer quién fue el que hizo esto, porque como lo dije en la Policía no recibí ningún tipo de amenazas que hicieran referencia a un ataque de esta naturaleza”.

La funcionaria también manifestó que “la verdad es que no le encuentro explicación y trasciende lo meramente político. Es un espacio donde nos dedicamos a trabajar con los sectores más vulnerables de la ciudad. Por lo tanto, que le hagan mal a Desarrollo Social es como hacerle mal a gran parte de la población que está en condiciones de vulnerabilidad y necesita nuestra asistencia”.

Agregó que “es una actitud terriblemente repudiable, más que nada por lo que hacemos en este espacio que es brindar asistencia y comprensión a los que más lo necesitan”.

El alerta

Según lo que se pudo reconstruir, un remisero de la empresa Alas, a las 2.30 de la madrugada, fue quien vio el fuego en la mencionada dependencia municipal y alertó a su base de operaciones para que dieran aviso al Cuerpo Central de Bomberos, que acudió al lugar con una dotación.

“Me avisó Pablo Esquivel, director de Defensa Civil, a las 2.46 de lo que estaba ocurriendo. Concurrimos a la oficina y encontramos al personal de bomberos en plena tarea de sofocar el fuego”, detalló Marcieri.

Los daños

La funcionaria hizo referencia a las consecuencias del incendio. Expresó que “la parte más complicada es donde está mi secretaria, que está toda la documentación de años anteriores y también todos los registros de este año”.

Aseveró que “al estar la caldera prendida, el mismo sistema de calefacción se encargó de desparramar todo el humo y llevar el aire caliente con tizne a todas las oficinas, por eso se agravó la situación. Nos dijeron que tenemos que estar en el interior de la oficina como máximo una hora, pero al rato de estar ya tenés dolor de cabeza y hay un intenso olor a combustible. Están suspendidas en el aire partículas que son nocivas”.

Informó que “por lo que pudimos observar, toda la documentación de este año está involucrada y es muy poco lo que tenía en mi oficina, lo que hace a notas y expedientes en tratamiento. Igual que con las computadoras, las que no inutilizó el fuego, la acción de los bomberos en el afán de poder extinguir el foco ígneo recibieron agua”. Aseguró que “la documentación y las computadoras son lo más importante que teníamos en la oficina”.

En cuanto a la posibilidad de que el servicio de Infantería, que funciona a escasos metros, observara algo, Marcieri dijo que “ellos se percataron de lo que ocurría cuando les empezó a llegar humo negro, porque hasta donde está Infantería hay antes dos propiedades”.

Si bien en la jornada de hoy se tendrán mayores precisiones, la pérdida -además de la documentación- sería de alrededor de quince computadoras. Algunas máquinas fueron alcanzadas por el fuego, otras por el agua, así que habrá que esperar para saber de qué PCs se logra rescatar información.

El resguardo

Al ser consultada sobre el respaldo de la información que disponían, la funcionaria indicó que “hay de todo” para luego añadir que “hay mucha que está el número de expediente, pero no está el contenido. Todo lo que tenés por sistema de expediente, lo tenés por un número y con una pequeña descripción. Por ejemplo, expediente número 2584 del año 2016, Pérez Juan Carlos que pide ayuda de materiales, pero el contenido no está”.

Remarcó que “había carpetas del Concejo Deliberante donde solicitaban algún tipo de información, todo eso estaba ahí. No hay luz, por lo que al estar todo oscuro no pudimos ver cuál es la PC afectada y cuánto”.

Cámaras de seguridad

En el lugar donde funciona Desarrollo Social no hay cámaras de seguridad que puedan tener registro alguno de lo ocurrido, como para que los efectivos de la comisaría Segunda, a cargo de la investigación, tengan alguna pista en donde buscar.

“Nos comunicamos con Protección Ciudadana para que por favor analicen las cámaras de seguridad que están alrededor de la secretaría, para ver si se puede detectar alguna persona en actitud sospechosa. Por lo que nos dijo gente que es experta, este incendio no lo provoca una sola persona”, explicó la responsable de la dependencia siniestrada.

La causa
Diéguez

En cuanto a la posibilidad de que exista alguna conexión entre el juicio a Rubén Diéguez, llevado a cabo hace algunas semanas, cuya condena fue apelada, y lo registrado en la madrugada de ayer en la oficina de Desarrollo Social, Marcieri señaló que “no creo que esto tenga que ver con Diéguez. La documentación que hace referencia a Diéguez está en la Justicia desde hace años, y es el lugar donde se produjo el fuego así que, por lo menos yo, no lo relacionaría con esa situación”.

Una dotación de bomberos
logró neutralizar los dos focos

El Cuartel Central de Bomberos, al ser alertado por la empresa de remís Alas, concurrió con una dotación a Desarrollo Social para evitar que el fuego destruyera aún más las dependencias.

Según lo manifestado a este Diario, el llamado se recibió a las 2.33 de ayer. Al llegar al lugar, se comenzó a trabajar desde afuera, ya que no se podía abrir la puerta de la oficina, hasta que la misma fue forzada. Una vez dentro de la propiedad, personal de Bomberos terminó de sofocar el fuego que minutos antes se había iniciado.
Según el informe elaborado, lo afectado fue un aire frío-calor, revestimiento, cortinas, vidrios, puertas, ahumamiento general, además de daños en computadoras, impresora, fotocopiadora, escritorios y distintos muebles con carpetas.

El móvil de bomberos estuvo a cargo del oficial subayudante Matías Núñez, quien estuvo acompañado por el subteniente Hernán Conforti y el capitán Luis Orellana. u

Nota proporcionada por :

Deja un comentario