¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Vecinos de Formosa al 2100 están “cansados de vivir en el agua” y exigen respuestas

Un grupo de vecinos de Formosa al 2100, en el barrio La Movediza, manifestó su enojo por la falta de respuestas del Municipio ante una problemática que padecen hace años. Es que, la calle se inunda cada vez que llueve y el agua ingresa en las viviendas. Aseguran que se sienten “olvidados” y exigen una “solución de fondo”.
La cuadra está situada entre Azucena y Alvarado, y Formosa termina allí, ubicándose al otro lado una cava. Miguel Angel Ibarbia es el vecino más antiguo de la arteria. Hace 40 años que reside allí y en ese entonces la suya era la única casa de la cuadra.
“Cuando estaba la cava no había ese problema porque toda el agua que venía de todos lados iba ahí, que era una laguna, pero cuando los municipales empezaron a taparla se empezó a inundar porque el agua no tenía para dónde ir”, explicó.
El frentista aseguró que “acá llueve un día seguido y entra agua en mi casa. El otro día pasaron la pala y dejaron la calle peor que antes. Dijeron que iban a venir a tirar pedregullo y nunca vinieron. Dejaron un zanjón en la puerta de mi casa que a mi hijo el otro día casi le queda medio auto ahí”.

“Que se embarren
un poco los pies”

Ibarbia le pidió a los funcionarios municipales que “se embarren un poco los pies” y vayan a ver en qué condiciones viven.
En tanto, Andrea Rossi, que tiene un almacén, aseguró que “los días de lluvia los proveedores no entran a la cuadra. Estamos aislados. Mi hija estuvo tres días sin ir al colegio porque los remises no venían a buscarla”.
“Es una tomada de pelo. Reclamamos, pedimos, pero no nos escuchan. Sólo les importa hasta la Piedra Movediza, de ahí en adelante es tierra de nadie. No hay forma de que arreglen la calle como corresponde. Estamos cansados de vivir en el agua y todavía no empezó el invierno. Lo que nos espera”, manifestó con preocupación.

Una solución
de fondo
Raúl Constantino explicó que “cuando llueve el agua queda estancada acá, porque no tiene salida, va hasta la esquina de Azucena, y vuelve, y se estanca en esta cuadra. Se necesita un desagüe, porque hace 15 años que esta calle no tiene salida, no es de ahora”.
Pero el vecino aclaró que “no queremos que vengan un día y arreglen la calle así nomás. Necesitamos una solución de fondo”.
“El desagüe de la calle es mi portón. Tengo que abrir la puerta de atrás porque si no en mi patio hay 50 centímetros de agua, y adentro de la casa 20. Acá no hay cloacas, entonces al llenarse el patio, se llenan los pozos de agua. Es una vergüenza”, aseguró.
“Estamos olvidados en todo sentido. Hace 15 años que vivo acá, y tenemos el mismo problema. Cada vez que llueve tenemos que dormir con un ojo abierto y el otro cerrado, porque se nos va a llenar la casa de agua. Eso a esta altura ya no debería existir. Este es el Tandil soñado que quiere Lunghi”, sostuvo.
Y afirmó que “yo he hecho reclamos de todo tipo, debo haber ido unas diez veces a quejarme a la Municipalidad. Antes, cuando no tenía el bastón, cuando iba arriba me peleaba con todos. Pero nunca vino nadie, nunca le dieron importancia a los reclamos. Queremos una solución de fondo”.

“No se preocupan
por nada”

Por otra parte, Ibarbia indicó que con otros temas tampoco han tenido suerte. El gas y las cloacas están en la esquina, el cordón cuneta también y “no llegan hasta acá porque supuestamente había cuatro o cinco casas pero a cinco cuadras hay seis baldíos y tienen cordón cuneta y no hay una casa. Nosotros hasta ofrecimos hacer la zanja nosotros para pasar el gas, y nos dijeron que no les daba el presupuesto”.
“Si dejás de pagar los impuestos te vienen las cartas documento, que te van a rematar el terreno, pero no se preocupan por nada. Si el basurero va a venir una vez al mes, pagamos barrido, limpieza y alumbrado cuando el foco estuvo quemado como dos años y hace tres meses lo cambiaron. ¿Para qué pagamos impuestos si no hacen nada?”, cuestionó.
Además, cuando llueve los vecinos no tienen recolección porque los camiones no pueden ingresar a la cuadra.

“Necesitamos
un control”

Por su parte, Adolfo Fabio Bravo expuso que “no es sólo la calle el problema, sino el estado del barrio, lo que están permitiendo. Sé que mucha gente necesita viviendas pero se está provocando un desorden tremendo. El Estado no genera en este lugar un orden, un pluvial por ejemplo. Hay casas que las están haciendo en el bajo y esa gente lo hace por necesidad, en la continuación de Salta, que no está abierta esa calle. Esa gente el día de mañana va a perder todo lo que está construyendo”.
“No puede ser que todo lo que ellos no pueden contener lo tiren para acá o para Las Tunitas o Villa Aguirre. Acá no hay un muro como hacen en Buenos Aires, pero sí hacen la vista gorda, entonces es una convivencia que no se puede sostener”, opinó.
Y argumentó que “necesitamos un control, una limpieza. Nosotros no queremos tener problemas entre vecinos, entonces tiene que venir la autoridad a generar un orden. Acá no viene nadie. A mi familia la tengo que trasladar yo para que vayan a tomar el colectivo cuando llueve porque no pueden salir a pie. Entonces no tengo libertad para trabajar, tengo que tener horarios para ir a buscarlos. Yo me crié en el campo y ni en el campo vivíamos así”.
Y consideró que el Estado debe “hacerse cargo del orden de la vecindad, porque si no se genera discordia entre los vecinos y no queremos eso porque somos todos trabajadores, tenemos necesidades y yo pienso que para eso está el Estado. No creo que sea justo que nos tengan abandonados porque todos trabajamos y producimos para Tandil”.
“Todas las aguas de La Movediza vienen a parar acá. Hay gente que no tiene cloacas entonces el agua de los lavarropas va a la calle, en pleno verano es una laguna porque todo viene a parar acá al no haber desagüe”, indicó.
Constantino añadió que “este es el desagüe de La Movediza, todo termina en esta calle”.
Finalmente, Bravo expresó que “soy albañil y ando por todo Tandil. Me da mucha impotencia lo que veo, en el country, en lugares donde verdaderamente tienen dinero para hacerse cargo, las palas municipales haciendo las entradas de las casas, los camiones municipales volcando arena donde hay cabañas, entonces ¿por qué a nosotros no nos dan los servicios?”. u

Nota proporcionada por :

Deja un comentario