¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Vecinos de la Terminal se reunieron con autoridades para pedir seguridad

Una veintena de vecinos del barrio de la Terminal se reunió ayer con autoridades policiales y comunales para plantear la problemática de seguridad que los aqueja y pidieron respuestas porque aseguraron que “así no se puede vivir”. El encuentro surgió tras el violento asalto que sufrió Daniel Bayala cuando ingresaba a su vivienda en Colombia y Portugal.

Del encuentro, participaron el jefe de la Policía Local Mariano Giménez, el secretario de Protección Ciudadana Atilio Della Maggiora, el subsecretario de Protección Ciudadana José Denisio, el director de Defensa Civil y Asistencia a la Víctima Pablo Esquivel y el director de Protección Ciudadana Martín Romano.

El planteo vecinal

En primer lugar, los frentistas expusieron sus preocupaciones, contaron los hechos delictivos sufridos en los últimos meses y pidieron a las autoridades soluciones.

Una de ellas, Belén Di Santoro, planteó los puntos principales que plasmaron en un petitorio en donde sugieren medidas que sería de utilidad para controlar los delitos.

En diálogo con El Eco de Tandil, explicó que pidieron “el cerramiento de los terrenos baldíos, ya que dan acceso a los patios de muchos vecinos, y los delincuentes los usan para entrar y salir”.

“Lo que le sucedió a Bayala fue el detonante para que dijéramos ‘basta’, nos unimos y vemos qué podemos hacer por la seguridad de todos”, contó.

En el petitorio también solicitaron mayor iluminación en las calles Portugal, Italia, Caseros y toda la zona detrás de la Terminal que “es muy oscura, las luces son muy tenues”.

A su vez, pidieron mayor patrullaje porque “se ve a los policías mucho tiempo parados”.

Y reclamó que sea rápida la atención del 101 Emergencias porque “a una vecina de la calle Liniers dos veces en la misma semana le quisieron ingresar al domicilio, y en una de las ocasiones ni siquiera el respondían al 101. Ante una emergencia tiene que ser rápida la respuesta”.

Solicitaron además cámaras para la zona, ya que no hay, y que se busque una solución para los delincuentes que andan en moto y que “se hace difícil atraparlos, porque van por calle Italia hasta el puente peatonal que está en la Ruta, y los móviles por ahí no pueden pasar”.

“Todos los días hay algún robo, si no es en los domicilios, son arrebatos, hay entraderas, ya a la tardecita se intensifican los delitos y se complica andar en el barrio. A partir de mayo junio aumentaron los robos”, indicó.

Más delitos

Por su lado, el mutualista Raúl Escudero, que participó del encuentro en calidad de vecino, manifestó que tuvo que colocar rejas en las ventanas porque le ingresaron a robar y se ha encontrado también con los techos hundidos.

“Esta problemática viene de hace tiempo, el último acontecimiento es la gota que rebalsó el vaso, pero me parece que son muchos casos y está circunscripto a este barrio. En el pasaje Novoa hace unos días estuvieron una hora en la casa con secuelas muy importantes desde lo psicológico y todo lo que implica para una familia tener a dos delincuentes una hora en la casa”, sostuvo.

Y opinó que “no podemos quedarnos de brazos cruzados, vemos que permanentemente se hacen anuncios para combatir la inseguridad y en los últimos tiempos, en estos ocho meses, se han incrementado los hechos delictivos. Con lo que se hace no alcanza, hay que ver en qué se está fallando”.

“Así no podemos vivir”

Asimismo, los frentistas plantearon que todos los días hay un robo o intento de robo y que buscan alertarse entre ellos por medio de un grupo de Whatsapp que conformaron. “No tenemos descanso, la situación es cada vez más grave”, afirmaron y agregaron que “así no podemos vivir”.

Una de las vecinas opinó que les da la sensación de que la función de la policía es de “asistencia” ya que siempre llegan luego de que suceden los hechos.

Una de las vecinas contó que a las 18 le entraron a robar y “se fueron con un 42 pulgadas bajo el brazo y no pasó nada”.

Por su lado, Mariano Giménez pidió colaboración a los vecinos para avisar cuando vean situaciones extrañas para que ellos puedan actuar.

“No podemos
esperar”

Al finalizar el encuentro Belén Di Santoro contó que “la reunión fue bastante extensa, planteamos todos los inconvenientes que tenemos en la zona”.

“Nos dijeron que van a cambiar la iluminación por otra luces que alumbran mucho más. Pedimos que aceleren el trámite de catastro respecto a los propietarios de los terrenos baldíos, porque ahí tienen acceso a todas las viviendas de las manzanas, que los limpien y los cierren”, indicó.

En cuanto a la colocación de cámaras, expuso que “lamentablemente nos dijeron que no es factible para este año, ni tampoco para el inicio de 2017, porque las cámaras que llegan ahora que son aproximadamente unas 200 ya están asignadas, así que hay que esperar una nueva tanda”.

“Nos sentimos escuchados, nos atendieron bien, respondieron a todas las cuestiones, lo que sí esperamos es que el Municipio se comprometa con el petitorio, porque tenemos robos todos los días y no podemos esperar”, sostuvo.

Y contó que dentro de un mes se volverán a reunir para ver si hubo soluciones o si todo sigue igual.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario