¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
INSEGURIDAD VIAL

A cuatro meses de su muerte, pintaron una estrella en memoria de Fabián Leonardi

Familiares, amigos e integrantes de Estrellas Amarillas Tandil se reunieron ayer a las 9, en calle Azucena al 1100, donde Fabián Marcelo Leonardi, de 20 años, perdió la vida el pasado 13 de abril tras caer en un pozo de una obra en el barrio La Movediza. Su madre, Marilina Ullua, dijo que todavía no ha tenido respuestas de las autoridades. “Se están lavando las manos”, manifestó.

El Eco

Familiares, amigos e integrantes de Estrellas Amarillas Tandil se congregaron ayer a las 9 en calle Azucena al 1100 para pintar una estrella en memoria de Fabián Marcelo Leonardi, de 20 años, quien falleció tras caer en un pozo de una obra en el barrio La Movediza.

El fatal suceso ocurrió el pasado 13 de abril por la noche. El joven circulaba por la zona a bordo de una motocicleta cuando, por razones que se investigan, cayó en un pozo perteneciente a una obra de desagüe pluvial que forma parte del proyecto de urbanización del barrio.

En primera instancia, fue auxiliado por vecinos, familiares y personal policial, y posteriormente trasladado en una ambulancia del servicio SAME al Hospital Municipal Ramón Santamarina, al que llegó ya sin signos vitales. La violenta caída le provocó traumatismos muy severos en el cráneo, que le ocasionaron la muerte.

A cuatro meses del fallecimiento, su madre, Marilina Ullua, aseguró que seguirá pidiendo justicia por su hijo y que aún no ha tenido respuestas de las autoridades. “Se están lavando las manos”, denunció.

Al lugar, también asistió Florencia Benavente, integrante de la Secretaría de Protección Ciudadana del Municipio.

En diálogo con El Eco de Tandil, Ullua expresó que “no es nada fácil este momento”. Sobre el estado actual de la causa, detalló que “está todo en manos del abogado. Todavía no tenemos respuestas, así que estamos esperando a ver qué nos dice”.

Mientras tanto, contó que no han recibido respuestas del Municipio ni de la empresa a cargo de la obra. “Se están lavando las manos. No se acercó nadie, en ningún momento. Elichiribehety (Julio) quedó en ir a mi casa, jamás fue ni a dar la cara, nada”, criticó.

Con el dolor irreparable de la pérdida de su hijo, Ullua lo recordó como un joven “sin maldad”. Relató que el accidente “ocurrió un viernes y el sábado nos íbamos a ir al campo con él porque me llevaba en la moto para todos lados. Manejaba despacito, no andaba como loco ni nada. Ese día justo me parece que había salido sin el casco, pero él siempre iba despacito. El día anterior había llevado a su hermana a la escuela, andaba para todos lados con sus hermanos”.

Volvió entonces a pedir justicia por Fabián, aunque sabe que no se lo van a devolver más. “Hay que esperar. Dios quiera que tengamos una respuesta”, deseó la mujer.

Un problema social

Por su parte, Carlos Mansilla, integrante de Estrellas Amarillas, contó que tienen “varios pedidos” de familiares de víctimas de siniestros viales, lo cual consideró “lamentable porque cada estrella es en memoria de alguien que perdió la vida, sus proyectos, es una familia que queda dolida para siempre y esta es nuestra misión, la de poder prevenir a la gente para que esto no siga ocurriendo”.

Reflexionó luego que “esto es un problema social y comunitario. Este año debemos llevar aproximadamente quince estrellas, pero ya hay cerca de treinta pintadas. La primera fue la de Josefina Olesen, hace cinco años, y ahora estamos no solo pintando, sino también repintando algunas que se van borrando debido al transcurso del tiempo, el flujo del tránsito, el caucho y demás”.

Cartelería

Frente a ello, Mansilla contó que están “tratando de tener alternativas con respecto a la pintura, a ver si podemos conseguir algún otro tipo o de cobertura plástica para que no duren tan poco tiempo” y anunció que también están pensando en incorporar cartelería.

“Estamos planeando que no solo sea la estrella, sino también poder colocar carteles en lugares donde no se pueda pintar, por ejemplo en calles de tierra”, explicó.

En su caso personal, tras sufrir la pérdida de su hijo Leandro, quien falleció en abril de 2016 al chocar con su moto contra un camión en la Ruta 3, dijo que decidieron colocar dos carteles, uno en cada lado de la cinta asfáltica, porque es un lugar muy concurrido.

“Esa es la otra posibilidad que tenemos y veremos cómo evoluciona. Creo que está en la etapa de la licitación por parte de la Municipalidad, dado que hay una ordenanza que autoriza a pintar a Estrellas Amarillas y en este caso sería cartelería también”, afirmó.

Mayor concientización

Seguidamente, el referente de la organización sostuvo que “la inseguridad vial es un tema que nos compete a todos como sociedad y el Estado -a nivel nacional, provincial y municipal- tiene un rol principal en cuanto a la difusión y al contralor del tránsito”.

Advirtió que se trata de “un problema que nos arroja veinte víctimas diarias. Cada tres días, son sesenta personas, y la tragedia de Once lamentablemente se llevó la vida de 52. Cada tres días, tenemos la tragedia de Once, que no se visibiliza como corresponde”.

Consideró entonces que “la sociedad tiene que tomar conciencia sobre esto y para mí la conciencia comienza con la educación, que es el arma fundamental que tenemos para poder cambiar, no solo este, sino también otros problemas graves que tenemos”.

Por último, Mansilla anunció que mañana pintarán una nueva estrella en memoria de Luciano Trujillo, quien falleció en febrero de 2012 en un accidente de tránsito ocurrido en Primera Junta y Falucho.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario