¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con un novedoso proyecto, la Biblioteca Popular Sarmiento de Villa Italia se une con la Escuela Secundaria 1 de Villa Cacique

En sintonía con los trabajos junto a la comunidad que viene realizando la Biblioteca Popular Sarmiento de Villa Italia, realizará una prueba piloto con la Escuela Secundaria 1 de Villa Cacique. Se trata de un proyecto bastante novedoso en el que confluyen ambas instituciones con las nuevas tecnologías y la promoción de lectura.

En diálogo con El Eco de Tandil, el presidente de la biblioteca, Braian Urban, junto a Luis A. Ferreyra, director de la Secundaria 1 “Ministro Zarini” de Villa Cacique; y Helena Ardanch, profesora de prácticas del lenguaje dieron detalles del proyecto Lectubers.

-¿De qué se trata el proyecto?
Braian Urban: -El proyecto Lectubers es una idea que veníamos trabajando desde hace un tiempo. Este año decidimos realizar una prueba piloto con la Escuela Secundaria 1 “Ministro Zarini”, de la ciudad de Villa Cacique.
Se trata, por un lado, de promover la lectura, donde los estudiantes del nivel secundario producirán videos donde reseñen las obras y/o autores trabajados durante el año según los diseños curriculares correspondientes. Luego, cada video será utilizado en la plataforma comunicacional de la Biblioteca Popular Sarmiento y las instituciones participantes como insumo de promoción de lectura.
Por otro lado, ambas instituciones firmaremos un acuerdo marco de cooperación y asistencia. En el mismo dejaremos plasmados diversos compromisos referidos a la realización de actividades conjuntas. Además, nuestra institución pondrá en marcha un sistema de circulación de material literario a través de “valijas viajeras”.

-¿Cómo fue la recepción del proyecto y cuáles son las expectativas?
Luis A. Ferreyra: -El proyecto es una muy buena propuesta para captar la atención, el interés y entusiasmo de los alumnos de los primeros años de la educación secundaria. Permite articular las prácticas del lenguaje, la biblioteca escolar y la popular con las nuevas tecnologías. Con respecto a estas últimas, favorecen la construcción del uso responsable de las TIC en la secundaria.
En cuanto a las expectativas, considero muy importante que nuestra escuela pueda llevar adelante un proyecto articulado con una institución de relevancia como es la Biblioteca Popular Sarmiento. El entramado de experiencias lectoras y comunicacionales que se genera, enriquece el aprendizaje que brindamos. Por lo tanto estamos con toda la predisposición para acompañar el proyecto.

-¿Cuáles son los objetivos del proyecto y qué proyecciones realizan de cara al futuro?
BU: -Pensando en el futuro esperamos ampliar el proyecto e incorporar a otras instituciones educativas y de la sociedad civil en el partido de Tandil, en particular, y el Centro de la Provincia de Buenos Aires en general.
Esta experiencia tiene tres objetivos complementarios. En primer término, acercar el mundo de las nuevas tecnologías al mundo de la literatura y los libros. En este punto me gustaría resaltar que la tecnología y la literatura no son necesariamente enemigos o contraposiciones. Hoy los chicos leen en diversos soportes, algo que no sucedía hace 15 o 20 años. Por ejemplo, muchos lectores jóvenes comienzan a leer sagas a través de foros o espacios virtuales donde se realiza crítica literaria; o se interesan luego de ver una serie en YouTube; etc. Las relaciones con la literatura son más complejas, pero siguen estando y formando parte de los jóvenes.
Además, más allá de las nuevas tecnologías, que atraviesan por completo nuestras vidas en sociedad, sigue existiendo algo del orden de lo fantástico, o de lo humano que no ha muerto: la sorpresa y el encanto frente a un nuevo mundo que habilita la literatura. Uno puede ver la evolución de ese niño que se encuentra frente a una buena historia, un buen relato. Por eso digo que el encuentro mágico con la literatura (algo similar a un despertar) no ha muerto. Lo que sí se vuelve más complejo es “competir” con otras atracciones, ahí radica el desafío de los docentes, bibliotecarios, promotores de lectura, bibliotecas populares, centro culturales, etc.
Segundo, proyectar la Biblioteca Popular Sarmiento en términos de referencia y trabajo regional. Específicamente en ámbitos rurales en el Centro de la Provincia de Buenos Aires.
Tercero, profundizar el vínculo entre Biblioteca Popular y establecimientos educativos.
Por nuestra parte, es una experiencia muy interesante. Además, quiero resaltar el compromiso de la escuela, sus directivos, docentes y estudiantes. Creemos que esto es el comienzo y esperamos seguir trabajando de manera conjunta.

-¿Cómo se trabaja en el aula?
Helena Ardanch: -El proyecto Lectubers tiene como objetivo que los adolescentes recomienden libros de literatura universal de la biblioteca para que otros lectores puedan acercarse y disfrutar de ellos. Para que este objetivo se cumpla el paso previo fue la recomendación dentro del aula destinada a los compañeros, quienes realizaron sugerencias respecto al vocabulario, la expresión oral y gestual, como así también sobre las fortalezas individuales que fueron aprovechadas para enriquecer todas las recomendaciones. Este intercambio “en confianza” favorece el trabajo colaborativo en torno al proyecto común y brinda seguridad al momento de realizar la filmación, etapa que estamos transitando en este momento.
Para la filmación, los chicos se organizaron en pequeños grupos en los que cada integrante, de forma rotativa, asume un rol: lectuber; encargado de cámara; y director/ asistente de cámara. En este momento es cuando se pone en juego lo referente al contenido visual y sonoro, que los chicos sobreentienden crucial para lograr el propósito comunicativo. A medida que el contenido se produce, se van editando y para esto utilizamos el programa moviemaker, disponible en las netbooks educativas. Este supone un nuevo momento de exploración e intercambio de conocimientos entre quienes ya han experimentado o utilizado el programa y quienes todavía no lo han hecho. La última etapa del proyecto consistirá en la difusión periódica de las recomendaciones en las redes sociales de la institución.
En síntesis, cuando el trabajo en el aula supone la utilización de nuevas tecnologías es sumamente dinámico porque, además de poner al servicio del contenido una herramienta conocida por los alumnos, genera un aula cooperativa, de intercambio y actualización constante de conocimientos.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario