¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Cerraron el perfil “Al macho escracho Tandil” por amenazas a la autora

A través de un mensaje que subió la autora del perfil de Instagram que se había creado para exponer casos de abusos en la ciudad, se informó que no se continuará con las publicaciones por amenazas sufridas.

El Eco

Días después de la creación del perfil de Instagram llamado «Al macho escracho en Tandil», que logró una fuerte viralización por los contenidos compartidos y por la repercusión mediática lograda, se comunicó que no continuarán con el mismo por amenazas sufridas a través de mensajes privados.

“Compañeras: estamos pasando por un momento sensible y duro para todas nosotras. Lamentablemente todavía hay gente que no entiende la gravedad de la situación y como todo en este país se tapa con plata y abogados. Sigue existiendo el miedo, y soy mujer y también tengo miedo, así que debido a amenazas como ésta vamos a abandonar la página por un tiempo“, señaló en la publicación la autora del perfil.

Además, en el mensaje resaltó: “Sigan peleando, no nos callamos más. Sigamos compartiendo nuestros testimonios. Porque nadie tiene derecho a amenazarnos, tocarnos, violarnos. No es no. Las quiero y acompaño, siempre.
Sos cómplice de todos estos abusos, vos y tu plata. No nos van a callar, el sistema va a cambiar, ojalá nunca toquen a tu hija, a tu hermana, a tu amiga, a vos que me querés parar, a vos que me querés callar ya no hay vuelta atrás. Yo lo viví, yo lo pasé y hoy ese hdp sigue caminando libre. No vamos a ceder y acá voy a estar cuando me quieras llevar a un juez o decidas por las malas sacarme la vida. Voy a quedar en tu conciencia para siempre”.

Las amenazas

En la publicación que da cuentas del cierre del perfil, la autora expone mensajes privados enviados por un usuario donde la intimida por el accionar que venía llevando adelante.

“¿Sabés lo caro que te va a salir? ¿Sabés todos lo que conjuntamente estamos presentando las denuncias? Vos sólo tenés fotos de pendejas resentidas que cuentan cosas que no son ciertas. No podés hacer nada legalmente. Nosotros por grooming sí”, dicen los mensajes.

Además, el usuario en cuestión, continuó con su amenaza: “Vos le hacés el caldo gordo a las despechadas que te mandan para que publiques y el quilombo lo vas a terminar teniendo vos. ¿Te pensás que es joda? ¿Qué es una travesura? Es grave lo que están haciendo. Pero seguí boludeando con el iPhone que papi te compró que pronto hasta eso vas a tener que vender para pagar a todos los que escrachaste. Preparate porque alto quilombo se te viene”.

Grooming

La persona que le envió el mensaje privado a la autora de «Al macho escracho en Tandil» hace mención al grooming como herramienta para accionar legalmente sobre la persona que compartía las publicaciones.

En el sentido estricto, poco tiene que ver el grooming con una posibilidad de realizar una acción judicial.

Vale recordar que el grooming es la conducta o acción que realiza un adulto a través de Internet o medios digitales​ para ganarse la confianza de un menor de edad, con el objetivo de abusar y obtener beneficios sexuales del menor.

Siempre es un adulto quien ejerce el grooming. Estos adultos suelen generar un perfil falso en una red social, sala de chat, foro u otro, en donde se hacen pasar por un chico o una chica y entablan una relación de amistad y confianza con el niño o niña que quieren acosar. El mecanismo del grooming suele incluir un pedido de foto o video de índole sexual o erótica (pedido por el adulto, utilizando el perfil falso). Cuando consigue la foto o el video, comienza un período de chantaje en el que se amenaza a la víctima con hacer público ese material si no entrega nuevos videos o fotos o si no accede a un encuentro personal.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación tiene una herramienta práctica para conocer qué acciones se pueden realizar ante determinados casos que se llama: «Con vos en la web. Ser, estar y actuar seguros en internet» (www.argentina.gob.ar/justicia/convosenlaweb)

En uno de los apartados se publica información de interés del tipo de «¿Qué hago si publicaron noticias falsas sobre mi?» o «¿Cómo me doy cuenta si un perfil es falso en Facebook?», entre otros.

El perfil

La cuenta de Instagram invitaba a todas las mujeres que “hayan sufrido cualquier tipo de abuso”, que “sepan que pueden contarlo anónimamente haciendo pública la identidad del hombre para cuidarnos entre nosotras. No nos callamos más. Nosotras podemos, escracho al macho. Se va a caer, yo te creo hermana”.

Pese al poco tiempo que estaba vigente, la cuenta tenía más de cuatro mil quinientos seguidores y desde su creación acumulaba más de 65 publicaciones, en su mayoría son imágenes con capturas de pantalla sobre los testimonios de las seguidoras los cuales comparten de manera anónima.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Comentarios

Deja un comentario