¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

A 197 años de su fallecimiento, la comunidad recordó con orgullo al general Manuel Belgrano

Autoridades políticas, militares, civiles y educativas, y del Instituto Belgraniano Tandil, se congregaron ayer a la mañana en la plaza 25 de Mayo, ubicada en la intersección de 4 de Abril y Belgrano, para homenajear al creador de la Bandera, general Manuel Belgrano, a 197 años de su muerte. En la ocasión, se tomó además la promesa de fidelidad a alumnos de cuarto año de establecimientos del nivel primario y la jura a los soldados voluntarios de la Guarnición Ejército Tandil.

Estuvieron presentes en el acto el intendente Miguel Lunghi; el jefe de Gabinete de Secretarios, Mario Civalleri; el presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Frolik; el vicepresidente de la Cámara de Senadores provincial, Carlos Fernández; el jefe de la Sexta Brigada Aérea, comodoro Pedro Notti; el comandante de la Primera Brigada Blindada, general brigadier Osvaldo Mariano Guardone; y el presidente del Instituto Belgraniano de Tandil, Ernesto Carlos Walther.

Participaron además autoridades de las fuerzas de seguridad; escolares; de la Universidad Nacional del Centro; de la Asociación Mutual Círculo de Suboficiales del Ejército; entidades de bien público y fomento histórico; centros de inmigrantes; asociaciones regionales de Tandil; veteranos de guerra, concejales de las distintas fuerzas políticas y demás funcionarios del Ejecutivo local; familiares y vecinos.

Alrededor de las 11 se dio comienzo a la ceremonia con la entonación del Himno Nacional Argentino, a cargo de la Banda del Comando de la Primera Brigada Blindada. Seguidamente, el capellán de la Guarnición Aérea Tandil, presbítero Horacio Gómez, pronunció una invocación religiosa.

Luego, se realizó la entrega de ofrendas florales al pie del monumento al creador de la Bandera. Lo hicieron por la Asociación Regiones Italianas, Francisco Tripodi y Renato Nelli; por el Consejo Escolar, su titular Cristian Cisneros, junto a las consejeras escolares Lucía González y Valeria De Vanna; por las Fuerzas Armadas, el jefe de la Sexta Brigada Aérea, comodoro Pedro Notti, y el comandante de la Primera Brigada Blindada, general brigadier Osvaldo Mariano Guardone; y finalmente, por el Municipio, el intendente Lunghi y el senador provincial, Carlos Fernández.

“Una vida
muy fructífera”

Tras ejecutarse un toque de silencio en homenaje al general Belgrano, hizo uso de la palabra el presidente del Instituto Belgraniano Tandil, Ernesto Walther. Reconoció que “no es fácil evocar su vida, tan corta, pero muy fructífera. Durante los períodos de nuestra historia en los que debió participar, es tan rica y asombrosa que, cuanto más se indaga, más se agiganta su figura”.

Por ello y en razón de la celebración del Día de la Bandera, procuró referirse exclusivamente a este acontecimiento y las circunstancias que lo rodearon. Recordó que Belgrano “como militar, cuando en 1812 con el grado de coronel ejercía el mando de las baterías Libertad e Independencia, destinadas a controlar la navegación del río Paraná, consideró que la gesta de mayo corría cierto peligro de fracasar y entendió que su pueblo y su tropa necesitaban un símbolo máximo que los identificasen. Y es allí que surgió la celeste y blanca, de la que luego un poeta diría: `La que jamás fue atada a un carro triunfal de ningún vencedor de la tierra´”.

Honrar a
la Bandera

Sostuvo Walther que a la Bandera, expresión sublime de la nacionalidad argentina: “No debe concebírsela con más colores que el celeste y blanco, ni como más emblemática que el sol que la engalana. Cantémosle con alegría, saludémosla con respeto, pero honrémosla con estudio, trabajo, honestidad, disciplina, protección a lo argentino, orgullo de nuestras tradiciones, unión en la familia, la sociedad y con fe en el porvenir de la Nación”.

Por último, les hizo llegar su más cálida felicitación a los alumnos y soldados voluntarios presentes, quienes minutos más tarde prometieron fidelidad y juraron a la insignia patria.

Jura y
promesa

Culminado su discurso, las autoridades y el público presente se desplazaron hacia la calle 4 de Abril, donde se montó el palco oficial. Allí, la jefa regional de Educación, Guillermina Levy, tomó la promesa de fidelidad a los alumnos de cuarto año de las escuelas 1, 4, 5, 8, 33, Normal, y los colegios De la Sierra y San Ignacio.
Acto seguido, el teniente coronel Pablo Gabriel Zánzero pronunció la fórmula de rigor a la Bandera Oficial de la Nación a los soldados voluntarios de la Guarnición Ejército Tandil, quienes honraron el pabellón nacional mediante su juramento.

Al cierre, se desarrolló el tradicional desfile de las Fuerzas Armadas, asociaciones civiles y estudiantes de distintas instituciones, en presencia de sus familiares, amigos y la comunidad en general.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario