¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Una gran obra hidráulica que también será un nuevo anfiteatro para la ciudad

Concejales del PJ-FPV, autoridades de la Anses y directores de obra, recorrieron el Desarrollo Urbanístico del Procrear en donde se emplazarán las nuevas 628 viviendas construidas con aportes del Estado nacional sobre más de 27 hectáreas cedidas por el Ejército Argentino.

La construcción del complejo de viviendas, uno de las iniciativas habitacionales más importantes de toda la historia de la ciudad, implica una serie de obras de infraestructura básica que no suelen dimensionarse en toda su magnitud. Se trata de construcciones generalmente subterráneas, como tendidos eléctricos, redes de gas natural, obras pluviales, desagües, cloacas y reservorios de agua.

Así es que en el Desarrollo Urbanístico se realizaron obras que permitan asegurar el saneamiento hidráulico mediante la salida ordenada de lo que técnicamente se denomina el “escurrimiento superficial de los excedentes pluviales”. Dentro de las obras se construirá un gran reservorio de agua que funcionará como cuenco amortiguador permitiendo capturar el excedente de agua cuando se produzcan grandes precipitaciones. El dato singular es que, la mayor parte del tiempo, el reservorio funcionará como un Anfiteatro, con gradas y veredas, donde se podrán presentar espectáculos artísticos y culturales.

El proyecto, que fue elaborado en acuerdo con la Dirección de Saneamiento y Obras Hidráulicas de la Provincia, no sólo logrará el saneamiento integral del barrio sino también de los barrios circundantes que se verán beneficiados con la colocación de nuevos sumideros sobre las calles Quintana, Pujol y Beiro, aumentando de esta manera el diámetro de los conductos pluviales y mejorando sustancialmente los drenajes.

El vuelco de los excedentes pluviales del barrio se realizará aguas abajo, sobre la calle Pujol, atravesando el terraplén de las vías que actualmente funciona como embalse, generando importantes anegamientos  cada vez que se originan precipitaciones moderadas.

Durante la visita al predio, el presidente del bloque de concejales, Pablo Bossio resaltó que, durante la recorrida, los técnicos de la obra les indicaban que “para evitar anegamientos se consideró construir un gran reservorio que funcione de manera hidráulica como un gran cuenco amortiguador para permitir la salida ordenada de los excedentes pluviales pero que, cuando no llueva, funcione como una gran anfiteatro que permita desarrollar iniciativas culturales para toda la ciudad”

“Lo destacado de este regulador es que, a la vez que soluciona un histórico problema de la barriada, también se convierte en un ámbito de expresión artística que se suma a nuestra ciudad” indicó el edil y agregó que “Procrear no sólo se piensa en términos de soluciones habitacionales sino también en la creación de un hábitat de desarrollo deportivo, cultural y social”.

“Nuestro objetivo es que los vecinos de los barrios circundantes como La Blanqueada, Maggiori y los de Villa Italia no sólo puedan disfrutar de estos espacios públicos, sino que también podamos poner en valor estos barrios, generando igualdad en las formas en las que accedemos y transitamos nuestra ciudad” concluyó Bossio.

 

El anfiteatro

 

El proyecto hidráulico propuesto para la urbanización del Procrear hace necesario que la plaza ubicada en la parte inferior de la pendiente actúe como “reservorio retardador” en caso de crecidas a causa de lluvias. Es decir, funcionará como un cuenco que captará el agua proveniente de los desagües y que irá drenando de modo paulatino el líquido excedente.

En ese sentido, al recurso de ingeniería se le incorporó una alternativa creativa,  desarrollando en el espacio propuesto un anfiteatro que posibilite su uso estático y dinámico mediante la incorporación de gradas y un escenario, pudiendo realizarse en el barrio todo tipo de actividades artísticas y culturales.

La accesibilidad a las gradas del anfiteatro está encuadrada dentro del sistema de circulación que complementan las veredas perimetrales de la manzana, accediendo de esa manera al mismo nivel y conectándose con el bulevar central.

 

Calle Pujol

 

También en el marco de las obras complementarias al Desarrollo Urbanístico se realizará el ensanchamiento de cuatro cuadras de la calle Pujol, entre Quintana y Beiró. Se trata de una obra con las mismas características técnicas con las que se hicieron los 8000 m2 de pavimento rígido (hormigón) en las calles Quintana y Buenos Aires, a lo largo de todo el perímetro del barrio. El pavimento rígido es de 20 cm de espesor, a diferencia de los habituales 15 cm que se utilizan en los pavimentos rígidos convencionales.

El proyecto original preveía llevar la calzada de sus actuales 6,5 m. de ancho a 9 m. Sin embargo, a raíz de un pedido de último momento realizado por la Dirección de Vialidad Municipal, se requirió que la calzada sea llevada a 11 m. Esto implicó una serie de obras adicionales y costos extra por más de 1,5 millones de pesos para relocalizar los ductos de desagüe colocados varios meses atrás.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario