¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con miras al fortalecimiento del sector, pusieron en marcha el Plan Integral de Ordenamiento Porcino

La Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario, de Actis y Muñiz, fue escenario ayer por la mañana del lanzamiento oficial del Plan Integral de Ordenamiento Porcino Tandil, un trabajo desarrollado por los actores vinculados a la actividad y que busca fortalecer el sector y propiciar su crecimiento ordenado.

El encuentro estuvo encabezado por el intendente Miguel Lunghi, por el subsecretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ministerio Agroindustria de Provincia, Miguel Tezanos Pinto, y por el decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias, Rodolfo Catalano.

Además de productores y referentes del sector, participó el director de Asuntos Agropecuarios del Municipio, Francisco Gándara, que compartió con los presentes los principales lineamientos de la propuesta, el referente zonal de Agricultura Familiar del Ministerio Agroindustria de la Nación, Sergio Rumbo, y Marcelo Martínez, del Programa Ordenamiento Porcino.

De acuerdo al trabajo, la cadena porcina en Tandil experimentó un crecimiento vertiginoso en los últimos siete años y la creciente aparición de criaderos de ciclo completo y de modo intensivo como así también de pequeños productores, se vio acompañada por una “consolidación y crecimiento” del sector industrial, especialmente el correspondiente a la elaboración de chacinados y embutidos.

A pesar de este crecimiento, según las bases del programa, se detectaron algunas debilidades o aspectos negativos dentro de la cadena que atentan contra su propia dinámica y prestigio, entre las que se encuentra la imposibilidad de erradicar de manera definitiva los brotes de triquinosis.

Por tal motivo, los actores responsables del programa consideraron necesario elaborar un plan de ordenamiento de la cadena de valor porcina, que tenga por fin favorecer el proceso de crecimiento genuino a nivel local.

En efecto, con esta iniciativa se busca establecer un conjunto de medidas que abarquen y sean coordinadas para mejorar el estándar sanitario de criaderos, frigoríficos, elaboradores, intermediarios, comercializadores y demás actores implicados en la producción, elaboración y comercialización de los productos y subproductos de origen porcino; prevenir la aparición de focos de triquinosis tanto en animales como en seres humanos; favorecer la formalización del sector; desalentar la competencia desleal y asegurar la salud de los consumidores.

En el desarrollo del plan participó el Ministerio de Agroindustria de la Nación, el Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de la Provincia de Buenos Aires, Municipio de Tandil, el Senasa, INTA, la Mesa de Zoonosis local, la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Unicén, DOT (Denominación de Origen Tandil) y Aportan (Asociación de Productores Porcinos de Tandil).

Un sector en
crecimiento

En el inicio del encuentro, que incluyó varios paneles para exponer los puntos del trabajo, el intendente Miguel Lunghi expresó que en la jornada de presentación del plan integral “tenemos como objetivo común garantizar la salud humana, como derecho inalienable y como derecho fundamental de los ciudadanos que el Estado debe asegurar”.

En ese sentido resaltó el trabajo mancomunado de las instituciones públicas y privadas en la elaboración del programa, cuyo planeamiento “no solo permitirá armonizar esfuerzos humanos, técnicos y financieros en los distintos eslabones de la cadena, sino que además posibilitará una mejor calidad de los alimentos, permitirá el control y la erradicación de la triquinosis porcina”.

“Vemos con satisfacción y como un avance trascendente poder realizar un ordenamiento articulado sobre la producción porcina”, actividad que “viene creciendo día a día y que se ha posicionado como uno de los sectores más dinámicos de la agroindustria, proporcionando empleo en forma directa a más de 700 trabajadores”, enfatizó el jefe comunal.

Así, Lunghi puntualizó que una mayor atención en la producción primaria, en el tipo de alimentación, en la mejora de las instalaciones y en lograr que cada establecimiento tenga un plan sanitario, fortalecerá la producción, su crecimiento ordenado y la calidad sostenible.

“El desarrollo productivo y de nuestras comunidades, la construcción de territorios saludables y sustentables, es el camino trazado y en el que avanzamos a través del trabajo conjunto y coordinado. Sigamos en este rumbo y con el compromiso de renovar nuestros esfuerzos”, concluyó.

Un plan “sumamente
necesario”

A su turno, el decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias, Rodolfo Catalano, ratificó el acompañamiento de la unidad académica y destacó la creación del programa como elemento “sumamente necesario” para abordar la creciente actividad en la ciudad.

En ese sentido aseguró que la facultad “siempre está consustanciada con la problemática del sector”, y repasó el trabajo que docentes realizan desde hace varios años con distintas instituciones y productores porcinos de la zona y que en esa integración surge como preocupación fundamental la salud del consumidor en base al riesgo “de las infestaciones de animales con triquina”.

Por eso subrayó que buscan mantener una línea de transmisión de conocimiento hacia los estudiantes para que, cuando sean veterinarios, “sean agentes comprometidos con las problemáticas de la sociedad”, pero además, “atendiendo a las necesidades que plantea un productor”, se trabaja en cursos de capacitación para los profesionales, y pone a disposición los mecanismos de diagnósticos con que cuenta.

Agradeció la convocatoria para el desarrollo del plan piloto y ratificó el acompañamiento de la Facultad de Veterinarias en la puesta en marcha.

El respaldo de la Provincia

Para cerrar el primer panel, el subsecretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ministerio Agroindustria de Provincia, Miguel Tezanos Pinto, centró su discurso en la importancia en el desarrollo de proyectos en ámbitos comunales con integración del sector público y privado para que el Estado posteriormente pueda hacer su aporte.

Admitió que hallaron una “enorme falta” de iniciativas al asumir la gestión de Leonardo Sarquís y que a las comunidades “les ha costados muchísimo unirse y trabajar en común” especialmente tras la pelea del anterior gobierno con el campo. “Nos falta todavía fortalecer ese vínculo de confianza entre el municipio, la facultad, el sector privado y el gobierno”, resaltó.

En ese marco citó como ejemplo para avanzar esa lógica el caso de Tandil, una de las intendencias que “tomamos como modelo para muchas cosas”, donde una comunidad “muy activa” puso el eje en el impulso de un plan diseñado para la realidad local pero que tiene que ser emulado por otros distritos.

Tezanos Pinto anunció el apoyo del Ministerio de Agroindustria con fondos para la puesta en marcha del plan. “Eso es lo que tienen que hacer los gobiernos, respaldar los proyectos regionales”, certificó y resaltó como un aspecto de “alto impacto” que la comunidad haya elaborado esta propuesta.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario