¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Advierten por casos de estafas a partir de ventas de lotes que tienen propietarios y otros fiscales

Un grupo de denunciantes por estafas lanzó una advertencia a los vecinos en relación a personas que los despojaron de dinero a cambio de la venta de lotes que tenían dueños o eran fiscales. En la operatoria, los delincuentes recurrieron a algunas escribanías para certificar boletos de compraventa, en tanto se sospecha que puede haber algún contacto en la Dirección de Catastro del Municipio que filtre información clave para la comisión de estos hechos. Hasta el momento, se conocen unos doce engaños con esta modalidad.

Los casos salieron a la luz a partir de un mensaje que llegó a El Eco Multimedios, que derivó en una entrevista con identidad reservada en el programa “Tandil despierta” (104.1 Tandil FM y Eco TV). Sumado a eso, este Diario habló con el propietario de uno de los terrenos que se ofrecía de manera irregular y a partir del cual se concretó una de las estafas.

En principio, el testigo reseñó que ha pasado y siguen ocurriendo ventas de terrenos que tienen dueños y otros fiscales. Acusó a “una organización” que consigue sus objetivos gracias a “una logística bastante preparada”, cuyos integrantes “se hacen pasar por empleados municipales”.

El damnificado señaló que estas personas engañan a vecinos que tienen ahorros y están buscando un lote para comprar. Como ejemplo, citó el predio de la esquina de Portugal y Primera Junta, donde el legítimo dueño debió colocar un cartel que advierte que si alguien lo intenta vender, es una estafa y deja un teléfono.

Sobre el modus operandi, denunció que los estafadores utilizan distintos nombres y se presentan como los propietarios de los inmuebles. “De eso hay denuncia en la fiscalía”, ratificó.

“Hay certificaciones de firmas. Le quiero avisar a las escribanías, muchas conocidas de Tandil, que tomen recaudos porque esta gente trabaja con total impunidad, certifica la firma del mismo terreno varias veces. Si bien el contenido no tienen obligación de leerlo, estamos hablando de casos que van las mismas personas que firman y venden los mismos terrenos”, advirtió.

La víctima, que se organizó con otros damnificados para el seguimiento de la causa judicial, alertó a la población por algunas parcelas que maneja esta banda, como Portugal y Primera Junta, Iraola 284 (a una cuadra de Lunghi) y Entre Ríos 215, y sobre las cuales hay presentaciones en el fuero penal.

Piden que hagan
las denuncias pese
a las amenazas

“Hay montones, pero hay gente que además de ser estafada, luego los amenazan como para que no hagan la denuncia. Necesito que se haga público para que se animen a hacer la denuncia, con nombre y apellido (de los estafadores) porque es gente de Tandil”, sostuvo y alertó que se presentan en las escribanías con distintos documentos.

“Están usando medios con una logística que llama la atención, cómo obtienen información de terrenos fiscales o que tienen dueños que no están, y los venden”, señaló. Y como otro ejemplo, mencionó la venta del terreno de Iraola 284, donde el comprador era atendido en la puerta de la Municipalidad y se hacía pasar por empleado de la comuna para conseguir el engaño.

Pidió a aquellos que hayan sido engañados que “se animen a hacer la denuncia y se sigan formando pruebas, porque lamentablemente se están quedando con los ahorros de gente que trabajó toda su vida para obtener un lote”.

Entre las situaciones que vivieron los denunciantes, la fuente contó que en Entre Ríos 215 el comprador había tomado posesión y estaba cortando el pasto, cuando llegó el titular del inmueble. Además, hubo un caso que recibió hasta un recibo con un impuesto a su nombre, a pesar de haber adquirido un lote que nunca podría escriturar. También los engañaban con llamados que sería de La Plata, para avanzar con los trámites falsos.

Uno de
los casos

En cuanto a la denuncia del lote de Portugal y Primera Junta, el hecho ocurrió hace unos cinco meses. El propietario de la parcela se enteró porque alguien se acercó hasta su domicilio para consultarle sobre el inmueble que se ofrecía a la venta a través de internet y que sabía que era de él.

En ese momento, el legítimo dueño fue a la policía y a fiscalía para hacer una denuncia pero como no existía un delito, no pudo hacer nada. Fue así que decidió colocar un cartel en el mismo lote, alertando por posibles estafas, con su teléfono.

A partir de esa medida, lo llamó un damnificado que había caído en la trampa unas horas antes. El denunciante, que se presentó ante la Justicia, entregó 75 mil pesos a los falsos vendedores a cuenta del precio final y acordó abonar cuotas. En ese momento, las partes firmaron el boleto de compraventa y certificaron las rúbricas ante una conocida escribanía.

El comprador, al advertir que había caído en un engaño, radicó la denuncia, citó a los estafadores en su casa para hacer la segunda entrega de dinero y registró audios y videos sobre ese encuentro. Además, convocó a la policía para que tomara intervención.

De acuerdo a los datos que pudo confirmar este Diario, una de las cuestiones que sorprendió al dueño del terreno es que los estafadores contaban con la nominación castastral completa del inmueble y con el número de puerta que pide la Usina para hacer la bajada de luz o que brinda Obras Sanitarias para conectar cloacas y agua.

Por otra parte, se trataba de un lote con los impuestos al día, incluso pagaba por la obra de asfalto que se está ejecutando sobre Portugal, no está en sucesión ni mucho menos vacante y tenía mantenimiento de manera constante.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario