¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En forma pacífica, fueron desalojados los ocupas de los lotes en La Movediza

Ayer en horas de la mañana finalmente se concretó el desalojo de los lotes que habían sido tomados hace aproximadamente 20 días en Paseo de los Niños, entre Azucena y Navarro. El procedimiento, que incluyó un importante despliegue policial, se dio en forma pacífica.

Temprano por la mañana las siete familias que estaban tomando lotes en el barrio La Movediza palpitaban lo que estaba por venir. Ya los habían advertido de la inminente llegada de las fuerzas policiales y aguardaron en una tensa calma pero con una decisión ya tomada: que no hubiera violencia.

Así fue que alrededor de las 8 llegaron efectivos policiales de las cuatro comisarías de la ciudad, Caballería y GAD y se apostaron frente a los lotes tomados. El jefe distrital Rubén Frassi se acercó a dialogar con los ocupas para notificarlos de la orden de desalojo y ellos le expresaron su voluntad de retirarse en forma pacífica.

Así fue que las fuerzas policiales procedieron a  desmontar las precarias casas de chapa que habían armado en el lugar, además de los cercos perimetrales que los mismos ocupantes habían colocado, mientras que las familias poco a poco fueron retirando sus pertenencias.

A su vez, se hicieron presentes en el lugar el director de Asuntos Legales Juan Martín Pissani, la directora de Niñez, Adolescencia y Familia, Virginia Ramírez y el subsecretario de Desarrollo Social Pablo Civalleri, quien habló con cada una de las familias para analizar qué ayuda podría darles el Municipio. Finalmente, después de unas tres horas, el predio quedó despejado de toda presencia.

web_desalojo-

En forma pacífica

El titular de la Jefatura Distrital de Policía, Rubén Frassi, explicó que se desarrolló el desalojo “en forma normal y pacífica, que es lo mejor que puede haber”.

“Estamos haciendo esto en relación a una causa que se inició en la fiscalía por una denuncia que hizo al Municipio, a través de la oficina de Legal y Técnica. Recibimos la orden ayer (por el viernes) a última hora con la autorización para realizarla a partir de las 8 de hoy (por ayer)”, puntualizó.

En tanto, resaltó que “mi criterio es tratar de que no suceda absolutamente nada violento, por ende entablamos diálogo con la gente que estaba usurpando los terrenos, le explicamos que teníamos la orden de desalojo compulsivo. En ningún momento hubo ninguna confrontación y a raíz de eso se desarrolló todo en forma normal”.

 

“Es injusto”

Por su parte, los referentes barriales Andrea Olivera y Fernando Membrilla explicaron que los ocupantes de los lotes “no quieren violencia” y por eso decidieron retirarse sin ningún tipo de enfrentamiento.

Olivera sostuvo que “decidieron hacerse un ranchito con lo que tenían y estaban prácticamente durmiendo a la intemperie, con frío, sin comida. Nosotros les trajimos algo para comer. Se hicieron presentes los funcionarios ahora que todo está levantándose lamentablemente”.

Y Membrilla afirmó que “gracias a Dios los chicos pacíficamente aceptaron el trabajo de la Policía, que vino con muy buena predisposición, no vino a  un choque, sino a dialogar”.

Asimismo, hizo hincapié en el “precedente que está sentando esto, que son terrenos fiscales, y el Municipio desaloja un sábado, una medida increíble que no se puede entender sobre terrenos que son del Estado, de todos  los ciudadanos en definitiva”.

“Más allá de que no es la forma, no apoyamos las cuestiones delictivas pero sí el reclamo a tener un pedacito de tierra, a que los chicos puedan hacerse su futuro, y la verdad es que Pablo Civalleri me dijo que no me va a recibir a mí porque los chicos quieren ir conmigo para que los asesore. Un funcionario público me está diciendo que no me va a atender. Es indignante”, manifestó.

Andrea Olivera cuestionó que Civalleri les dijo que “estos lotes se tienen que sortear entre varias familias, más de cien, y que ellos no lo van a designar a dedo, cuando nosotros sabemos perfectamente que más de una de las casas de las que han sido adjudicadas en el barrio La Movediza fueron asignadas a dedo”.

“Es injusto que se hagan tantas plazas, asfalto y no le den una vivienda digna a estas familias que realmente lo necesitan”, fustigó.

 

El encuadre legal

Membrilla aseguró que “estas familias no tienen dónde ir con sus hijos, así que nosotros les vamos a dar lugar en nuestra casa hasta tanto puedan resolver esta situación. Nos vamos a achicar como familia porque ellos no tienen dónde estar verdaderamente, con criaturas, con este frío no pueden estar en la calle”.

Indicó que se trata de siete familias, nacidos y criados en La Movediza. “Son chicos de trabajo, habíamos ofrecido nosotros una bloquera que tenemos por un acuerdo con el Municipio para hacer los bloques para que construyeran su vivienda digna. Habrá mucho por delante, esto no va a quedar acá, vamos a ir agotando todas las instancias, para que estos chicos, como tantas otras personas que necesitan, puedan acceder a la tierra, a un derecho que es constitucional”, enfatizó.

En tanto, Andrea Olivera explicó que hablaron con Martín Pissani acerca de la denuncia en sí quien les informó que se formuló como “usurpación” y en ese sentido, Olivera cuestionó que “está mal fundamentada”.

Y argumentó que “usurpación es cuando uno rompe una cerradura, cuando se mete a la fuerza, el juez dictaminó desalojo porque se caratuló de ese modo. Acá no hay ninguna vivienda, no rompieron nada, no se metieron a la fuerza”.

 

Sin precedentes

En ese contexto, Membrilla sostuvo que “la usurpación es un delito penal y en este caso es una toma de lotes. Vamos a hacer las presentaciones legales correspondientes para que el juez fundamente el dictamen de por qué el desalojo compulsivo un día sábado, una determinación tan rápida”.

“Esto es algo que no tiene precedentes, hasta ahora nunca se hizo un desalojo en terrenos fiscales sin que haya siquiera una mediación previa”, manifestó.

Y criticó que “ellos nos plantearon que no van a acceder a ninguna medida de extorsión, que mientras estuvieran ocupando los terrenos no les iban a dar ninguna solución y la mayoría de las familias ya se había dirigido a Desarrollo Social y no les habían dado una respuesta. Esto que está pasando acá no tiene precedentes y los fundamentos son bastante turbios”.

“Es una falsa denuncia porque ellos no rompieron nada, van a tener que rendir cuentas de por qué lo caratularon como usurpación”, finalizó Olivera.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario