¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con menor intensidad, la tormenta provocó trastornos en distintos puntos de la ciudad

La tormenta que se desató este lunes por la noche y que se extendió durante toda la madrugada de ayer dejó en evidencia una serie de inconvenientes en distintos barrios de la ciudad, aunque con una intensidad menor respecto al temporal del pasado viernes 19 de mayo.

Calles en mal estado, caída de postes de luz y de árboles y ramas, interrupciones en el tránsito en la zona de Montiel y Marconi, fueron algunos de los inconvenientes causados por la tormenta que demandaron la atención de los servicios de asistencia.

En paralelo, nuevos cortes en el suministro de energía eléctrica afectaron a cientos de usuarios en distintos puntos y reeditó los reclamos ante la reiteración de fallas.

Desde la Usina Popular y Municipal de Tandil -SEM- desvincularon este escenario a falencias desde el punto de vista de la infraestructura y lo asociaron a los fenómenos climáticos que se registran.

Reclamos vecinales

El estado de la calle Portugal, entre Primera Junta y Piedrabuena, volvió a generar el descontento de la barriada frente a los pozos que se generan a lo largo del trayecto los días de lluvia.

Molestos, indicaron a este Diario que suele pasar la máquina por el lugar, pero que el inconveniente vuelve a aparecer con los días, por lo que reclamaron certezas en torno a una pavimentación proyectada.

En tanto, las quejas se multiplicaron por el modo en que quedaron algunas calles, ramas caídas, entre otros trastornos. Además, una vecina de la zona del arroyo Langueyú aseguró que si bien no padeció inconvenientes en esta tormenta, advirtió que “cada vez con menos cantidad de lluvia se desborda más rápido por toda el agua que viene de la ciudad y no termina de absorber”.

Destacó la limpieza del cauce por parte de los integrantes de la cooperativa de la Ctep y de una máquina enviada por la Dirección de Hidráulica provincial, que impidió repetir el escenario del mes pasado. “Trabajaron unos 15 días, mucho y muy bien”, valoró.

Por otro lado, mientras transitaba por la calle Ancavilú, en la zona del barrio Golf, el conductor de un Toyota Corolla requirió asistencia al quedar con el vehículo suspendido sobre uno de sus ejes en una grieta que se generó producto del agua que circuló por el lugar.

En consecuencia, ayer por la mañana personal de la Dirección de Vialidad trabajó en el lugar para poder retirar el rodado y solucionar el inconveniente.

Según señalaron los vecinos de la zona, cada vez que llueve “se forman interesantes lomas de tierra y barro” por una de las calles que es utilizada para acceder a la Ruta Nacional 226.

Intervenciones

En diálogo con El Eco de Tandil, el subsecretario de Protección Ciudadana a cargo de la Dirección de Defensa Civil, David Tifner, repasó los llamados que ingresaron a través de la línea gratuita y el protocolo de intervención llevado adelante en coordinación con los servicios de emergencia y las direcciones comunales correspondientes.

En primer término, un anegamiento en Montiel entre avenida Marconi y Mitre volvió a poner el foco en la zona frente a lo sucedido el mes pasado, donde las intensas lluvias provocaron el aumento del caudal de agua que ingresó en viviendas y comercios y causó caos en el tránsito, además de convertirse en una de las imágenes más llamativas de la jornada.

Allí, este lunes por la noche la acumulación de agua fue de cordón a cordón, por lo que personal de la Unidad de Policía de Prevención Local implementó cortes en las calles aledañas para evitar la circulación de vehículos.
En otro frente las acciones se trasladaron a la zona de Don Bosco, donde también un grupo de frentistas reclamó respuestas a propósito de los inconvenientes que padecen cada vez que llueve. El planteo llegó a la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas, que comprometió acciones en el corto y mediano plazo.

Sin embargo, personal del área se presentó ayer por la madrugada en un domicilio de Israel y Frondizi para apuntalar un terraplén con bolsas de arena que contuvo el agua y evitó el ingreso a una propiedad.

También se requirió respuesta ante la generación de baches en distintas cuadras, como en Trabajadores
Municipales y La Pampa, donde se colocaron vallas para impedir incidentes, y por la caída de postes de luz que demandaron la intervención de una cuadrilla de la Usina.

Tifner garantizó que no hubo familias evacuadas ni voladuras de techos, aunque indicó que efectivos del Cuartel Central de Bomberos acudieron a dos viviendas, una en La Movediza y otra en Las Tunitas, por el ingreso de agua.

Cortes de energía

El gerente técnico de la Usina, Guillermo Saab, repasó los cortes que afectaron un sector de Villa Italia norte y en la zona del paraje La Porteña, a la vez que atribuyó estos inconvenientes a las condiciones meteorológicas y no a problemas de infraestructura.

En el primer caso, se trató de una falla interna en la subestación de la exBuxton que, “hasta que pudimos detectarla, nos llevó un tiempo resolver” para restablecer el suministro.

Mientras que en el segundo, hacia el haras General Lavalle, se produjo el corte de un cable en un inconveniente que hasta ayer no se había resuelto dada la imposibilidad de acceso de los camiones de la distribuidora local.

Independientemente de la falla que presentó días atrás el transformador de Transba, que ocasionó cortes en toda la ciudad, el ingeniero admitió que “se está afectando la calidad del servicio” con estas interrupciones en el suministro eléctrico.

Asoció este esquema a las condiciones climáticas “distintas a la habituales” que se replicaron en el último tiempo en la ciudad, que resulta ser el principal factor “porque las redes están bien, no tenemos grandes problemas, fallas de equipamiento”, pese a que admitió que “tenemos más cortes”.

“Hay mucha descarga atmosférica y ráfagas de viento que no estábamos acostumbrados a tener en Tandil”, evaluó para explicar que el origen de los inconvenientes, en un 80 por ciento, responde a estas circunstancias.

De todos modos admitió que en una ciudad que crece “siempre hay que hacer inversiones para avanzar”, y ratificó que la Usina “nunca dejó de hacerlo”, aunque “quizás no con el grado que se debió haber hecho”.

Cayeron 95 milímetros
en el centro de la ciudad

Durante la noche del lunes y la madrugada de ayer cayeron 95 milímetros en el centro de la ciudad. En tanto, desde la estación meteorológica ubicada en la VI Brigada Aérea reportaron 73,3 milímetros de lluvias desde que comenzó la tormenta.

El registro de lluvias fue el siguiente:

Tandil 95 milímetros
Base Aérea 73,3 milímetros
De la Canal 80 milímetros
María Ignacia 80 milímetros
Campo El Escondido 87 milímetros
Tedín Uriburu 90 (hasta el mediodía)
Gardey 80
Colonia Mariano Moreno 70
Balcarce 60 milímetros
Necochea 60 milímetros
Mar del Plata 80 milímetros

Demoras en el servicio de
recolección de residuos

La Dirección General de Servicios del Municipio informó que debido a la tormenta eléctrica algunos de los recorridos nocturnos del servicio de recolección domiciliaria de residuos quedaron este lunes sin cubrir.
El titular del área, Claudio Fuentes, indicó que la decisión se adoptó este lunes por la noche cuando aumentó la actividad eléctrica durante la tormenta para “prevenir cualquier tipo de accidente de los trabajadores”, por lo que una parte de los recorridos nocturnos quedó “sin realizarse”.

Ayer por la mañana se retomó la actividad en forma normal, por lo que los servicios matutinos se cubrieron habitualmente y lo mismo se prevé para el turno nocturno.

Por último Fuentes pidió disculpas por los inconvenientes que se puedan haber ocasionado a partir de esta medida adoptada para “proteger a los trabajadores”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario