¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Vuelco en la Ruta 74 y tres heridos leves

El hecho se registró ayer, cerca de las 17, cuando cinco personas circulaban en un Peugeot 307 rumbo a Tandil por la Ruta 74 para llegar al recital de La Renga (ver página 6 y 7). Por causas que se desconocen, el automóvil mordió la banquina y tras varios tumbos, volcó a la vera de la Ruta. Los Bomberos debieron asistir a los ocupantes para ayudarlos a salir del rodado, aunque afortunadamente no se registraron heridos de gravedad.

El automóvil era un Peugeot 307, dominio DYV 387, el cual circulaba por la Ruta 74 desde Ayacucho con cinco pasajeros oriundos de la zona sur del Gran Buenos Aires, quienes llegaban para el recital de La Renga, que se realizó ayer por la noche en el Hipódromo de la ciudad.

El vehículo circulaba por la ruta con dirección a Tandil y a la altura del Club de Planeadores, el conductor perdió el control del automóvil lo que provocó la mordedura de la banquina del mismo carril. Se presume que ante la sorpresa, el conductor dio un volantazo y cruzó toda la ruta, por lo que al llegar a la banquina del carril contrario el automóvil dio varios tumbos y terminó volcado con la parte delantera del auto mirando hacia  Ayacucho.

El conductor fue identificado como Rubén Leonardo Gómez, de 46 años, quien circulaba junto a su hijo Leonardo Vicente Gómez, de 22, ambos oriundos de Quilmes. Además viajaban José Villagra, de 35 años; Bryan Fernández (20), y Damián Miranda (31), todos oriundos de Berazategui.

Los primeros en llegar al lugar fueron los miembros de Seguridad Vial, que debieron llamar a Bomberos producto de que los ocupantes permanecían en el vehículo sin poder salir.

Una vez que lograron rescatar a todos, llegó al lugar una ambulancia del Hospital Ramón Santamarina que trasladó a los Gómez, quienes ingresaron con politraumatismos que en principio no revestían mayor gravedad.

Minutos más tarde, otra ambulancia, también del Hospital local, trasladó a los otros tres hombres, uno de ellos también con politraumatismos sin mayor gravedad y los otros resultaron ilesos.

En el lugar del hecho, más precisamente al lado del automóvil, se encontraron algunas botellas con bebidas alcohólicas que quedaron tiradas tras el fuerte impacto, al igual que todas las pertenencias de los ocupantes. Ante esta situación, los acompañantes habrían reconocido que venían bebiendo durante el trayecto a Tandil, aunque inmediatamente habrían aclarado que el conductor no lo estaba haciendo y que se encontraba en perfectas condiciones.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario