¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Cartas de lectores

El derecho a la educación

Señor Director:

Comienzo a redactar esto, y a la vez espero y deseo que se viralice lo que más se pueda y ojalá llegue al señor intendente Miguel Lunghi. Soy mamá de un alumno de la ENES (Escuela Nacional Ernesto Sabato), de primer año, en la cual luego del receso invernal solo tuvieron una semana de clases, o sea la semana entrante será la tercera consecutiva sin actividad.

Como mamá y seguramente no seré la única, mi preocupación a esta altura es mucha, también me angustia la situación, de saber y ver como tantos alumnos de una excelente institución están a la deriva, a la espera de una resolución, que lamentablemente por más optimista que quiera ser, no le veo un final óptimo a corto plazo.

Tuvimos una reunión de padres, docentes y directivos, en la que se nos informó de la terrible situación de la universidad pública. Yo me voy a referir a la de Tandil y por consiguiente, al colegio mencionado. Por supuesto, me solidarizo con los profesores porque entiendo su reclamo salarial y el justo pedido de actualización y ajuste del presupuesto a la misma, que es vergonzoso y alarmante lo que se les adeuda.

Dicho esto, necesito que el señor Intendente por favor intervenga ante el Estado nacional al que parecería no importarle absolutamente nada de la educación pública, porque no se puede permitir más que nuestros hijos estén perdiendo tantos días de clases y perdiendo uno de los derechos… El de recibir una buena educación gratuita y tener igualdad de oportunidades para su desarrollo intelectual.

Es muy triste y a la vez indignante estar totalmente desamparados como comunidad educativa, y creo que todos los padres queremos que estos jóvenes vuelvan a las aulas en lo inmediato, esto no da para más. No me interesa la política que pueda haber en el medio, solo exijo como mamá que se resuelva esta situación. No es justo que el resto de los estudiantes estén cursando y ellos estén observando como pasan los días, y al Estado no le importa nada, basta de manosear a la educación pública. Defendámosla. No permitamos el cierre de las universidades. Más unidos que nunca, ¡nuestros hijos de Sabato a las aulas ya!

Andrea Karina Andraca

DNI 22.614.676

Negligencia en la guardia del Hospital

Señor director:

El 28 de junio del año en curso, alrededor de la 1, a consecuencia de un accidente doméstico , mi hijo Fabián Ezequiel Rodríguez Lista, de 26 años, concurrió a la Guardia del Hospital con una herida punzo cortante en su mano izquierda por debajo del dedo pulgar. En la oportunidad, fue atendido por la médica de guardia Dra. Natalia Favella, según consta en la orden firmada para la compra de medicamentos, quien luego de revisar y limpiar la herida, procedió a suturar con tres puntos y recetar antibióticos.

Con fecha 31, al ver que la mano de mi hijo estaba demasiado inflamada y con evidente infección, opto por llevarlo al consultorio de mi médico particular Dr. De Castro, quien luego de interiorizarse del problema y de la medicación que estaba tomando, le manda a aplicar la vacuna antitetánica, reforzándole los antibióticos y analgésicos para bajar la hinchazón e infección de la mano. No obstante ello, el facultativo recomendó una nueva visita de control para el 3 de agosto.

Pasado el tiempo y al ver que la infección no cesaba, concurro nuevamente al Dr. De Castro, quien me sugiere concurrir de inmediato al Hospital, por considerar que debían reabrir la herida para atender la infección y extraer el pus.

Fue así que me presenté con mi hijo en el Hospital, donde le extrajeron mucho pus, le recetaron un nuevo antibiótico, indicándole que regresara con fecha 6 para un nuevo control.

Al llegar dicha fecha, nos presentamos nuevamente en la Guardia del nosocomio, donde al ver que la infección no se detenía, optaron por internarlo para realizarle estudios y evaluar más a fondo su herida. Al comprobarse mediante una tomografía computada que mi hijo tenía incrustado un objeto extraño en su mano, deciden intervenirlo quirúrgicamente, concretándose la misma el 9 de agosto en horas de la mañana, logrando extraerle de su herida un trozo de madera de más de 2 centímetros de largo.

Considero que el personal que atendió a mi hijo en su origen, lo hizo de manera híper negligente, haciendo responsable del mal accionar a la médica de guardia Dra. Natalia Favella por no haber advertido que en su herida tenía incrustado tamaño objeto, el cual seguramente sería palpable al tacto. Esta negligencia no se vio agravada debido a la preocupación y seguimiento constante por parte de la familia, que estuvo observando la evolución de la herida de la mano de mi hijo. De no haber sido así, la situación se habría agravado seguramente y la infección le habría traído mayires consecuencias como una posible gangrena y posterior amputación del miembro, o tal vez algo peor.

Por otro lado, este episodio, más allá de lo personal, le ocasionó al Hospital un cuantioso gasto innecesario por la internación de cinco días, con lo que ello trae aparejado (suero, medicación, atención, etc), más una intervención quirúrgica y el hecho de estar utilizando por cinco días una cama que podría haber necesitado cualquier otro paciente.

Este episodio netamente evitable trajo aparejado demoras innecesarias en la curación de una herida simple, que demandó una ingesta exorbitante de antibióticos por un lapso de casi diez días, sumado al gasto hospitalario y atención de médicos, enfermeras, mucamas, de los cuales rescato una buena atención a partir del momento de la internación de mi hijo.

Por lo expresado, solicito alguna sanción al facultativo médico responsable de tamaña irresponsabilidad, pues un hecho simple e insignificante como una simple herida que no reviste gravedad, si no se toma con la seriedad y responsabilidad que amerita, puede ocasionar severas consecuencias a una persona.

Hago conocer públicamente mi queja para que este tipo de situaciones no se reputa y mucho menos en una sala de emergencias, donde cada profesional o facultativo que en ella desarrolle sus tareas laborales las haga con la seriedad y responsabilidad que ameritan.

Rodolfo Fabián Rodríguez

DNI 16.924.028

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario