¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Vecinos del Falucho 53 están preocupados por el desagote de desechos cloacales

A poco de mudarse al barrio Falucho 53, en Villa Italia norte, los vecinos manifestaron una problemática que les produce una gran preocupación. Es que los camiones atmosféricos descargan los desechos cloacales a pocos metros de sus viviendas y a cielo abierto en el predio de Obras Sanitarias. El planteo de los flamantes frentistas no es simplemente el nauseabundo olor que proviene del lugar, sino principalmente la contaminación ambiental que produce ese procedimiento que se lleva adelante de forma tan descuidada, lo que incluye también la existencia de roedores.

Romina Brodt, una de las vecinas explicó que el problema, explicó que los camiones atmosféricos descargan los desechos cloacales en “una pileta de cemento que tiene un agujero, abren la canilla y descargan a granel, ni siquiera con una manguera, y todo eso a cielo abierto”.

A su vez, los frentistas expusieron que la preocupación no es solamente por los habitantes de la nueva barriada que está a pocos metros del lugar, sino también porque el velódromo y la cancha de Ferro también están al lado de Obras Sanitarias y muchas personas e incluso niños pequeños están en ese espacio, separados del piletón sólo por un alambrado, que está roto, por lo cual cualquier niño podría ingresar.

“Estuvimos averiguando y siempre se tiraron los desechos cloacales ahí, pero antes no había un barrio y la ciudad ha ido creciendo. La cancha de Ferro está pegada, el alambrado del velódromo está a tres metros de la pileta. La preocupación no es sólo lo que se ve,  nuestro miedo es la contaminación, las ratas que hay, y no sólo la contaminación en el suelo sino también en el aire”, sostuvo.

Y añadió que “uno lleva a los chicos a la plaza, está la escuelita de ciclismo pegada, a tan sólo tres metros y los chicos juegan a la pelota al lado de una pileta donde tiran desechos fecales”.

En tanto, la frentista contó que primero fueron a manifestar la queja en Obras Sanitarias donde les dijeron que “es correcto, que está permitido, pero que debe hacerse de una manera, con una manguera. Pero no se hace así, se descarga a granel. Es más, el camionero se para en el paragolpe para no ensuciarse, abre y como eso salpica, van manguereando el camión. Entonces, se forma todo un barrial, donde se mezcla materia fecal y barro”.

Por su lado, Cristian Massolo explicó que “cuando estábamos en obra ya notamos el olor nauseabundo, es impresionante. Pero recién cuando nos vinimos a vivir acá nos dimos cuenta de la magnitud del problema”.

“El velódromo está al lado y está siempre lleno de chicos. Las ratas se ven con tanta frecuencia como si fueran perros, son enormes”, aseguró.

 

Una cuestión

de salud

 

Los vecinos también entregaron una nota firmada al secretario de Obras Públicas, Mario Civalleri, quien les dijo que “eso está bien, que hace 30 años que está así, y que no es algo que se vaya a cambiar. Nosotros no pedimos que lo modifiquen pero sí que lo trasladen porque la ciudad creció, hay otra planta en Chapaleofú que se puede usar tranquilamente y está en el medio del campo. Es una cuestión de salud,”.

Brodt explicó que hace tres semanas que se mudaron al barrio y muchos otros frentistas se están mudando también, por lo cual empezaron a tomar conocimiento de esta problemática.

Afirmó que todos los días se realiza gran cantidad de descargas en distintos momentos del día. “A la mañana veo al menos 20 camiones”, sostuvo.

A su vez, tomaron contacto con el concejal del Frente Para la Victoria Antonio Ferrer quien “se preocupó mucho por la problemática y nos dijo que nos iba a dar una mano, porque aparte él está estudiando la contaminación del arroyo Langueyú. Tiene estudios que dicen que este arroyo está contaminado con materia fecal, así que nuestra duda es también dónde va a parar eso”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario