¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con la Guardia de Honor comenzó la conmemoración por un nuevo aniversario del fallecimiento de San Martín

En el El Cerrito se lleva a cabo la tradicional ceremonia, con la agrupación Criollos del Tandil custodiando el monumento. Hoy se realizará el resto de las actividades previstas por el 168vo. aniversario de su paso a la inmortalidad.

Rody Becchi

Como sucede todos los años, en la jornada de ayer dieron inicio los actos por la conmemoración del fallecimiento del general José de San Martín, con la tradicional entrega de la Guardia de Honor a la agrupación Criollos del Tandil. La misma se llevó a cabo en el monumento al prócer, situado en El Cerrito.

En medio de la vigilia, a un costado del cerro, un grupo de personas compartió un grato momento mientras el fuego fue asando la carne y los embutidos fueron servidos a los presentes.

El presidente de la agrupación Criollos del Tandil, Néstor Alem, señaló que “la guardia de San Martín hace 37 años que empezó, y vinimos a este lugar a las 17, cuando el Ejército junto a la presencia del Intendente nos hizo entrega de la guardia”.

Detalló que “al momento de recibir la guardia, ponemos dos personas con sus caballos y las acompañamos toda la noche. Para nosotros ya es una tradición, de los cuales he venido en la gran mayoría”.

Alem detalló sobre la preparación de “un rico asado que vamos a disfrutar entre todos”, para luego añadir que “la noche está espléndida, diría que es excepcional teniendo en cuenta que hemos realizado la guardia con lluvia, mucho frío, heladas, y siempre hemos estado, incluso con algún temporal fuerte el fuego siempre ha estado encendido”.

El vecino reflexionó que “para mí esta fecha significa todo, cuando me entregó el mando Genaro Villar y me quedé a cargo le prometí a la nieta que llegaría a los 80 años, para lo que me queda un año. Pero mientras podamos vamos a seguir, aunque las cosas han cambiado. Antes este tipo de realizaciones se apoyaban más y hoy es otra cosa. Por ejemplo para el asado un poco de carne nos da el Municipio y el resto la ponemos nosotros con nuestra agrupación, que el venidero 8 de septiembre cumplirá 33 años de vida”.

 

Asociación Cultural Sanmartiniana de Tandil

El licenciado y presidente, Jorge Menéndez, se expresó en un comunicado sobre el paso a la inmortalidad del General San Martín, un 17 de agosto de 1850. Señaló que “hace 168 años, dejaba de existir en Boulougne Sur Mer el general San Martín, lejos de su querida patria americana, lejos de ver a los estados que había ayudado a organizar, transitar un derrotero de estabilidad y prosperidad y distante de su chacra mendocina, donde había proyectado terminar sus días”.

Indicó que “en sus 72 años de vida, sobrellevó todo tipo de peligros, a los 14 años de edad combatía en África contra los moros, se impuso a los ambientes naturales y sociales más adversos: el de Buenos Aires en 1812 en donde no tenía ningún tipo de relación social y se lo miraba con marcada sospecha por parte de las autoridades del Triunvirato, en su gloriosa Mendoza, en la cual desde su tierra árida, apartada y carente de recursos, montó uno de los ejércitos de montaña mejor abastecidos e instruidos de la historia militar, en las playas peruanas se ganó rápidamente el afecto y compromiso de miles de peruanos para ver caer Lima a sus pies sin disparar un solo tiro y por último doblegó con un estoicismo digno de imitar su atribulado y enfermo cuerpo: artritis, asma, úlcera, acompañaron a ese cuerpo de granito por mares, llanos y montañas”.

Menéndez recalcó: “Pero detrás del estadista y el hombre público, detrás del genial estratega militar, existió un cimiento inquebrantable de todo su accionar: una profunda y firme personalidad moral”.

Agregó que “el legado de San Martín nos interpela profundamente en un momento en que se habla de la pérdida de soberanía de los Estados Nacionales, de la globalización que erosiona las identidades colectivas, de las crisis de gobernabilidad, de la falta de calidad institucional y de la tan mentada crisis de valores. Su valor primario en su escala axiológica, fue el honor, sin el cual como tantas veces lo expresó, no era nada “ante la causa de América está mi honor, yo no tendré patria sin él y no puedo sacrificar un don tan precioso por cuanto existe en la tierra”.

Detalló que “solo un hombre público comprometido profundamente con una escala de valores y decidido a sobrellevar las consecuencias de tal decisión axiológica podía expresar las siguientes manifestaciones:

‘Como hombre público y privado he tenido siempre el derecho a ser creído’. ‘Ante la causa de América está mi honor, yo no tendré patria sin él y no puedo sacrificar un don tan precioso por cuanto existe en la tierra’. ‘Mi nombre es lo bastante célebre para que yo lo manche con una infracción a mis promesas’. ¿Quién se retira al silencio en su cenit, sino aquel que hace de la prudencia su mejor arma, que calibra las consecuencias futuras de un arrebato, que medita sobre la ruina de su prójimo?”.

Por último aseveró que “en esta ocasión de conmemorar su paso a la inmortalidad invitamos a todos los ciudadanos a poner en valor el inmenso legado sanmartiniano y a nutrirnos de sus convicciones como ejercicio de patriotismo y conciencia histórica. Todos podemos y debemos ser protagonistas de nuestra historia, como lo fue San Martín y los miles de luchadores que lo acompañaron”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario