¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con la procesión y la misa se celebró el día de la Inmaculada Concepción

Hubo un gran acompañamiento de comunidades parroquiales y fieles hasta el anfiteatro Martín Fierro, donde se celebró la misa. Raúl Troncoso dijo que “veo cada día mucha más gente acercándose a la Iglesia. Nosotros estamos trabajando con los niños que son el futuro”.

El Eco

Como cada 8 de diciembre Tandil veneró a su patrona, en lo que resultó un día de especial regocijo para los católicos. Las actividades se llevaron como estaban programadas y finalizaron con una multitudinaria misa celebrada en el Anfiteatro Municipal.

Durante la mañana de ayer, la imagen de la Virgen recorrió los centros de salud con internación. Por la tarde, frente a la Iglesia Santísimo Sacramento se congregaron todas las comunidades parroquiales con sus imágenes, instituciones, escuelas, colectividades, niños que tomaron esta año su primera comunión acompañados de sus padres y catequistas, y fieles. Juntos iniciaron la procesión hasta el anfiteatro Martín Fierro, rezando el Santo Rosario, en una jornada de sol radiante aunque algo ventosa.

La celebración de la Virgen María, patrona de la ciudad, contó con momentos de reflexión y oración, así como con una misa concelebrada y el acompañamiento de todos los chicos que aguardaban tomar su segunda comunión.

El padre Raúl Troncoso, antes de iniciar la procesión, habló con El Eco de Tandil y señaló que “hemos preparado la celebración de nuestra inmaculada patrona de la ciudad de la mejor manera posible. Caminaremos, como lo hacemos siempre, hasta el anfiteatro, donde celebraremos la misa y haremos la fiesta de siempre”.

Aseveró que “lo importante es que cada uno de nosotros recuerde en este día la presencia de María en el corazón de la Iglesia, de la familia y en cada uno de nosotros”.

Si bien el país está atravesando una compleja crisis económica, el párroco sostuvo que “la gente cree, porque una cosa es lo religioso y otra lo político. Cada uno respeta lo que cada una de las personas opta, pero la fe siempre se mantiene en todos los aspectos”.

En el día de la Virgen patrona de la ciudad, Troncoso fue consultado sobre cómo está la situación social, con la que él tiene mucho contacto. Detalló que “veo cada día mucha más gente acercándose a la Iglesia. Nosotros estamos trabajando con los niños que son el futuro. En la peregrinación que hicimos a Salta, éramos 25 sacerdotes y un millón de personas. Eso es uno de los índices que tenemos además del que vemos día a día que la gente se está acercando”.

La procesión se inició a las 18.16 y los participantes recorrieron las calles con cánticos, rezos e intenciones, hasta llegar al momento de la misa concelebrada en honor a la patrona de Tandil.

Con los niños

Raúl Troncoso, hombre de la fe que tiene un permanente contacto con el entramado social de la ciudad, profundizó en ese trabajo que se viene desarrollando con los chicos. Dijo que “con los niños lo que buscamos primero que se trabaje con los colegios, en cada una de las capillas y lógicamente la familia. El trabajo lo vamos haciendo de la mejor manera posible, de acuerdo a las circunstancias y al lugar donde se encuentre. Una cosa es el centro de la ciudad y otra son los barrios, aunque nosotros recorremos todo”.

Afirmó que “la presencia nuestra en los barrios es fuerte y sobre todo porque no sólo somos los sacerdotes, tenemos los diáconos, las familias que se dedican a trabajar en distintas cuadras”.

Navidad

La Navidad es otra festividad religiosa católica que se celebra el 25 de diciembre, en que los cristianos conmemoran el nacimiento de Jesús. Sobre la fecha que se acerca, reflexionó que “la gente la vive de la manera posible ya que la circunstancia del país no están propicias. Pero la gente a la Navidad la hace, teniendo poco o mucho se festeja”.

Si bien se levanta muy temprano y dedica los primeros instantes a rezar, Troncoso se define como una persona que “escucha mucho”, tras afirmar que “permanentemente durante cada día escucho a muchas personas con diferentes inquietudes”.

Con estos sentidos actos, la feligresía tandilense honró a la Virgen, le agradeció, y la veneró por ser la madre de Jesús y la patrona de la ciudad. Y finalmente, los chicos fueron protagonistas, al vivir su segunda comunión con el marco natural serrano del anfiteatro.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario