¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con amplia y fuerte convocatoria se llevó a cabo el festival cultural en defensa de la educación pública

Denunciaron los dos años de paritaria salarial no resuelta a término y todas las problemáticas que viene sufriendo el sector docente de la provincia. Hablaron de presiones y falta de voluntad. Aseguraron que llegaron “hasta aquí de pie” y no abandonarán su lucha para sostener la dignidad de la comunidad educativa.

La convocatoria "Argentina es Educación" fue todo un éxito.

El Eco

Ayer desde las 15 la peatonal del centro fue testigo del encuentro “Argentina es educación”, que convocó el Frente de Unidad Docente Bonaerense de Tandil (Fudba) con gran éxito. Toda la comunidad educativa y público en general coparon el tramo de 9 de Julio entre San Martín y Pinto para demostrar su preocupación por la situación de  la enseñanza en la provincia, con un festival cultural.

Desde la Asociación de Magisterio de la Enseñanza Técnica (Amet), la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) y la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba) advirtieron que la educación pública viene sufriendo las consecuencias de un recorte presupuestario brutal, que se traduce en  un deterioro de la calidad educativa y de la equidad de quienes forman parte de la misma.

Por altoparlantes, los representantes locales de las diferentes organizaciones hicieron un repaso por la serie de complicaciones que vienen sufriendo desde el sector, remarcando que este es el segundo año consecutivo en el que no se resuelve la paritaria en término. “La gestión de María Eugenia Vidal ha insistido en una recomposición salarial que nos condena a estar por debajo de la línea de la pobreza, teniendo que afrontar una inflación excesiva que se traduce en el aumento de los alimentos, servicios y consultas médicas de IOMA, entre otros”, informaron los nucleados en Fudba.

Ante un público atento y expectante, también se refirieron a la indiferencia que soportaron mientras aguardaban por un acuerdo. “Cuando el gobierno fue obligado por la Justicia a convocarnos tuvimos que escuchar por quinta vez consecutiva la misma oferta salarial que vienen sosteniendo desde febrero, demostrando de esta manera la falta de voluntad para solucionar el conflicto”, enfatizaron.

Por otro lado, denunciaron las presiones que sufrieron muchos directivos los días de paro, como así también los ataques al derecho a huelga que tienen todos los docentes, desde  preceptores, maestros, directores y hasta los Inspectores de Nivel. Los mismos hicieron con la persecución ejercida, tanto por parte del gobierno provincial pidiendo nómina de docentes de paro como del Ministerio de Trabajo provincial. “Son prácticas persecutorias e intimidatorias, además de ilegales”, manifestaron.

En esta línea, explicaron que la cuestión salarial es solo una de las tantas razones por las que los educadores bonaerenses siguen sosteniendo una lucha sin tregua. Cabe recordar que este año desde las distintas organizaciones se han evidenciado y movilizado en demanda de mejores condiciones de trabajo y en rechazo de innumerables resoluciones que “atentan contra los derechos de los trabajadoras de la educación y la inclusión con calidad de los alumnos”. “Todas decisiones inconsultas y que pasan por encima de cualquier marco normativo vigente”, denunciaron.

 

La necesidad de visibilizar

 

Mediante la lectura de un documento, los educadores de la provincia unidos, enumeraron todas las razones por las cuales se movilizaron, lo siguen y lo seguirán haciendo.

“Nos movilizamos ante el intento de cierre de las escuelas de Islas, en el Tigre y de los Bachilleratos de Adultos”, asintieron en primer término. Además, agregaron que lo hacen para que se creen las Aulas de Aceleración que vienen a dar respuesta a la población estudiantil de entre 15 y 17 años, ya que en Tandil continúan batallando por el 50 por ciento faltante.

Destacaron que lo hacen también en contra de la aplicación de la  Resolución 1736/18, que pasa a los Equipos de Orientación Escolar (EOE) a Distrito, en vez de generar los cargos faltantes para cubrir las necesidades de las instituciones.

“Nos estamos movilizando en defensa de las escuelas técnicas para evitar que se materialice el recorte de casi 2000 horas de clase, y para solicitarle al Ejecutivo Municipal una Mesa de Diálogo en la cual definir las prioridades para invertir el Fondo de Financiamiento Educativo que llega cada año al Distrito”, subrayaron.

Asimismo, lo hicieron para que la Unidad Educativa de Gestión Distrital (UEGD) sea convocada de manera urgente y allí poder tratar y discutir todas las problemáticas que afectan a los centros educativos.

En tanto que señalaron que se seguirán manifestando porque el ajuste en la Educación de la Provincia de Buenos Aires “mata”. “La muerte de nuestros compañeros Sandra y Rubén fue el límite”. En la misma línea advirtieron que hace años vienen denunciando las condiciones en las que chicos y docentes asisten día a día a clases, que implica falta de calefacción, instalaciones eléctricas deficientes, problemas de filtraciones y aulas inundadas cuando llueve, caída de mampostería, falta y mal estado del mobiliario, pérdidas de gas, entre otras  cosas. “No podemos tolerar que la vida esté en peligro dentro de una institución educativa.  La Escuela debe ser un lugar seguro”, exclamaron.

En resumen, se están movilizando por formación, salarios dignos, mejores condiciones de trabajo, espacios democráticos para enseñar y aprender, y aseguraron que lo seguirán haciendo “hasta que este gobierno provincial entienda que la Escuela Pública es sinónimo de inclusión y ascenso social, porque es la columna vertebral de un país en desarrollo”.

“Hemos llegado hasta aquí de pie”, aseveraron, sosteniendo que seguirán en la calle, manteniendo la lucha y “defendiendo la dignidad y la escuela pública”.

  

La comunidad universitaria también en pie de guerra

Desde la Asamblea Interclaustro de la Universidad Nacional del Centro (Unicen), conformada por los gremios Adunce, Atuncpba, los Jóvenes Científicos de Unicen, la Federación Estudiantil y el Movimiento PreUniversitario, también dejaron a la vista sus preocupaciones, reclamos y exigencias.

“Creemos de suma importancia aunar los reclamos provenientes de cada sector en lucha, trascendiendo las divisiones, entendiéndonos como actores indispensables en el crecimiento, funcionamiento y permanencia de la universidad pública cogobernada, laica, gratuita, democrática y popular”, comunicaron.

Además, dejaron conocer su exigencia de que nunca más se atente contra la educación, cualquiera que sea su nivel ni los derechos como ciudadanos argentinos.

A continuación, detallaron una lista de repudios, que contempla el recorte de  tres mil millones de pesos a las universidades públicas, como el veto a la Ley de Emergencia Tarifaria aplicado por el gobierno nacional, el desfinanciamiento educativo, en todos sus niveles, y a la campaña de desprestigio a la educación pública.

Asimismo, hicieron hincapié en el rechazo a todo tipo de persecución política hacia todos los habitantes del país por expresar su opinión o ideología.

En consecuencia, exigieron el pago de los montos de la planilla B adeudados por el gobierno nacional a la Uncpba, y de otros compromisos presupuestarios obligatorios por ley. También requirieron “aumento salarial ya, para los trabajadores de la universidad, paritarias libres y sin techo, por encima de la inflación”.

Hicieron referencia a la necesidad de continuidad y finalización de las obras de infraestructura y el mejoramiento edilicio, como también a la negativa ante el recorte presupuestario en los organismos de ciencia y tecnología. A la vez que apuntaron hacia el sostenimiento, mejoramiento y financiamiento del sistema de políticas de bienestar estudiantil, tanto en los estudiantes preuniversitarios como universitarios; pidiendo además que los programas de ingreso, permanencia y graduación no sean tenidos en cuenta como variable de ajuste, mientras que apuntaron a la implementación del boleto educativo gratuito.

Por último, convocaron a “toda la comunidad a defender la educación pública como derecho social”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario