¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Construirán un sumidero para evitar el estancamiento de agua en Azucena entre Formosa y Los Rosales

Vecinos de la calle Azucena, recién pavimentada, entre Formosa y Los Rosales, convocaron días atrás a El Eco de Tandil para hacer público su reclamo por el deplorable estado de la arteria exigiendo “soluciones porque hace meses que sufren las consecuencias de una obra que se hizo mal y que ahora que se arregló, parece no haber resuelto los problemas”.

Uno de los problemas que dejó la pavimentación de Azucena fue que el agua no escurría, quedando acumulada en la cuadra y hasta incluso ingresando en casas y el negocio de una vecina.

Quienes habitan esa zona de la ciudad dijeron que “en principio los funcionarios municipales no reconocieron que la obra se había hecho mal, luego admitieron el problema, rompieron el cordón cuneta de la cuadra y lo hicieron de nuevo. Eso fue a principios de abril y dos meses después con el cordón cuneta hecho nuevo, se sigue acumulando el agua en la calle”.

El director de Pavimentación y Desagües Pluviales, Sergio Vergara, atendió a este Diario y explicó lo que ocurre y cuál será la solución que se les brindará a los vecinos que han planteado el reclamo.

Comenzó expresando que “no se cuenta la verdad porque en Azucena entre Formosa y Los Rosales viene mucha agua, que no sé quién tira, y es agua servida. Sobre Los Rosales que es la calle perpendicular a Azucena con las últimas lluvias arrastró mucho sedimento que lo deposita en Azucena. Ahí se les dijo a los vecinos que se iba a realizar una mejora en cuanto al pavimento para darle una salida. Se hizo algo parcial y ahora se hará un sumidero”.
El funcionario precisó que “se hará algo como está enfrente porque vemos que es mucha el agua que arrastra tierra y queda en ese lugar”.

Poca pendiente

Según lo expresado por Vergara “el lugar tiene muy poca pendiente y no se lo pudo dar más porque las casas de enfrente hubieran quedado enterradas. Acá los umbrales condicionan el nivel del pavimento. Los vecinos hablan pero sin un conocimiento. El sumidero servirá para que el agua no quede estancada”.

Indicó que “el sedimento que se queda es porque hay poca pendiente y están constantemente mandando agua a poca velocidad”.

Aseveró que “por supuesto que la solución hay que dársela a los vecinos porque están reclamando que esa agua acumulada drene, por eso se hará la obra del sumidero”.

Recordó que “en esta obra se tuvo que hacer el cordón cuneta nuevo para darle algo más de pendiente, por lo que ahora se hará el sumidero desde la zona que se cortó para adelante porque funciona bien. Esa media cuadra desde Los Rosales hacia Formosa tiene muy poca pendiente, si se le daba más y se levantaba la bocacalle las viviendas de enfrente quedaban enterradas. Ese es el verdadero problema. Por Los Rosales es donde baja constantemente agua servida y arrastra la tierra de la calle”.

Explicó que “al pavimento se le hizo un cordón nuevo con una especie de ranura para que el agua salga, pero el sedimento que viene por Los Rosales y dobla en Azucena se queda todo ahí, por lo que se hará y evacuará el sumidero”.

Plazos

El director de Pavimentación y Desagües Pluviales sostuvo que “frente al sumidero que hay y en donde el agua queda estancada se hará un nuevo sumidero. En cuanto a los plazos para concretar la obra esto comenzará, o en lo que queda de esta semana o a más tardar a principios de la próxima. Ya la empresa dio la orden para ejecutarla”.

Los vecinos que alzaron su voz en busca de respuestas, desde el Municipio han recepcionado la queja y en breve les estarán dando las soluciones que les permitan contar con el escurrimiento del agua que en la actualidad permanece durante varios días frente a sus hogares.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario